¡La emperatriz clama venganza!

7105

En AlfaBetaJuega hemos visitado las oficinas de Koch Media para probar su último juego desarrollado por Arkane Studios, Dishonored, y ya os podemos adelantar algo: estamos casi seguros de que nos encontramos ante uno de los juegos del año.

Nos vamos a andar sin rodeos: Dishonored es como meter en la batidora de nuestros sueños tres enormes juegos muy dispares: Bioshock, Assassin´s Creed y Metal Gear Solid.

Una mezcla divertidísima entre el sigilo, la habilidad, el asesinato y, por supuesto los poderes sobrenaturales. Los que hayáis jugado a los tres juegos sabréis perfectamente de lo que estamos hablando.

Los que no, vamos con la explicación: Dishonored no es un shooter, no es un título de disparos. Tenéis que recordar que un juego sea en primera persona y tengamos armas, no significa que sea un juego de acción.

Y lo vemos rápidamente en los primeros enfrentamientos que mantenemos con la guardia de la ciudad: si tenemos a tres tíos persiguiéndonos y decidimos enfrentarnos cara a cara contra ellos lo más probable es que sucedan tres de estas cosas:

1. Nos maten.

2. Gastemos un montón de inventario

3. Gastemos un montón de inventario y después nos maten.

Nuestro objetivo en el juego es completar una serie de misiones en unos entornos enormes con un montón de elecciones en nuestra mano y un sinfín de posibilidades para completar una misión.

Por ejemplo, en la fase que pudimos probar nuestro objetivo era localizar a una mujer de alto rango en la fiesta de disfraces que iba a celebrar y, o darle muerte u optar por sacarla de la fiesta viva para que otros pudieran hacerse cargo de ella.

Y claro, aquí arrancaba nuestra estrategia. Por ejemplo, podíamos armarnos hasta los dientes y poner nuestros poderes a punto y entrar por la fuerza a la fiesta asesinando a todo el mundo. No la mejor idea, cierto, pero viable.

O, aprovechando que siempre llevamos máscara nos acercamos hasta gente alrededor de la mansión, mantenemos una serie de conversaciones y nos daban una invitación para entrar en la fiesta. O poseíamos el cuerpo de una rata y buscábamos una rendija para entrar por un recoveco o…

 

Una vez dentro de la fiesta se nos habría una amalgama de objetivos primarios y secundarios y un problema mayor: en la fiesta de disfraces la mujer a la que teníamos en “tareas pendientes” no estaba sola: se encontraba la madre y una hermana, las tres con el mismo apellido y las tres tapadas con máscara. ¿Cuál sería? De nuevo tocaba decidir: o asesinábamos a las tres y nuestro trabajo nos iba a llevar o íbamos preguntando en la fiesta a diferentes personajes para que nos dieran pistas (las pistas nos solían costar un objetivo secundario).

Una de esas pistas nos llevó a hacer un delirante duelo a la antigua con pistola en el jardín de la mansión. Sabéis que hay un logro en el juego que será aliciente para los más hardcore que es completar Dishonored sin matar a nadie. ¿Cómo resolver esta situación? Muy sencillo: a la hora en la que él nos dispara, detenemos el tiempo con nuestros poderes, poseemos su cuerpo con nuestros poderes, le movemos con sus piernas hasta la trayectoria de la bala y nos salimos de su cuerpo. Objetivo cumplido.

¿Entendéis porque el juego es tan interesante? Es original pero sobre todo, ofrece una libertad con sentido (no siemplemente deambular como necios como en un típico sandbox mal programado) y todos los poderes que tenemos tienen una lógica y un momento perfectamente adecuado para cada situación, no son variantes por aportar una supuesta variedad.

Primera impresión. Dishonored va a ser uno de los títulos más sorprendentes del año, con más razón por ser una licencia completamente nueva. El único punto que podría torcer esta afirmación es que el resto de la historia no mantuviera el listón de la misión que hemos podido disfrutar.

Pero con un trabajo tan cuidado donde todas las posibilidades están cubiertas y todos los detalles perfectamente ensamblados con el añadido de estar completamente doblado y subtitulado al castellano… solo un mal golpe del destino o la deshonra podrían no hacer de Dishonored un título que resultará memorable para los jugones que apuesten por él.

———————————————————————————————————————————————–

– Juegos relacionados

Bioshock

Deus Ex: Human Revolution

– No te quedes solo en el juego

LibroOliver Twist de Charles Dickens

CanciónAnother Brick in the Wall de Pink Floyd

Película animadaCannon Fodder de Katsuhiro Otomo

Publicaciones relacionadas

Cerrar