Goku calienta los puños

¿A la tercera va a la vencida? Spike y Namco Bandai pretenden hacer bueno el dicho y llevar a cabo el juego de Dragon Ball definitivo con el que alegrar a los amantes de la serie las navidades.

Tras tocar techo en PlayStation 2 con la serie Budokai Tenkaichi, Dragon Ball ha visto cómo sus juegos han ido perdiendo el apoyo de la crítica especializada. Ciertos recortes incomprensibles de personajes y escasez de modos de juego, sumado a problemillas de cámara y cosas por el estilo han hecho que tanto Burst Limit como Raging Blast no terminaran de cuajar. Algo que el estudio Spike pretende subsanar con este regreso a las raíces.

Elevando su ki

Y es que la evidencia no puede ser más clara: hasta el nombre demuestra las intenciones del equipo, volver a alcanzar el nivel visto en Budokai Tenkaichi. ¿Y cómo pretenden lograrlo? Haciendo todo lo posible por sumar opciones, modos y personajes como para volver a estar a la altura de las expectativas de los aficionados.

Lo primero de todo está siendo optar por un sistema de combate más preciso. Es decir, por un lado se intentará llegar a un público más amplio, incluyendo secuencias de botones y cierto grado de automatización; pero por otro también se está intentando conseguir un estilo más profundo y estratégico; que los usuarios que quieran jugar de forma más superficial puedan, pero que tampoco la fórmula decepcione a los veteranos de los juegos de lucha. Para conseguir este equilibrio, Spike está trabajando en dotar a los combates de mayor profundidad y fluidez. De esta manera se intentará que sean un auténtico calco de la serie de televisión. Por supuesto, tampoco faltarán los ataques especiales ni una barra de energía que tendremos que ir rellenando previamente.

Más allá de la jugabilidad, el título apostará por un “más y mejor”. Por ejemplo, el número de personajes rondará los cien e incluirá a clásicos de la talla de Goku, Gohan, Krilin, Vegeta, Piccolo, Yamcha, Nappa, Tenshihan, Trunks, Freezer… y un largo etcétera. Además también se incluirán sorpresas como personajes sacados de Dragon Ball GT. Pero la mejor noticia a este respecto será el aspecto que cada luchador tendrá, ya que lucirán más artesanales y detallados que nunca. Tanto sus rostros como los trajes o los movimientos serán auténtico clones del anime.

Con respecto a los modos, destacará el de Historia. Este, según parece, volverá a estar ambientado en el periodo “Z” del manga original. Aunque aún no lo sabemos a ciencia cierta, por lo visto hasta el momento parece que esto incluirá desde la llegada de Raditz a la Tierra hasta la lucha final contra Célula. De todas formas, tendremos que esperar a que el juego vea la luz a final de mes para poder confirmarlo. En cualquier caso, sí parece que este modo va a hacer las delicias de todos los fans de la obra de Akira Toriyama.

Por último, Dragon Ball Ultimate Tenkaichi permitirá una interacción mayor con los escenarios, que podrán destruirse, al parecer, casi en su totalidad, igual que la ropa de los personajes. Todo con el fin de crear un ambiente más espectacular, para lo cual también se están puliendo mucho los movimientos de las cámaras, que serán más cinematográficos que nunca.

Aún es pronto para responder a la pregunta que nos hacíamos al principio del avance: ¿estaremos realmente ante el Dragon Ball definitivo? Todavía nos quedan unas semanas para saberlo, pero es verdad que Spike se está esforzando por aportar ideas que señalen en esa dirección. Ahora sólo falta esperar a ver si cuajan como es debido.

Publicaciones relacionadas

Cerrar