Impresiones de la beta abierta de Dragon Ball FighterZ – ¡Luz, fuego, diversión!

 

Dragon Ball FighterZ consiguió captar todas las miradas de los jugadores desde que se presentara en el pasado E3 por todo lo alto. Un título de una de las franquicias de manganime más exitosas de todos los tiempos siempre genera una enorme expectación, pero en este caso, la firma de Arc System Works, le ponía un ingrediente aún más delicioso a la fórmula de los guerreros Z en el mundo de los videojuegos.

Y si la primera toma de contacto presagiaba que sería un videojuego a la altura de las expectativas de los fans más exigentes, ponerse a los mandos del título no hace sino aumentar estas impresiones y consagrar a FighterZ como uno de los mejores (si no el mejor) videojuegos que han existido hasta la fecha en lo referente al universo Dragon Ball. Pero en los argumentos que nos llevan a afirmar esto ahondaremos más adelante, aunque aún queda probar el producto final para ofrecer un veredicto, las sensaciones son inmejorables.

De lo que quedan aún algunas dudas es sobre el argumento original que presentará FighterZ. Si bien es cierto que ya se ofrecieron numerosos detalles en torno a qué gira esta nueva historia, en ninguno de los períodos de las betas se ha podido profundizar en ello, por lo que es una absoluta incógnita hasta el momento de probar el título de cara a su análisis. Por el momento, se conoce que el argumento tendrá varias ramificaciones diferentes en función de los personajes que se controlen y girará en torno a un enorme ejército de clones de los guerreros, que aparecerán para sembrar el caos después de que los héroes caigan inconscientes. Algo en lo que parecen estar implicados el Androide 16, la nueva Androide 21 y la organización Red Ribbon. Aunque, sus intenciones son un absoluto misterio.

Lo hemos dicho y no tenemos miedo de repetirlo: Dragon Ball FighterZ se presume como el mejor videojuego de la historia del universo de Akira Toriyama en la industria. Sus últimas impresiones previas a su lanzamiento oficial son sensacionales, teniendo en cuenta que en este período de prueba solo se ha podido disfrutar de la vertiente online. Y, a pesar de los problemas persistentes en la conexión de los servidores y de las limitaciones que ello supone respecto a lo que será el producto final, ese cosquilleo de que nos encontramos ante un título de una importancia sideral se hace patente desde el primer instante.

Las batallas de FighterZ son tan frenéticas como estratégicas, algo que conjunta a la perfección la esencia de lo que un videojuego de Dragon Ball debe suponer. Además, la fórmula de los combates tres contra tres aporta una frescura magnífica a la hora de hacer frente a los contrincantes y trazar las tácticas más adecuadas para hacerse con la victoria. Si alguien piensa que se va a topar con un videojuego machacabotones y que no ofrece ningún tipo de complejidad, está muy equivocado, porque FighterZ es un videojuego en el que el ensayo y error está a la orden del día y es necesario conocer muy bien las combinaciones de botones para hacer efectivos los golpes y las habilidades de los personajes.

De este modo, el reducido espacio en el que se desarrollan las batallas resulta fundamental para ofrecer unas dosis de acción como hacía mucho tiempo que no se veía en un título bajo la firma de Dragon Ball. En estos enfrentamientos huir del rival es una tarea prácticamente imposible, por lo que hay que preparar los puños y el ki para lanzarse a por el enemigo con todo lo que se tiene. Esto aporta un enorme dinamismo y una acción desmedida que obliga a tomar decisiones muy rápidas y hacer acopio de una habilidad descomunal con el mando en las manos. Algo que resulta maravilloso y que no hace sino recordar a los momentos más épicos del manga y el anime. Un trabajo formidable.

Respecto a los personajes que han estado disponibles en este último período de prueba se encontraban Nappa, Vegeta, Goku, Piccolo, Krillin, Célula, Androide 18, Freezer, Beerus, Kid Buu y Gohan Adulto, ofreciendo un roster de lo más variado y representativo de todas las épocas de Dragon Ball Z y parte de Super con la presencia de Beerus.

En lo que se refiere a las mecánicas de juego, FighterZ también dispone de una complejidad no apta para jugadores inexpertos en los videojuegos de lucha. Aunque cada personaje cuenta con tres tipos de ataques diferencias con los que elaborar brutales combos, entre los que destacan los ataques ligeros, los ataques de calidad media y los ataques potentes, también hay que tener muy en cuenta otro tipo de prestaciones y habilidades.

Algunas de las más importantes las determina la barra de ki que disponga el jugador, permitiéndole hacer evolucionar las habilidades del guerrero y poder contrarrestar golpes con la teletransportación característica de este universo o lanzar poderosas ráfagas de energía que produzcan un enorme daño al rival. Todo esto esgrimido sobre una combinación de botones específica que incluye la dirección del joystick o de la cruceta de dirección para determinar uno u otro ataque. Si quieres observar la tabla de los mismos, puedes hacerlo en la imagen que dejamos justo bajo estas líneas.

Por lo tanto, todo lo que ocurre en la refriega de Dragon Ball FighterZ está cimentado sobre la estrategia y el frenetismo. Con tres personajes en disposición, el jugador puede cambiar el transcurso de la batalla como considere. Cada uno de los combatientes puede ser sustituido de manera manual en todo momento, así como se puede disponer de los compañeros que no están en batalla a modo de asistencia para lanzar ráfagas de energía al enemigo y así poder repelerlo si se está siendo acorralado.

Esto, unido a una habilidad única, que permite potencia solo una vez por combate a uno de los luchadores para entrar en un modo “rage” permite disponer de grandes posibilidades que se adapten al método de lucha de cada usuario. Aunque más vale no bajar la guardia en ningún momento. Por otro lado, también es posible obtener las bolas de dragón durante el combate, permitiendo una ventaja a que las encuentre, que puede variar entre recupera la salud del personaje u obtener un nuevo ataque definitivo.

Materia aparte se sitúa el aspecto gráfico de esta propuesta que, posiblemente, es lo que más impresiona por encima de todo. Si a nivel jugable Dragon Ball FighterZ es soberbio, en lo referente a lo visual es sobresaliente. El aspecto que lucen los personajes, los escenarios, los ataques y todos los elementos que aparecen en pantalla es sensacional, por no mencionar las maravillosas animaciones trasladadas directamente desde el anime y el manga que a más uno le hará soltar una lagrimilla de emoción al comprobar el enorme y fantástico trabajo que han realizado desde Arc System Works en este aspecto.

FighterZ es frenético, como ya hemos dicho, pero también bello. Todo lo que se aprecia en los combates es una absoluta delicia para la vista, el uso de los colores y de la iluminación es brutal, aportando un ambiente épico que es más que necesario en este tipo de videojuegos y más si se habla de algo relacionado con Dragon Ball. Al mismo tiempo, todas las técnicas de cada uno de los personajes han sido recreadas con enorme acierto, así como los movimientos y actitudes de cada uno de ellos, totalmente reconocibles en cualquier momento. Sin duda, algo que se agradece con creces.

 En definitiva, FighterZ es todo lo que se puede esperar y más, teniendo en cuenta que aún quedan muchas prestaciones del título final que aún no se han dejado ver y que, posiblemente, aumentarán este hype y las enormes sensaciones que el juego ha ido dejando en los últimos meses. Una nueva aventura de los guerreros Z está a punto de comenzar y puede ser la más increíble que hayan recibido las consolas actuales y, posiblemente, el mundo de los videojuegos a lo largo de su historia.

Juan Montes

Aún es pronto para lanzar las campanas al vuelo con Dragon Ball FighterZ, pero todo apunta a que es un videojuego llamado a ser uno de los enormes protagonistas del año 2018 y de los más importantes en la historia de todos los títulos que se han recibido bajo la firma de Dragon Ball. Sus combates frenéticos, las estrategias que se pueden trazar en los enfrentamientos y la gran variedad de combatientes y modos de juego son las credenciales que necesita un juego de lucha de estas características.

En cuanto a la beta abierta se han podido apreciar algunas mejoras a nivel gráfico y en las mecánicas respecto a la pasada beta cerrada. Y, a pesar de los numerosos problemas que se han presenciado en la conectividad de los servidores, cuando se han mantenido estables no ha surgido ni un solo problema a la hora del transcurso de los combates, sin ningún tipo de caídas de framerate o similares. De este modo, lo que se espera para el producto final es un videojuego redondo y cargado de toda la acción que se puede esperar de Goku y sus amigos.

 

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar