Reinventando la fantasía

6101

Después de las críticas sufridas por el primer Final Fantasy XIII, Square-Enix se ha propuesto escuchar a los fans, y lanzar una continuación del mismo mejorada en todos los aspectos. Una fantasía que promete, esta vez sí, hace honor a su nombre en las consolas actuales.

No es la primera vez que vemos una “segunda parte” de una entrega de Final Fantasy. Pero, a diferencia de lo ocurrido con Final Fantasy X (un juego bien recibido por la crítica y por los seguidores, en líneas generales), en este caso la presión que tiene Square-Enix es mayor. Presión, porque el primer Final Fantasy XIII no estuvo, para muchos, a la altura de lo esperado. Por suerte la compañía japonesa parece haber rectificado y escuchado a los fans, esta vez sí.

Segunda oportunidad
La historia de Final Fantasy XIII-2 dará comienzo tres años después de lo visto en el original. Tras todo lo vivido en aquél, el juego nos pondrá en la piel de dos personajes, Noel y Serah. Cada uno con su propia personalidad, los dos compartirán un épico viaje para alcanzar sus correspondientes destinos, ambos relacionados con la propia Lighting (la principal protagonista de la anterior entrega). Nos os desvelaremos nada más del argumento, pero sí os diremos que este resultará épico, con un majestuoso comienzo en un lugar llamado Valhalla.

Básicamente, Final Fantasy XIII-2 seguirá siendo una aventura de rol profunda y fantástica, aunque esta vez incluirá más variedad de situaciones e interesantes añadidos. Además, no hará falta esperar apenas tiempo para descubrir estas novedades, sino que estarán presentes desde los primeros compases de la aventura. Por ejemplo, nada más comenzar, nos encontraremos con la posibilidad de elegir entre cuatro respuestas a una pregunta generada por la protagonista. ¿Y qué conseguiremos con ello? Pues, en función a nuestra respuesta, los acontecimientos futuros cambiarán, especialmente los diálogos o algunas recompensas. Como veis, Square-Enix se ha tomado muy en serio eso de que el juego no sea tan “rígido” como el original.

Y otro evidente ejemplo de ello será otro de los elementos más importantes de esta secuela: los viajes espacio-temporales. ¿Qué será esto? Pues básicamente portales que encontraremos por los mapas y que nos permitirán, no solo viajar a otros sitios rápidamente, sino también visitar distintas épocas y edades. Dicho de otra forma, que el juego nos dará libertad absoluta para recorrerlo, siendo nosotros mismos quienes decidamos a dónde queremos ir en cada momento, sin que existan dos partidas iguales. A su vez, estos portales podrán ser visitados siempre que queramos, por lo que ayudarán a aumentar la duración y la rejugabilidad del título.

Además de este gusto por la exploración, el juego nos mostrará enseguida que, a diferencia del primero, su desarrollo resultará mucho más amplio y lleno de posibilidades. Esta vez sí nos encontraremos con escenarios más grandes y llenos de pueblos, aldeas y lugares habitados, en los que podremos hablar con un gran número de personajes secundarios, así como embarcarnos en un generoso número de misiones secundarias.

No estaremos solos
Este dinamismo mayor, se notará también en los combates. Bien es cierto que estos seguirán siendo muy similares a los de Final Fantasy XIII, pero sí ofrecerán una curiosa novedad. Antes de “entrar” en ellos, al encontrarnos con los enemigos salvajes por los mapas del juego, se dibujará un círculo a su alrededor; pues bien, si logramos golpearlos en unos pocos segundos, entonces comenzaremos la batalla teniendo ventaja. Pero si fallamos, claro, será el rival quien golpee primero. Un detalle no demasiado importante pero que, curiosamente, hará que las luchas sean bastante más dinámicas. Y hablando de dinamismo, Square-Enix también ha permitido que nuestros personajes sean capaces de saltar esta vez, resultando así más ágiles.

Por último, el juego incluirá un sistema de “compañeros” al más puro estilo Pokémon. Es decir, que a medida que avancemos y derrotemos enemigos, algunos de estos se podrán añadir a nuestro grupo, siéndole de mucha ayuda a Noel y Serah durante los combates. En total podremos tener tres criaturas, así como seleccionar una para cada pelea. Por supuesto, esto aumentará las opciones tácticas del juego, sobre todo porque cada bicho tendrá sus características, los subiremos de nivel, enseñaremos, fusionaremos… etc. Incluso podremos bautizarlos o ponerlos complementos. Lo dicho, una opción sacada de Pokémon (o de Dragon Quest, si nos apuras), que sin duda va a ser una de las grandes novedades del título.

Primera impresión. Teniendo en cuenta todas estas novedades, no nos cabe la más mínima duda de que Final Fantasy XIII-2 va a ser uno de los juegos de rol más explosivos de 2012. Square-Enix no solamente ha mejorado el estilo y el desarrollo del original, sino que ha ideado todo tipo de opciones y posibilidades que harán que la aventura sea realmente profunda y personalizable. A esto hay que sumarle un apartado gráfico tan cuidado con siempre, y una historia realmente profunda y épica. En resumen, que seguramente estaremos ante uno de los juegos “obligados” de los próximos meses.

Publicaciones relacionadas

Cerrar