Endiabladamente divertido

12744

La mítica saga Doom está a punto de realizar su desembarco en la nueva generación de consolas y de PCs con una entrega que promete mantener todo lo que la hizo grande y novedades de peso. Hemos tenido la oportunidad de jugar en profundidad a la beta cerrada del videojuego de id Software y te contamos todo lo que puede ofrecer la vertiente multijugador del título.

Queda poco más de un mes para que podamos descender a los infiernos de Doom y disfrutemos del reinicio de una de las franquicias más influyentes de la historia de los videojuegos, que revolucionó por completo el género shooter en primera persona en PC allá por el año 1993. Ahora, casi un cuarto de siglo después, id Software se vuelve a encargar de un título que pretende mantener todo lo que encumbró a Doom y cubrirlo de decenas de novedades para atraer también al público más joven.

Este fin de semana hemos tenido la posibilidad de jugar unas cuantas horas a la beta multijugador cerrada del videojuego distribuido por Bethesda Softworks y queremos contarte todo lo que hemos podido ver, aunque te adelantamos que estamos ante un producto mucho más pulido que la alpha presentada hace unos meses y que nos dio tantos problemas de conexión hasta el punto de apenas poder participar en alguna partida suelta.

Estos inconvenientes han sido más que solucionados y hemos encontrado unos servidores estables y que casi no nos han hecho esperar para hallar partida en la que encadenar partida tras partida. Eso sí, en el desarrollo del juego online sí nos hemos topado con algunos jugadores con una conexión a Internet algo más inestable, lo que ha provocado que su personaje se desplace a saltos e incomode la experiencia al resto. Por supuesto, nos encontramos ante una versión en fase de pruebas, de modo que los chicos de id Software aún tienen tiempo de reacción para corregir estos pequeños errores.

Esta beta nos presentaba dos modalidades de juego que podíamos disfrutar en dos mapas diferentes. Los mapeados son tan infernales como espectaculares, aunque ya es cuestión de gustos determinar cuál es más atractivo o divertido. Gustos aparte, ambos escenarios presentan elementos comunes: nos referimos a unos interesantes portales que, al ser atravesados, nos sitúan en un punto completamente alejado del mapa; a zonas de saltos a las que debemos llegar si queremos conseguir beneficios arriesgándonos a quedar expuestos; o a grandes caídas a zonas recubiertas de lava que acabarán con nosotros en menos que canta un gallo.

En Doom no se regenera la vida, de modo que deberemos buscar por los mapas diferentes elementos que nos recuperen la salud, que nos ofrezcan blindaje adicional y que nos otorguen más munición para nuestro armamento. Asimismo, de vez en cuando aparecerá en el mapa un icono que proporcionará al jugador del equipo que antes llegue la alianza de un temible demonio durante un breve periodo de tiempo. Si es el rival quien se hace con él ponte a cubierto cuanto antes, porque este bicharraco es imponente y mortal.

En la modalidad Duelo a muerte por equipos competiremos en grupos de seis contra seis y deberemos alcanzar la cifra de 75 muertes en equipo para ganar la partida o dejar que se agoten los diez minutos para que venza quien más lleve en ese momento. Será complicado que ocurra esta segunda situación. Y es que el ritmo de Doom es tan increíblemente frenético que no existe tiempo de descanso. Todos los jugadores van armados con misiles, escopetas, rifles, granadas… Es difícil que no consigamos acabar con un buen número de oponentes.

En el otro modo de juego deberemos capturar las bases y defenderlas del enemigo. Parece clásico y lo es, pero tiene la particularidad de que estas bases van cambiando de posición constantemente a lo largo y ancho del mapa, de modo que no vale apalancarse en un sitio y esperar, sino que Doom se esfuerza en mantenernos en constante movimiento. Es interesante señalar que en cualquiera de las dos modalidades de juego podemos utilizar cada vez quereaparecemos diferentes bonus como poder ver la salud de nuestros enemigos o localizar con mayor facilidad pop-ups presentes en el mapa, aunque cada uno de estos llamados módulos de pirateo tienen un tiempo que se va agotando. Cuando se ha acabado del todo no podremos volver a usarlos en esa partida.

La otra gran bondad del título de id Software y Bethesda Softworks es su gran capacidad para permitirnos crear un personaje totalmente único. Son características no muy innovadoras, pero funcionan a las mil maravillas. Desde que consigamos el nivel 2 tendremos acceso a dos clases personalizadas que podremos customizar como más nos guste entre toda la oferta de armamento y habilidades disponibles (claro está, iremos desbloqueando nuevos ítems conforme subamos de nivel). En el nivel 13 desbloquearemos el tercer y último hueco de personalización de clases (al menos en la beta).

Asimismo, podemos cambiar y desbloquear gran cantidad de piezas de armadura para la cabeza, los brazos, el torso, las piernas y otras partes del cuerpo y cambiarles el color como prefiramos, de manera que lograremos, a la larga, que nuestro personaje sea completamente único en el demoníaco mundo de Doom.

La campaña de Doom será muy divertida, de ello no nos cabe duda. Pero lo que hemos podido jugar durante los últimos meses es su vertiente multijugador online y lo que hemos visto nos ha maravillado. Estamos ante un título frenético y divertido como pocos, donde no se permite un segundo de respiro y donde pararse es la perdición. La estabilidad de los servidores ha mejorado considerablemente y esta beta cerrada ha supuesto un subidón de hype para quienes ya esperaban con ganas el regreso de Doom. Abróchate el cinturón porque la velocidad y el desenfreno del título de id Software te harán enloquecer de diversión a partir del próximo 13 de mayo.

Joel Castillo

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Saga Doom


Doom es el reboot de la saga nacida en 1993

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar