Sobrevive a la prehistoria

12496

Desde AlfaBetaJuega acudimos a las oficinas de Ubisoft España en Madrid para probar una alpha de Far Cry Primal, la próxima entrega de una de las sagas con más éxito y que saldrá a la venta el próximo 23 de febrero.

Este nuevo spin-off de la saga nos lleva a explorar los primeros años de la historia de la humanidad, en un mundo mucho más salvaje y que nos hará vivir en primera persona el periodo Mesolítico. La historia de Far Cry Primal gira en torno a Takkar, un cazador que por ciertos motivos acaba siendo el último superviviente de su tribu, los Wenja. En la alpha pudimos jugar a las primeras 4 horas del título, donde conocimos un poquito más sobre la historia de Takkar y la rivalidad con la tribu de los Udam, liderados por el guerrero Ull, y los Izila, dirigidos por la sacerdotisa Batari.

Takkar explora el mundo de Oros en busca de una nueva familia a la que unirse y de venganza. Para poder hacerlo, el jugador tiene que ir conquistando los campamentos de las tribus enemigas y liberar a los wenjas presos para ganarse su confianza. El juego, en cuanto al combate, es distinto a las anteriores entregas ya que ahora hay que construir nuestras propias armas. Es decir, para crear un arco y sus flechas habrá que recolectar ciertos elementos, como plantas, madera, hueso, piedra, etc. Lo mismo ocurre con el resto de armas, algo novedoso y que le da más aire de supervivencia al juego. Además, para aumentar nuestro saco de flechas y mejorar varias de nuestras herramientas habrá que cazar animales para hacerse con pieles y demás utensilios útiles.



La supervivencia es algo que destaca en el título, y es que pondrá en juego nuestra capacidad de sobrevivir en entornos muy hostiles. A lo largo del mapa hay cuevas llenas de peligros para explorar, habrá que hacer fuegos y hogueras para calentarse en la noche y para poder ver en la oscuridad, comer carne de los animales cazados para recuperar energía, etc. Pero la naturaleza será un peligro más y es que el juego cuenta con una fauna muy salvaje y territorial que nos atacará siempre que consideren que suponemos una amenaza para ellos. Y a estos peligros hay que sumarle las otras tribus enemigas, que están deseando acabar con nosotros y nuestro pueblo.

Para acabar con ellos, será muy importante utilizar todo lo que esté en nuestras manos, como los animales. El búho, que llegamos a probar en la demo, es de gran utilidad para realizar un reconocimiento del terreno y poder visualizar y marcar a los enemigos para saber su localización exacta. Pero no será el único animal que tendrá Takkar, ya que a lo largo del juego está acompañado por muchos animales salvajes que nos ayudarán a terminar con los enemigos. Por ejemplo, durante la partida pudimos dominar a un lobo, un oso y un jaguar. Solamente se puede ir acompañado de una mascota, a la que se le puede dar órdenes de ataque en cualquier momento, se les puede acariciar y habrá que dar de comer para que recuperen su vida.



Oros destaca por su gran mapa y por sus diversos climas y terrenos. Aunque no pudimos explorar las tierras por completo, si que pudimos comprobar que la localización tiene mucha vida. Es muy fácil encontrarse con peligrosos animales en cada recorrido y, como siempre, cada animal se encuentra en una zona concreta del mapa. A lo largo del juego habrá que hacer frente a animales como tortugas agresivas, ciervos, panteras, jaguares, lobos, osos, tigres, dientes de sable, mamuts, etc. Los animales también se pelearán entre ellos para luchar por un territorio y se les puede echar un trozo de carne como cebo para cazarlos o simplemente para escapar. El cebo, además, es la táctica principal para dominar a las bestias. A los mamuts, por su parte, no se les podrá dominar para que nos acompañen, sino que nos servirán como montura, algo que se ha podido comprobar ya en algunos vídeos y que nosotros no llegamos a probar.

A lo largo del juego vamos ganando puntos de experiencia, siempre que se superen misiones o se avance en el combate y en la exploración. Los puntos de experiencia sirven para mejorar nuestros elementos y habilidades de supervivencia y de nuestras mascotas. Lo cierto es que todas las armas que hay en el juego encajan perfectamente con la época y también se pueden mejorar recolectando ciertos elementos. Además, se ha añadido un gancho que sirve para subir y bajar verticalmente por ciertos puntos del mapa, como en tramos de montaña. Además, el gran trabajo de Ubisoft se nota en esta entrega con la fauna, el idioma de los humanos (que hicieron consultando a expertos en la época), las armas, el ambiente, etc.

En cuanto a los sonidos, el juego es una auténtica maravilla. Recomendamos jugarlo con cascos, ya que ofrece una experiencia más auténtica. Gráficamente el título luce bastante bien, las animaciones han mejorado con respecto a las anteriores entregas y la climatología dinámica, con su ciclo de día y noche, es espectacular. Eso sí, el combate se puede sentir un poco robótico en cuanto a los movimientos de Takkar, pero uno se hace con el control de ellos en seguida. Además, los menús de las armas se muestran en pantalla con la acción ralentizada, por lo que hay que ser rápidos a la hora de atacar.


Nacho Castañón

——————————————————————–

Impresiones: Far Cry Primal da un perfecto e interesante lavado de cara a la saga, donde nos trasladan a una época salvaje en la que no hay ni armas de fuego, ni explosiones, ni nada a lo que estábamos acostumbrados. Todos y cada uno de los detalles de esta entrega, como la fauna, las espectaculares armas, los ambientes, etc; hacen que el jugador se meta de lleno en la piel de Takkar y viva una gran experiencia en el Mesolítico. Poder controlar a las bestias es un plus que ofrece más acción en una época realmente salvaje y los combates son bestiales, con todo tipo de armas creadas por el propio Takkar, como las lanzas. Sin lugar a dudas, Far Cry Primal enganchará a los fans de la saga con una entrega realmente novedosa y emocionante.


——————————————————————–

 
Si te ha gustado Far Cry: Primal te gustará:
No te quedes solo en el juego:
  • Película: 10.000 a.C. 

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar