Cazar, o ser cazado

10379

En un panorama donde los First Person Shooter (FPS) dominan las estanterías de los establecimientos, todo el mundo quiere un pedacito del pastel que éstos se reparten, haciendo juegos con mecánicas similares a los que triunfan año tras año. Aquí es donde entra Turtle Rock Studios, un pequeño equipo que pese a tener una corta trayectoria, el que fue su primer juego triunfó en todo el mundo, ese juego era Left 4 Dead. Ahora quieren repetir la jugada trayéndonos su siguiente titulo, Evolve, que pretende revolucionar el juego multijugador con una premisa más que interesante, del que pudimos sentir en primera persona (nunca mejor dicho) todo lo que tiene que ofrecer cuando salga a la venta a finales de este año. Además, contamos con la presencia de Iain Willows y Scott Morrow, productores del título, que nos contaron con todo detalle lo que estábamos a punto de presenciar.

La propuesta que nos trae de nuevo Turtle Rock Studios va muy en la línea de lo que ofrecieron con Left 4 Dead, pero cruzando la línea en la que suelen moverse los juegos multijugador cooperativos. En Evolve se nos plantea un multiplayer asimétrico donde cinco jugadores se tendrán que enfrentar en partidas de cuatro contra uno, donde uno de los equipos encarnará a un grupo de cazadores en busca de su presa, mientras que el otro restante se pondrá en la piel de esa presa, en forma de monstruo gigantesco que irá evolucionando y ganando habilidades durante la partida. Tenemos pues en un mismo lugar lo que podríamos llamar juego cooperativo, ya que cuatro de los cinco jugadores tendrán que coordinarse y trabajar juntos para lograr su objetivo, pero a la vez compiten con el otro integrante del grupo por ganar la partida, que a su vez hará lo mismo, pero teniendo que enfrentarse al equipo de los cazadores.

Todos se moverán en un mismo escenario, que aunque en la versión final habrá bastante variedad entre la que elegir, nosotros solo pudimos probar un único mapa, que nos llevó a una frondosa selva, de enorme extensión, tanto horizontal como vertical, donde la orografía y los arboles configuraban una vista espectacular. En esta selva, los cazadores no solo tendrán que enfrentarse al monstruo al que tienen que dar caza, si no que ésta está llena de vida autóctona, cruzándose en su camino animales de todo tipo, desde herbívoros pacíficos, hasta imponentes criaturas muy peligrosas dispuestas a plantarles cara si se les molesta. 

La jugabilidad de Evolve cambiará dependiendo del equipo en el que nos encontremos, por ejemplo, si jugamos como alguno de los cazadores, ésta será muy parecida a la de los demás FPS, con vista en primera persona y un esquema de controles muy similar. En este grupo podremos seleccionar una de las cuatro diferentes clases del juego, cada una con nombre propio: Griffin el trampero, Markov el soldado de asalto, Val el médico y Hank el hombre de apoyo. Cada uno de los integrantes tendrá que tomar un rol diferente, siendo imposible seleccionar una clase que otro jugador ya haya escogido, ya que si no el equipo estaría muy desequilibrado, porque cada uno tiene un papel muy importante que jugar si no quieren que la misión se vaya al traste y se terminen convirtiendo en una cena inesperada.

Griffin, como trampero es el encargado de rastrear y capturar al monstro sirviéndose de las balizas de movimiento que pondrá por todo el mapa y que le avisarán si el objetivo se mueve alrededor de ellas. También llevará consigo un arpón que al disparar a la espalda de la bestia conseguirá limitar sus movimientos y retenerla unos segundos, algo muy parecido a lo que es capaz de hacer con la cúpula móvil, que podrá desplegar para encerrar al monstruo bajo un campo de fuerza, evitando su huida, y forzándolo a enfrentarse al resto de compañeros. Por último, contará con una pistola ametralladora que le valdrá como defensa, infringiendo altas dosis de daño a las criaturas que se le acerquen más de la cuenta.

En cambio, Markov es la fuerza bruta del equipo, ya que su misión es la de dañar a la bestia todo lo posible. Para ello lleva con él un rifle de rayos ideal para distancias cortas, infringiendo una gran cantidad de daño, mientras que si decide poner tierra de por medio, será capaz de seguir disparando gracias al rifle de asalto, más efectivo en largas distancias. Como muchas veces, para maximizar el daño que causa, tiene que acercarse temerariamente a la criatura, podrá defenderse por unos segundos de los ataques de ésta gracias al escudo personal que lleva, minimizando las heridas. Por si fuera poco, es capaz de colocar minas eléctricas por el suelo, que explotarán en cuanto el monstruo pase por encima.

La función de Val es bastante clara. Como médico, su misión será la de curar a sus compañeros, y para hacerlo se podrá valer de su pistola medica, con la que restaurará la salud del jugador al que este apuntando con ella, en cambio, podrá restaurar la suya propia y la de los demás usando la Descarga Curativa, que ayudará a todo el mundo que se encuentre dentro de su radio de acción. Disparando con su rifle tranquilizante al monstruo conseguirá ralentizar los movimientos de éste, facilitando un objetivo al resto del equipo o evitando una rápida huida de la bestia, que estaría en serios problemas si ha sido alcanzado por el rifle anti-materia de Val, que abre su coraza para que los cazadores puedan hacer más daño si disparan a esos puntos débiles

Por último, pero no menos importante, está Hank, que hará de apoyo para el resto del grupo, echando una mano ofensiva o defensivamente cuando los demás la necesiten. A su disposición está la Pistola Escudo con la que proporciona invulnerabilidad al compañero que se encuentre en su punto de mira, y si las cosas se complican y hay que huir, será capaz de desplegar su dispositivo de camuflaje, con el que hará invisible a todo aquel que se encuentre dentro de su radio de efecto, muy útil también si queremos aproximarnos sin ser vistos y pillar al monstruo por sorpresa. Pero si hace falta será capaz de unirse a la lucha gracias a su rayo cortante, con el que debilitará la resistencia del monstruo, cosa que hará enormemente si éste es alcanzado por el ataque aéreo mediante bombardeo que Hank podrá activar si el objetivo es claro, aunque sus usos estarán más limitados, tanto por la situación, y por el tiempo de recarga que tiene.

A parte de estar armados hasta los dientes para hacer frente a la bestia parda que tienen como objetivo los cazadores llevarán a su espalda un jetpack que les ayudara a moverse más fácilmente por todo el mapa, pudiendo cubrir grandes distancias en menos tiempo, o subir a las alturas para tener mejor visión y poder localizar antes a la presa.

El planteamiento y la jugabilidad se tornan muy diferentes cuando encarnamos al monstruo en cuestión, ya que pasamos a un modo de juego en tercera persona. Las habilidades de las que dispondremos serán distintas dependiendo de la bestia que escojamos de entre todas las que estarán disponibles, aunque solo pudimos jugar como Goliath en la demo que probamos, uno de los bicharracos más grandes y fuertes los que los cazadores tendrán que enfrentarse. Dentro del juego nuestro principal objetivo no será el de ir a por nuestros némesis humanos, si no que deberemos huir antes de que estos lleguen al mapa (contaremos con unos segundos de ventaja para hacerlo) y escondernos evitando cualquier enfrentamiento directo con ellos, sobre todo en las primeras etapas, ya que solo seríamos un objetivo fácil. Mientras tanto intentaremos alcanzar el nivel máximo de evolución en el menor tiempo posible, momento en el que nos convertiremos en un enemigo especialmente difícil de batir, y para hacerlo deberemos dar buena cuenta de la fauna local, devorándolos. Con cada presa que caiga bajo nuestras garras iremos aumentando nuestro nivel de evolución, el cual una vez completado nos hará cambiar de forma, dándonos una mejor resistencia y nuevas habilidades, pudiendo lanzar una llamarada por la boca cual dragón, lanzarnos contra nuestros objetivos con una fuerza descomunal, o lanzarles rocas desde la distancia.

Ser un monstruo descomunal no nos da la victoria automáticamente, como cabría pensar, si no que deberemos trazar una estrategia que nos permita evitar a los cazadores el tiempo suficiente como para que estos no lleguen a ser un enorme problema, algo que no será fácil porque éstos tienen muchas posibilidades de seguir nuestro rastro, ya sea siguiendo las huellas que dejamos con nuestras pisadas, los gritos de los animales cuando comemos, o las bandadas de pájaros que saldrán volando asustados por nuestro paso. Mientras que los cazadores ganan la partida dándonos caza, nosotros tendremos dos maneras de alcanzar la victoria: acabando con cada uno de ellos, o cumpliendo un objetivo especifico del mapa en el que estemos, por ejemplo, en la selva en la que nos movíamos teníamos que destruir un generador que mantenía protegidos a un grupo de civiles de una base cercana, ya que una vez hecho, estarían a nuestra merced para eliminarlos a todos.

Dentro del juego todo iba francamente bien, algo de extrañar ya que nos encontrábamos jugando a una versión muy temprana del juego, incluso al principio de cada partida la introducción se nos daba en forma de pequeñas imágenes estáticas dibujadas a mano. Gráficamente daba la talla de sobra, contando con unos detalles realmente trabajados, dándonos la sensación de encontrarnos en una autentica selva, donde ningún aspecto se ha dejado de lado. 

Pudimos probar cada una de las cuatro clases de cazadores disponibles, y en cada partida sentíamos que nuestro papel era clave para llevarnos la victoria, y con suficiente variedad para que cada jugador se identifique y se encuentre más a gusto con la forma de jugar de alguna de esas clases. Encarnando al bando humano la sensación de encontrarnos en una autentica misión de caza donde todo podía pasar era tal que la tensión era muy alta, todo el equipo sabía que debía trabajar unido si queríamos dar con el monstruo rápidamente, pero a su vez ninguno paraba de mirar a su alrededor por si se producía algún asalto inesperado

Algo parecido se podía decir cuando encarnábamos al monstruo, sintiéndonos en peligro constantemente, buscando nuevas presas para evolucionar antes de que los cazadores nos encontraran, ya que si lo hacían antes de tiempo, llevábamos todas la de perder. Una vez que alcanzábamos el nivel máximo, éramos tan poderosos que podíamos dedicarnos a jugar con los cazadores a nuestro antojo, aunque no nos aseguraba la victoria, es más, normalmente se nos escapaba ya que debido a la organización del bando contrario nos era imposible acabar con ellos. En este punto también hay que tener en cuenta la experiencia del jugador controlando a la bestia, porque cuando lo hacíamos nosotros la balanza estaba muy equilibrada, pero cuando Scott Morrow lo hacía, estábamos en clara desventaja, acabando con el equipo de cazadores en un tiempo récord y planeando estrategias donde no nos dejaba jugar como un grupo, algo que nos perjudicaba completamente.

Impresiones: Turtle Rock Studios nos presenta con Evolve una propuesta más que interesante en cuanto a los juegos multijugador se refiere, ya desde el mismo momento en el que conocíamos su existencia lo intuíamos, pero nos temíamos que la persona que encarnara el bicho estuviera en clara ventaja sobre el resto. Podemos respirar tranquilos, porque por lo que hemos visto en Evolve se ha alcanzado un gran equilibro entre ambos bandos. La experiencia controlándolos, aunque diferente entre sí, es altamente gratificante, jugando como un grupo de cazadores con habilidades muy dispares cooperando entre sí por el bien de su empresa, o poniéndonos en la piel de la especie que domina la cadena alimenticia del lugar, evolucionando y peleando con todas sus fuerzas para no caer derrotados. En definitiva, Evolve lo tiene todo para convertirse en el titulo del momento: rápido, desafiante, frenético y divertido, sobre todo si jugamos con un grupo de amigos. Habrá que seguir sus huellas muy de cerca hasta su salida, a finales de año.

Álvaro Moral Arce

———————————————–

Juegos relacionados

Si te ha gustado te gustará:

  • Una película: Species, de Roger Donaldson

Publicaciones relacionadas

Cerrar