Acabando con el imperio de la droga

La saga Ghost Recon ha pasado sus últimos años estancada en una mecánica de juego poco sorprendente y genérica dentro del género shooter. Es por ello que la gente de Ubisoft Paris ha decidido dar un giro de tuerca y llevar la franquicia a un enorme mundo abierto en el que la libertad de movimiento y de acción en cada misión es la clave para avanzar. Te contamos todo lo que se sabe.

13720

El género shooter en primera persona vivió durante la pasada generación de consolas una nueva época dorada. De hecho, el presente 2016 ha sido un fantástico año para el género gracias a obras de la talla de Doom, Overwatch, Call of Duty: Infinite Warfare, Titanfall 2 o Battlefield 1. Es por ello que es complicado destacar dentro del género y, por tanto, Ubisoft ha decidido dar un golpe de timón y cambiar el rumbo de una de sus franquicias estrella en los últimos años: Ghost Recon.

Como miembros del equipo Ghost siempre hemos tenido la misión de encarar nuestras tareas de reconocimiento con una visión táctica y no tan solo liándonos a tiros con todo aquel que se interpusiera en nuestro camino. La libertad de movimiento acción es una de las claves para lograrlo y es por ello que Ghost Recon Wildlands ha tomado como punto de partida estos dos aspectos.

El videojuego desarrollado por Ubisoft Paris, estudio ya encargado de Ghost Recon Future Soldier, da el salto al mundo abierto como muchas otras sagas clásicas han hecho durante la actual generación. Wildlands verá la luz en PlayStation 4, Xbox One y PC el próximo 7 de marzo de 2017 y, mientras esperamos, repasamos todo lo que se sabe de él para ponernos en situación ante una de las grandes bazas de la compañía francesa para el año entrante.

La principal novedad de Ghost Recon Wildlands, como decíamos, es la tremenda libertad de acción que tendrá a su disposición el jugador. No solo nos estamos refiriendo a las formas de encarar una misma misión, sino también de cómo jugarla. Y es que uno de los puntos fuertes del título es la posibilidad de jugar solos (como un Ghost Recon tradicional) o hacerlo acompañados de hasta tres amigos más.

Nuestro protagonista formará parte de una cuadrilla de integrantes de los Ghost, por lo que podremos ser cuatro personas realizando diferentes acciones. Pongamos un caso de lo divertido y táctico que puede ser el juego. Mientras dos miembros del equipo despejan la zona objetivo de enemigos mediante un francotirador silenciado, otro se infiltra en el área para rescatar a un determinado personaje. Mientras tanto, el cuatro integrante espera en el vehículo de fuga.

Las posibilidades de encarar las misiones jugando en compañía con gente de confianza son prácticamente infinitas y dotarán a la aventura de una rejugabilidad altísima. Sin embargo, como es evidente, Wildlands podrá jugarse de forma individual con un resultado igual de divertido. Y es que además de poder hacer cualquier acción que se nos ocurra también podremos dar órdenes a nuestros compañeros, controlados por la inteligencia artificial.

La forma de abordar cualquier misión también ser uno de los grandes puntos fuertes del programa. Podemos ser unos salvajes (haciendo honor al título del juego) y entrar en un campamento enemigo con metralleta en mano y sin dejar títere con cabeza. Pero, claro está, también podemos optar por el sigilo, ir acabando con los enemigos en silencio y salir de la zona enemiga sin ser siquiera detectados. Nosotros decidimos.

El gran aspecto diferencial de Ghost Recon Wildlands con respecto a entregas anteriores de la saga será su salto al mundo abierto. Lejos de encontrarnos ante meros escenarios abiertos, tendremos toda una región gigantesca a nuestros pies para recorrerla como prefiramos. Podemos ir a pie, pero también conducir vehículos por tierra, mar y aire. Helicópteros, lanchas, coches, camiones y muchísimo más.

En el sentido de poder abordar las misiones de cualquier forma, podremos personalizar no solo el aspecto de nuestro personaje, sino también las funciones de las armas que portemos. Podremos incrementar su potencia de fuego, aumentar el tamaño del cargador, introducir una mira de mayor alcance que nos permita actuar desde la distancia o otorgar mayor estabilidad con una culata mejorada, por poner algunos ejemplos de entre todo lo que podremos hacer.

Como en todo videojuego sandbox, en Ghost Recon Wildlands tendremos un gran número de objetivos secundarios que ampliarán la experiencia de juego más allá de la historia principal, que consiste en liberar a un país sudamericano con un gobierno corrupto del imperio de la droga que se ha instalado en el territorio. Deberemos mermar las filas del cártel eliminando a los jefazos y a otros mandatarios de la organización criminal.

Lo mejor del título de Ubisoft Paris es su atractiva mezcla de géneros, que puede atraer a un enorme abanico de jugadores. Por un lado tenemos una vertiente de acción y shooter en tercera persona (si decidimos pasar a la acción), pero también tenemos un aspecto muy táctico, elementos RPG como en The Division (personalización del personaje y el armamento y recolección de ítems) y, finalmente, todo ello aderezado y enmarcado en un impresionante mundo abierto que nos quitará el hipo.

Esperamos conocer más sobre Tom Clancy’s Ghost Recon Wildlands en los próximos meses para poder ver con mayor profundidad cómo abordar de diferentes formas sus variadas misiones y, sobre todo, cómo de divertido es hacerlo en compañía de amigos.

Joel Castillo

Ghost Recon Wildlands es una revolución en toda regla dentro de la fórmula clásica de la saga. Los escenarios cerrados y la acción táctica dejan paso a un enorme mundo abierto en el que podemos movernos con total libertad a pie o en vehículos por tierra, mar y aire y a una libertad de acción que nos permite encarar cada misión del modo que prefiramos: con acción directa o apostando por un enfoque más sigiloso.

La posibilidad de jugar solos o en compañía es otro de los aspectos que queremos experimentar en primera persona para comprender hasta qué punto cambiará la experiencia de juego. Aunque el título es completamente disfrutable jugándose individualmente, pensamos que optar por jugar junto a tres amigos y comunicarnos constantemente para conseguir una resolución adecuada puede ser lo más destacable del esperado Wildlands.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar