A por la pole

13354

Los monoplazas más famosos del mundo regresan en F1 2016, un título que trae nuevas mejoras en el modo carrera y lo que es más importante: novedades que hacen más realista la conducción y nos hacen sentir en el interior de uno de estos vehículos. Las sanciones y averías se adaptan más a lo que sucede en los grandes premios para hacer de este F1 2016 uno de los más fieles a la realidad hasta la fecha.

La franquicia de F1 nos ofrece una nueva entrega de este videojuego que trata de sumergirnos en estas competiciones de coches. Para ello nos ofrece varios modos de juego: modo carrera, en donde empezaremos una trayectoria con un avatar personalizado; carrera rápida, donde se podrá elegir entre todo el elenco de pilotos; y el modo contrarreloj, donde nos batiremos contra un coche fantasma en condiciones extremas.

Como novedades, la que más destaca a primera vista es que se introduce el circuito urbano de Baku, Azerbaiyán, para el Gran Premio de Europa 2016. En este apartado también aparece la nueva escudería Hass Team, el primer equipo completamente americano en las últimas tres décadas. Todo ello nos hará vivir en F1 2016 las novedades que realmente han acontecido en esta competición.

En cuanto a los modos de juego, comenzaremos por el de carrera rápida. Como hemos dicho en este apartado se podrá elegir entre las distintas escuderías y pilotos que corren en dicho equipo. Del mismo modo, se podrá elegir entre los circuitos que componen el campeonato del mundo de Fórmula 1. Antes de adentrarnos en su asfalto el juego nos permite vivir un pequeño tutorial en donde nos dan a conocer el trazado y los puntos más peligrosos.

Del mismo modo se podrán elegir las condiciones climatológicas, hora de la carrera y la duración del gran premio. De este modo podremos vivir una competición real corriendo las tres sesiones de entrenamiento previas al fin de semana, la clasificación con sus tres fases y la carrera completa con todas sus vueltas. Si esto nos parece largo, F1 2016 permitirá, al igual que en los anteriores juegos, cribar e ir directamente a correr con el número de vueltas que estimemos oportuno.

 

Durante la carrera será posible realizar preguntas a nuestra escudería sobre el estado en que nos encontramos y al mismo tiempo los ingenieros de nuestro equipo nos guiarán sobre qué tal vamos y la conveniencia de entrar a boxes o no. En este punto se echa un poco en falta un mayor feedback por parte de la consola, ya que parece que la IA no toma en cuenta nuestra posición y nos remite datos que no nos serán útiles, como por ejemplo, la pérdida de velocidad de un piloto alejado cuando nosotros estamos en cabeza.

Antes de la carrera será posible elegir una estrategia en la que decidir los neumáticos que recibiremos en boxes, carga de gasolina y todos los puntos referidos con nuestros planes en pista. F1 2016 permitirá ir cambiando nuestras tácticas y, por ejemplo, optar por gomas duras para aguantar más vueltas en pista y acercarnos a los pilotos que tenemos por delante.

Durante la carrera viviremos una competición con una IA que mejora mucho la sensación de realismo. Por ejemplo, si nos acercamos a una curva y un coche que tenemos al lado tiene peligro de salirse de pista por estar demasiado cerca, dicho piloto reducirá la velocidad para evitar el choque y abandonar la carrera. Eso sí, si somos nosotros los causantes de un accidente ya podemos ir preparándonos para sufrir una dura sanción, ya que este sistema se ha vuelto más estricto.

Si se nos ocurre saltarnos una curva para atajar un camino o, por ejemplo, empujar a otro piloto para ganar su posición, la organización de la carrera será muy dura con nosotros y nos impondrá sanciones que abarcan desde segundos de penalización hasta un drive thru. Y si por ejemplo hacemos caso omiso a este último castigo, directamente seremos expulsados de la carrera.

En la carrera se introduce la vuelta de formación con la que se podrán vivir los momentos previos a la carrera de un mejor modo con este calentamiento previo que será crucial para los neumáticos en la salida. Otra de las novedades antes de la carrera es el momento previo a que se apaguen los semáforos, en donde se podrá jugar con las revoluciones del vehículo para que de este modo el acelerón del coche nos haga ganar más posiciones.

En cuanto a los coches a elegir, hay que reconocer que no hay tanta diferencia entre los monoplazas al igual que ocurre en la realidad. De este modo, dará igual si elegimos un Mercedes o un Toro Rosso, ya que igualmente con este último vehículo si cumplimos el trazado del circuito podremos tomar ventaja incluso en las rectas, donde se supone que la escudería alemana cuenta con mayor ventaja.

Pero esto no quiere decir que se vaya a tener fácil seguir el trazado ni mucho menos. F1 2016 ha mejorado bastante el nivel y no perdona ni un error aun cuando se juegue en la dificultad más fácil. Una curva donde la frenada sea demasiado tardía, un acelerón cuando no toca, y estaremos fuera del trazado antes de que nos demos cuenta. Eso por no hablar de que un descuido puede provocarnos un golpe contra un muro. Lo cual no será lo mejor que nos puede pasar en pista, ya que el nuevo sistema de F1 2016 hace más realista este asunto y si es la rueda delantera la que se fastidia, tendremos que aguantar un eje que hace lo que quiere sin control alguno. Pero tranquilos, existe la posibilidad de jugar sin daños.

 

Adentrándonos en el modo carrera quizás este sea uno de los puntos más difíciles de definir. Por un lado ha mejorado mucho en el sentido de que nos hará vivir de un mejor modo todo el mundo que rodea a la Fórmula 1, desde la vida glamurosa, hasta las charlas con los ingenieros para mejorar el coche. De hecho, nada más definir a nuestro personaje conoceremos a un NPC que hará las veces de nuestra agente y será la encargada de transmitirnos ofertas y hablarnos de nuestro rendimiento e interés de otras escuderías.

Otro de los NPC con los que trataremos más a menudo será el jefe de ingenieros a quien le iremos indicando las mejoras que queremos en nuestro coche y cuáles tienen más prioridad. Para acceder a estas innovaciones habrá que ir ganando puntos que se obtendrán en función del número de vueltas en los entrenamientos, posición en la clasificación y por supuesto del rendimiento que demos en carrera y si cumplimos con los objetivos marcados por el equipo o no.

Sin embargo en este modo carrera se echan en falta más posibilidades de customización. El avatar con el que jugaremos a lo largo de este sistema de juego viene predefinido y tendremos que elegir aquel que más nos recuerde a nosotros sin posibilidad de alterarle siquiera el corte de pelo, barba o nariz. Igual ocurre con los cascos, se nos presentarán varios modelos a los que únicamente se les podrá alterar el color y su saturación, pero será imposible incluir en él algún símbolo, bandera u otro elemento para darle un elemento personalizable a dicho objeto.

Continuando con los fallos de F1 2016 se echa en falta una mayor variedad en las cinemáticas. Una vez que veamos una escena de podio, ya las habremos visto todas. Si bien es cierto que únicamente se han podido ver cuatro circuitos del modo carrera y no sabremos si habrá animación en caso de conquistar el campeonato, no se ha visto variación alguna. Por lo que de no haber muchos cambios, seguramente esas escenas sean pasadas tras haberlas visionado un par de veces.

En el modo carrera también se echa en falta un mayor énfasis en la personalidad del piloto. Por ejemplo tras las carreras no se verán entrevistas y no habrá interacción con los medios para caldear los ánimos mientras que otros juegos que están apostando mucho por este sistema de juego como NBA 2K incluso dejan que lancemos dardos a nuestros rivales.

A nivel gráfico es cierto que F1 2016 aprovecha bien las posibilidades de la nueva generación de consolas puesto que el coche cuenta con todos los detalles y su desgaste se irá viendo a medida que pasemos la carrera. De este modo será posible ver cómo los neumáticos se llenan de hierba si nos metemos fuera del trazado o cómo la pintura se ralla si chocamos con otro coche.

No obstante no todo es perfecto y al igual que el circuito y los coches están perfectamente definidos, hay otros puntos en donde los desarrolladores no han trabajado mucho. Por ejemplo el público que en ocasiones nos recuerda a aquellos pixeles mal renderizados que se veían en PlayStation 2. Otra de las carencias en este punto son los compañeros de boxes y otros miembros del equipo cuyos movimientos parece que suponen la falta de algún hueso porque si no, sería imposible explicar su forma de aplaudir.

Eso sí, los amantes de la Fórmula 1 disfrutarán de sus pilotos favoritos con mucha fidelidad. F1 2016 ha calcado a estos deportistas de un modo muy fiel y si bien es cierto que no hay nada perfecto, todos estos avatares son perfectamente reconocibles.

 

F1 2016 cubrirá los deseos de aquellos que busquen un juego de conducción. En este sentido este título cumple y aporta realismo durante la carrera hasta el punto en que incluso el nivel fácil se antoja difícil si no se tiene ninguna práctica. Y aun así será difícil hacernos con los mandos del monoplaza.

Eso sí, hay muchas partes a mejorar en este juego, en especial en el modo carrera donde se echa en falta más posibilidades de personalización tanto físicamente como en la personalidad de nuestro piloto. De todos modos no se puede negar que este sistema de juego no haya mejorado. Si eres un amante de la Fórmula 1 no lo dudes, este es tu juego.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Moto GP 15
F1 2015

El modo carrera ofrecerá pocas posibilidades de personalización

Publicaciones relacionadas

Cerrar