Velocidad de élite

El exitoso simulador creado por Turn 10 ya está en la línea de salida. Prepárate para disfrutar dentro de muy poco del que sin duda es el juego de velocidad más esperado de lo que queda de año.

A pesar de que su lanzamiento no está previsto hasta el 14 de octubre, Forza Motorsport 4 lleva muchos meses dando de qué hablar. De hecho el juego no ha hecho más que levantar pasiones entre los aficionados al motor desde que se mostrara en el pasado E3. Lo ha conseguido gracias a lo bien que luce y, cómo no, a lo alto que pusieron el listón sus anteriores entregas. Pero Forza 4 no se limitará a repetir la jugada una vez más, sino que su intención está clara: ser el simulador de velocidad número uno, incluso por encima del todopoderoso Gran Turismo. ¿Lo conseguirá?

Conducción para todos
Por lo que hemos visto hasta el momento, esta nueva entrega será la más accesible de toda la saga. Que nadie se asuste, esto no querrá decir que sus niveles de exigencia, de realismo o de simulación hayan descendido, ni mucho menos, sino que con Forza 4 Turn 10 quiere llegar a todo tipo de públicos. La prueba más evidente de ello será la compatibilidad del juego con Kinect.

¿Y cómo funcionará esto último? De varias formas. En primer lugar, el juego contará con una opción que ya ha sido bautizada como “headtracking”. Es decir, que haciendo uso del periférico, el título reconocerá los movimientos de nuestra cabeza, sintiéndonos así como un auténtico piloto. Que miramos a la izquierda, pues la cámara hace lo propio, logrando así un grado de inmersión como no hemos visto hasta ahora en ningún videojuego de velocidad.

Además, Kinect también funcionará en el modo Autopista, una de las novedades de esta cuarta entrega. Esto, para hacernos una idea, nos permitirá disfrutar de los vehículos de manera totalmente mitómana, no para competir. Podremos caminar entre ellos, elegir uno e incluso conducirlo, todo “sin mando”. Eso sí, el coche avanzará automáticamente, por lo que nosotros solo nos tendremos que preocupar por frenar y tomar las curvas.

Pero estas serán simplemente unas de las novedades del juego, no las únicas. Entrando ya en la competición pura y dura, disfrutaremos de carreras de dieciséis coches, las cuales serán más realistas que nunca. Y no es hablar por hablar, al contrario. En Forza 4 la inteligencia artificial de los pilotos rivales promete ser revolucionaria. Estos no tendrán un comportamiento prefijado de antemano, sino que reaccionarán y conducirán en función a como lo hagamos nosotros. Des esta manera Turn 10 ha borrado de un plumazo el problema de ponernos primeros en carrera y que ya nadie nos coja. ¡Que sepáis que esta vez no nos van a poner las cosas nada fáciles!

Otro aspecto a destacar lo hallaremos en el apartado gráfico del juego. Forza 4 será uno de los títulos que más y mejor aproveche el hardware de Xbox 360, hasta el punto se significar un punto y aparte dentro de la serie. Casi como si hubiésemos vivido un cambio generacional de por medio. Algo que se apreciará en el acabado de los coches, el tamaño de los circuitos o los efectos de iluminación. Aspectos que terminarán por ofrecer un realismo asombroso.

En definitiva, y mientras esperamos a tener la versión final del juego en nuestras manos, os podemos asegurar que estamos ante un simulador que va a dar mucho de qué hablar en los próximos meses. Si las anteriores entregas de la saga ya brillaron con luz propia, esta podrá cegar a más de un conductor. Y si no, tiempo al tiempo…

Publicaciones relacionadas

Cerrar