Probamos la demo de Final Fantasy VII Remake en Madrid Games Week

Impactante, estamos ante uno de los mejores remakes que se han hecho.

cloud en final fantasy vii remake primer plano Han pasado algo más de 20 años, pero todos reconocemos a Cloud cuando lo vemos, aunque haya perdido toda la inocencia que destilaba el diseño en aquellos tiempos. Con Final Fantasy VII Remake, los protagonistas del RPG más exitoso de Square Enix han madurado y se han puesto serios para mejorar el juego para los fans. Y se podría decir que este título es un juego totalmente renovado porque no se conforma con mejorar el apartado gráfico, sin duda uno de los elementos más llamativos. También rehace el sistema de combate para adaptarlo a las nuevas generaciones, mientras llama a la puerta de los jugadores más veteranos.

Hemos podido probar la demo de Final Fantasy VII Remake en Madrid Games Week, siendo uno de los videojuegos más solicitados durante la feria. Y es imposible no emocionarse al ver los combates del juego original desde una nueva perspectiva. Una mucho más realista. Controlamos una vez más a Cloud y Barret en el nivel del Reactor del Sector 1, en el núcleo del Reactor de Mako, donde bajamos escaleras para llegar a un boss más gigante de lo que recordamos. Hasta ese momento habíamos luchado con algunos soldados que no dieron mucha guerra, pero donde ya nos imaginamos lo que es el combate en tiempo real y lo bien que le sienta a Cloud.

Adiós al combate por turnos

Siempre hay detractores sobre la ausencia del combate por turnos, un sistema que parece en peligro de extinción en nuestros días. Es cierto que pocas sagas mantienen este recurso, pero especialmente Final Fantasy VII ha dado el salto por todo lo alto con este cambio. De ahí que parezca un juego completamente nuevo y no creemos que sea motivo para desmerecerlo. Al contrario. Es posible que este remake sea la mejor adaptación que se ha hecho de un juego clásico. Y la mejor muestra de ello es el enfrentamiento contra el Guardián Escorpión, tan espectacular como desafiante. Los efectos visuales que lo rodean son bastante impresionantes, pero la nueva jugabilidad parece un paso inherente en la propia evolución de la saga de videojuegos.

final fantasy vii remake batalla 2

Por primera vez vemos a Cloud y Barret en acción con sus respectivas armas. En cualquier momento del combate se pueden intercambiar para que controlemos a uno u otro. Y este sistema lo utiliza Square Enix en su favor para hacer animaciones y fases del boss más impresionantes. El Guardián tiene una barra de resistencia que si la rompemos recibirá más daño en un estado de aturdimiento. Aunque también tendrá zonas más débiles para acelerar el combate como las patas o el núcleo mientras tratamos de esquivar sus ataques. En una de las últimas fases, por ejemplo, el Guardián levanta unas barreras en el suelo que tanto Cloud como Barret pueden utilizar para cubrirse, aprovechando así el entorno como un recurso.

Todo esto en tiempo real, claro. Pero todavía podemos pararnos a pensar la estrategia cuando activamos el menú de acciones, donde tenemos disponibles ataques especiales, hechizos y objetos. Algunas habilidades infringirán más daño según el tipo de enemigo y lo mismo ocurre con los hechizos, ambos dependen de una barra de energía. Si en algún momento el objetivo es inalcanzable para Cloud, lo ideal es cambiar a Barret para seguir haciendo daño a distancia. Así que el baile entre personajes está bien justificado en lo que hemos visto de demo.

Barret Disparo Final Fantasy VII Remake

Combate en Final Fantasy VII

Todo por la jugabilidad

En este remake se ha apostado por la jugabilidad porque Final Fantasy VII sólo hay uno. Esa experiencia ya la tuvimos hace más de 20 años y ahora tenemos la oportunidad de vivirlo de otra manera, mucho más realista y dinámico. Se ha sabido reinventar la fórmula para conquistar a los jugadores de generaciones actuales, sacrificando el combate por turnos clásico de un RPG. El apartado técnico es impresionante, recreando uno de los escenarios más populares de la saga. Pero más increíble es ver en movimiento al Guardián Escorpión, que ahora es un boss con distintas fases preparado para sorprender a todos los jugadores.

Después de este combate épico, la demo disponible en Madrid Games Week se hace corta para cualquier fan de la serie. Pero son 15 minutos que revelan mucha información del juego que llegará a nuestras consolas el próximo 3 de marzo de 2020. Podemos estar ante la mejor adaptación de un juego clásico y tiene muchos motivos para defender este título: visualmente es sublime, el sistema de combate es ágil y será un juego muy intuitivo.

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.

Publicaciones relacionadas

Cerrar