Velocidad, derrapes y destrucción

6133

El conocido juego de rallies de Codemasters se transforma, pasando a ser un juego de acción en el que la agresividad al volante será nuestra mejor baza para enfrentarnos a los rivales.

Hasta ahora, cualquier aficionado a los juegos de velocidad sabía, más o menos, qué iba a encontrar en un juego de la serie Dirt. Incluso después de que el juego fuera rebautizado tras la muerte del piloto Colin McRae. Pero eso va a cambiar. Para entender la nueva entrega de la saga que ya está desarrollando Codemasters, es importante olvidar todo lo que sabemos de los juegos de rallies convencionales. Showdown no será un capítulo más en la historia de la serie, sino una especie de spin-off que partirá de un comienzo distinto: velocidad, acción y espectáculo.

El espíritu de Destruction Derby

Pues sí, lejos de seguir su estilo más o menos habitual, la franquicia Dirt va a hacer un giro de ciento ochenta grados y apostar por la destrucción. A lo largo de este juego, ya no será tan importantes eso de arañar segundos al cronómetro o tomar las curvas lo mejor posible. En su lugar las envestidas, los golpes y todos los trucos que podamos imaginar serán el pan nuestro de cada día. Sí, un poco en la línea del clásico de PSOne Destruction Derby.

Por lo que sabemos hasta el momento, Dirt Showdown contará con varios modos de juego, que diferirán bastante entre sí, si bien mantendrán como rasgo común la espectacularidad y la contundencia. El primero de ello será el más “normal”, con carreras que nos medirán a otros pilotos que no nos pondrán las cosas nada fáciles. Y no hablamos de tramos de rally típicos, sino de circuitos cerrados en los que casi cualquier cosa estará permitida para llegar el primero a la meta. Incluidos saltos, obstáculos, etc.

En segundo lugar, encontraremos un modo directamente llamado Destruction Derby. Este, tal y como su propio nombre sugiere, nos pondrá en pistas limitadas, en las que tendremos que competir con otros vehículos. ¿Y cómo? Pues “dándonos leña” hasta que solo uno quede en pie y los demás no sean más que chapa aplastada y humeante. Atractivo, ¿verdad?

Por último, el juego nos permitirá dar rienda suelta a nuestra vertiente más “libre” de conducir, por circuitos algo más amplios en los que podremos llevar a cabo todo tipo de filigranas al volante. Lo dicho, un juego variado, lleno de emociones fuertes y que nos permitirá descargar toda nuestra agresividad al volante. Pero ni rastro de rallies por ninguna parte, para bien o para mal, conviene que quede claro.

Por otro lado, Dirt Showdown será, incuestionablemente, un título de contrastes. Por un lado tendremos un estilo arcade de conducción, sencillo; pero eso no quitará que estemos ante un juego relativamente realista. Codemasters no quiere hacer un Mario Kart, sino un juego donde todo desprenda contundencia extrema. Aún así resultará rápido y muy fácil aprender a conducir los vehículos. ¿Un lanzamiento donde echarse partidas rápidas y vertiginosas? Es bastante probable…

Lo que sí será auténtico serán las ciudades que visitaremos. O sus nombres, mejor dicho, porque en realidad aunque tengamos que recorrer lugares como Londres, Miami o Tokio, lo haremos dentro de recintos especialmente preparados para albergar competiciones tan duras como las que viviremos en el título.

Los coches, por su parte, no serán reales, pero lo parecerán. Por motivos obvios, los desarrolladores no han podido utilizar modelos de marcas auténticas, pero aún así habrá una razonable variedad de vehículos, y todos se comportarán de forma creíbles sobre el terreno. No en vano, Codemasters es uno de los estudios más en veteranos y en forma a la hora de crear juegos de conducción desde la época de los treinta y dos bits.

Con respecto a los gráficos, estos también apostarán por el realismo, presentando coches y circuitos muy bien desarrollados, así como un trabajo de colisiones y daños a la altura de las circunstancias. Y es que, como es lógico, la espectacularidad tendrá más importancia aquí que en los anteriores Dirt, por lo que los programadores se están esforzando al máximo para transmitir al cien por cien toda la violencia de cada carrera.

Por supuesto, un juego de estas características ganará mucho en compañía. Dirt Showdown contará, tal y como se ha confirmado, con partidas tanto en una misma consola, como a través de Internet. Estas últimas permitiendo hasta que ocho usuarios distintos se vean las caras.

Primera impresión. Aunque en un principio se trate de algo muy diferente a lo que podríamos esperar de la serie Dirt, lo cierto es que este Showdown promete mucha diversión, piques antológicos y una jugabilidad a prueba de bombas. Una nueva experiencia que se alejará de las anteriores entregas de la saga, y recuperará la esencia del clásico Destruction Derby. Se pondrá a la venta la próxima primavera.

Publicaciones relacionadas

Cerrar