Impresiones de la beta cerrada de Dragon Ball FighterZ – Más Dragon Ball que nunca

14687

Uno de los títulos más esperados de los primeros compases de 2018 es, sin lugar a dudas, Dragon Ball FighterZ. La nueva entrega de la archiconocida firma de Akira Toriyama llega de la mano de Arc System Works para devolver la máxima emoción de los combates de la saga Z que a tantas generaciones ha reunido con un estilo en dos dimensiones que encandila en todos sus sentidos.

La fórmula parece sencilla y muy recurrida, pero el trabajo realizado en este aspecto por la compañía es soberbio y las primeras impresiones que deja tras probar su beta cerrada son más que satisfactorias a nivel jugable. Habrá que ver cómo se desarrolla en el producto final, ya que contará con un nuevo argumento centrado nuevamente en la historia de los androides, con el número 16 como principal antagonista y la aparición de número 21 como la gran novedad de esta entrega. Desde luego, quedan muchas batallas por librar en el universo e los incombustibles guerreros Z.

En lo jugable, Dragon Ball FighterZ es todo lo que cabría esperar y más. Resulta una absoluta delicia sumergirse en sus combates y comprobar cómo se ha conseguido captar la esencia de lo que debe ser un título de estas características y el traslado tan fiel que se ha conseguido desde el manga y el anime. El aspecto que lucen los personajes es soberbio y las animaciones fluyen de un modo espectacular, tanto en los combates como en las escasas cinemáticas que se muestran antes, durante y después de los mismos. De hecho, la inclusión de las cinemáticas es uno de los aspectos que más impactan, ya que cuando uno de los luchadores se une a la refriega lo hace con una escena de introducción de lo más épica hasta alcanzar a su rival.

En cuanto a lo que es la beta cerrada en sí, FighterZ se basa únicamente en la modalidad multijugador online, permitiendo a todos los registrados en ella enfrentarse a otros rivales de cualquier parte del mundo para obtener las primeras impresiones de lo que será el título el próximo mes de febrero. Para comenzar, indica que hay que elegir el país desde el que se está jugando para poder seleccionar los servidores más óptimos y luego llega la creación del personaje predeterminado. Esto se realiza mediante una versión chibi y muy molona de los principales personajes del juego que están disponibles en la beta: Goku, Trunks, Vegeta, Célula, Freezer… Con ellos el jugador puede moverse a través de un escaso mapa de arena de torneo para poder participar en dichos combates.

Por el momento es lo único que ha querido mostrar Arc System Works, un escenario de Budokai Tenkaichi en el que esperar a que el sistema encuentre un rival tras registrarse en el combate. Y este es posiblemente el punto flojo de la beta cerrada, ya que el tiempo de espera para encontrar una partida en algunos momentos se hace eterno. En muchas ocasiones se extendía alrededor de cuatro o cinco minutos, lo que, teniendo en cuenta los horarios en los que se realizaban las pruebas, resultaba un poco exasperante para poder obtener todas las impresiones necesarias. No obstante, una vez se inicia el combate la conexión se mantiene estable y de manera fluida, lo que resulta un gozo mientras se desarrolla la acción.

Y entrando en el tema de los combates, cualquier aficionado a Dragon Ball quedará encantado con lo que tiene que ofrecer FighterZ. Especialmente el diseño de los personajes y el trabajo realizado en lo colorido de los mismos y los escenarios que luce realmente bien para la altura de desarrollo en la que se encuentra el videojuego. Por supuesto, los combates contienen todas las características que se esperan: acción, dinamismo, estrategia y poderosísimos ataques. Cada jugador cuenta con 3 personajes seleccionables, los cuales se pueden intercambiar a su gusto según las necesidades de la batalla, cuando cae uno de ellos, entra en escena el siguiente hasta que los tres caigan eliminados y se pone fin al combate.

En cuanto a las ataques son bastante variados. Cada personaje dispone de tres ataques básicos, uno de ataque débil para contrarrestar golpes, uno de tipo normal y otro de tipo fuerte, además de la guardia para frenar los ataques más potentes del rival. Aparte de estos, también hay otro ataque especial que son las características ráfagas de ki y los superataques como el Kamehameha de Goku o el Final Flash de Vegeta. Estos ataques consumen barras de energía que son acumulables con los golpes que se van asestando al rival.

Por supuesto, cada personaje tiene sus puntos fuertes. Mientras que Goku tiene un método de pelea equilibrado entre los ataques cuerpo a cuerpo y las ráfagas de energía, Gohan destaca en este segundo aspecto pero es algo más débil en el cuerpo a cuerpo; por su parte, el androide 16 es capaz de generar un enorme ataque devastador a cambio de entregar toda su energía de una sentada. Por lo tanto, el elemento estratégico cobra una gran importancia a la hora de utilizar a los tres personajes que están a disposición.

Sin duda es una gran primera toma de contacto que arroja algo de luz respecto a lo que se verá en el resultado final de Dragon Ball FighterZ. Los numerosos combos y las combinaciones de ataques trasladadas al milímetro desde el manga y el anime conforman un producto de lo más redondo y completo que apunta a ser uno de los lanzamientos más interesantes de todo 2018.

Juan Montes

La primera toma de contacto con Dragon Ball FighterZ ha sido sensacional. El trabajo que está realizando Arc System Works con este título es colosal y respira toda la esencia de la saga Z por cada una de las características que incluye. Todavía quedan algunos meses para poder disfrutar del resultado final del producto, pero si todo avanza del mismo modo que lo desarrollado en esta beta, conseguirá ser uno de los títulos más exitosos en la historia de Dragon Ball en el mundo de los videojuegos. Y eso son palabras mayores para una franquicia tan conocida como la nacida de la mente de un genio como Akira Toriyama.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar