Impresiones de la beta cerrada de Dissidia Final Fantasy NT – Batalla campal discontinua

11880

Las batallas arcade están de vuelta con un nuevo título de Dissidia Final Fantasy que ya hizo las delicias de los jugadores de PSP con dos grandes entregas que ponían sobre el plantel a los grandes personajes de todas las entregas de la saga para batirse en duelo. La fórmula resultó ser todo un éxito en sus dos entregas, por lo que la ocasión de poder ver este estilo de juego en PlayStation 4 se antoja de lo más golosa para los amantes de la saga RPG y de los videojuegos de combate estratégicos.

Con la beta cerrada de Dissidia Final Fantasy NT se ofrece la posibilidad de manejar a todos los protagonistas principales desde la primera entrega hasta la decimocuarta. Esto quiere decir que se puede jugar con el Caballero de Luz, Cloud, Terra, Lightning, Squall y demás personajes que protagonizaron sus respectivos juegos. Todos ellos, por supuesto, con sus características propias de las que ya pudieron hacer gala durante sus títulos y las anteriores entregas de Dissidia. Todo ello bajo una fórmula inédita hasta el momento: una batalla campal de seis personajes en pantalla al mismo tiempo divididos en dos bandos.

Renovarse no es nada fácil. Y más aún cuando se trata de trasladar una exitosa fórmula a un nuevo formato y con características diferentes. Y esto es lo que puede pasarle factura a Dissidia Final Fantasy NT, al menos por lo que ha podido verse en su beta cerrada que, a decir verdad, tendrá poco que ver con el resultado final, ya que solo se permite echar un pequeño vistazo a lo que será la vertiente multijugador.

Y lo cierto es que lo que propone esta nueva entrega es de lo más interesante. Una batalla de 3 contra 3 con personajes de Final Fantasy, uniendo sus habilidades y características propias es un cóctel que puede funcionar muy bien en el producto final, más aún en la parte narrativa para ver qué tipo de combinaciones obliga a utilizar el juego en este aspecto. No obstante, lo visto en su beta cerrada parecer estar destinado a un estilo de combate simplista y sin apenas dejar lugar a que los usuarios puedan personalizar estratégicamente los elementos que van a usar en combate. Al menos, en esta primera toma de contacto solo se ofrecían dos tipos de combinaciones, por lo que es fácil suponer que en la versión final del juego se ofrecerán muchas más posibilidades en este aspecto.

El componente estratégico adquiere otra dimensión en esta ocasión al contar con tres personajes en cada bando. No es necesario derrotar a los tres, ya que cada equipo cuenta con tres vida comunes, por lo que si un jugador es derrotado tres veces, la partida se dará por perdida aunque los otros dos sigan en pie e invictos. Por esta parte, hay que ser muy cuidadosos a la hora de conformar a los participantes del equipo y contar con personajes muy equilibrados para que los rivales no pongan en su punto de mira a un jugador en concreto. En este aspecto es una inclusión de lo más interesante.

La parte más negativa se encuentra en el matchmaking, que resulta eterno en algunas ocasiones para encontrar una partida decente y, como habrás podido comprobar si te has adentrado en esta beta cerrada, cuenta con un lag insufrible en algunas de las partidas que lo hacen totalmente injugable. En cuanto a esto es bastante pronto para hablar, ya que quedan más de cuatro meses para que el título vea la luz, pero sin duda es la peor nota de esta toma de contacto y que necesita un gran arreglo.

En cuanto a la jugabilidad, todos aquellos que disfrutaran de los dos títulos de PSP se sentirán como auténticos extraños en esta versión para PlayStation 4. Dissidia Final Fantasy NT rompe con los moldes de dinamismo (en cuanto a ataques) y variación de los mismos, ya que solo permite realizar un ataque básico con el botón cuadrado hasta que se carguen los tres ataques especiales, los denominados ataques recargados y que se realizan con triángulo. Con ellos se pueden utilizar diferentes habilidades para darle el componente rolero a las batallas. Además, cada personaje cuenta con sus característicos puntos de bravura que, al llegar a cero, provocarán la rotura de la misma y el aumento de daño que se recibe.

Por supuesto, también están de vuelta las invocaciones, entre las que se encuentran los míticos Shiva, Ifrit, Bahamuth u Odín; lo interesante en este aspecto es que la invocación se realizará conforme a la selección secreta de los tres miembros del equipo, lo que supone una auténtica sorpresa para loa rivales a la hora de recibirla y contrarrestarla.

Donde sí destaca fuertemente el título es en el aspecto gráfico. Es una absoluta gozada poder ver a personajes como el Caballero de Luz, Terra, Cloud o Finion con un aspecto tan mejorado y espectacular, como no se había visto nunca en un título de la saga hasta la fecha. Además, los escenarios, aunque son algo más pequeños de lo que cabría esperar, están cuidados hasta el más mínimo detalle lo que supone una gozada para lo visual, con elementos muy coloridos y reconocibles para los seguidores del universo Final Fantasy. Algo que también ocurre con la banda sonora, ya que se pueden escuchar temas de títulos como Final Fantasy VII, X, VIII Y XIII. Una maravilla también para el oído.

Juan Montes

Lo cierto es que esta primera toma de contacto con Dissidia Final Fantasy NT inevitablemente deja un poco frío a todo aquel que haya disfrutado de las entregas anteriores. Aún falta mucho para ver lo que reciben los usuarios con el resultado final, ya que quedan muchas modalidades por añadir y comprobar hasta dónde llega el sistema de personalización de habilidades. No obstante, lo visto hasta el momento se queda a medio camino y no alcanza el nivel demostrado en los anteriores Dissidia. Habrá que ver cómo avanza el desarrollo del título hasta el mes de enero de 2018 y si estas pobres sensaciones se convierten en un soplo de aire fresco al final del camino.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar