Mano a mano contra el cártel

La saga Ghost Recon seguirá los pasos de otras muchas clásicas franquicias y dará el salto al mundo abierto con su nueva entrega, Wildlands. La táctica, la libertad de movimientos y la acción cooperativa serán los pilares sobre los que se fundamente el nuevo videojuego de Ubisoft Paris.

13260

La nueva generación de consolas ha permitido a los grandes estudios ampliar los escenarios de sus juegos y permitir a los usuarios moverse con enorme libertad por ellos. Eso es precisamente lo que ha hecho Ubisoft Paris con su Ghost Recon: Wildlands, la nueva entrega de la mítica franquicia de acción táctica y estratégica. El estudio responsable del interesante Ghost Recon: Future Soldier se atreve a seguir explorando posibilidades y Wildlands, sin duda, es un buen punto de partida.

El argumento del título nos pone en el pellejo de uno de los cuatro miembros del grupo de operaciones especiales Ghost. La organización americana deberá llegar hasta Bolivia, donde el cártel de Santa Blanca se ha convertido en el mayor productor de cocaína del mundo y ha entablado relaciones diplomáticas con el gobierno corrupto. Nuestra misión es pararle los pies al imperio de la droga y, de paso, desenmascarar al poder del país.

Los jugadores más experimentados y acérrimos de la saga Ghost Recon han temido desde el anuncio de Wildlands que la nueva entrega olvidara los conceptos que han definido a la franquicia desde sus primeros compases allá por el año 2001. La presencia del videojuego de Ubisoft en el pasado E3 de Los Ángeles nos ha permitido conocer que, en efecto, esto no ocurrirá y que este nuevo capítulo de la serie será tan táctico como siempre. De hecho, llevará la estrategia a nuevos niveles, pues la profundidad de sus escenarios nos permitirá abordar cada situación de múltiples formas diferentes.

Con este movimiento Ubisoft pretende motivar a los usuarios más clásicos de Ghost Recon al tiempo que incorpora nuevos jugadores más aficionados de la acción pura que de la táctica. Y es que, si lo deseamos, podremos evitar cualquier tipo de planificación y liarnos a tiro limpio con todo aquel que se cruce en nuestro camino. Evidentemente la táctica y el pararse a pensar cómo actuar siempre dará mejores resultados y facilitará nuestra misión, por ejemplo, atrapando a un objetivo sin ser detectados para que no huya y debamos perseguirle por los bosques bolivianos.

Si decidimos optar por el camino menos sutil encontraremos un buen surtido de herramientas a nuestra disposición que nos pondrán las cosas más sencillas. Tendremos armas de todo tipo y para cualquier tipo de situación. Si existe, estará en Ghost Recon: Wildlands. Por supuesto, un enorme mapa (Ubisoft asegura que es uno de los más grandes que han creado nunca) obliga a incorporar vehículos, y la nueva entrega de la franquicia estará a la altura de las expectativas en este sentido.

Pero, por encima de todo, Wildlands tiene una particularidad. Podemos jugarlo en solitario y que el resto de nuestro pelotón lo controle la inteligencia artificial, pero será mucho más divertido (y parece, de hecho, estar enfocado a ello) si se juega cooperativamente. El grupo de reconocimiento Ghost está formado por cuatro individuos, de modo que podremos ir acompañados de tres amigos de forma online para completar todas y cada una de las misiones de la aventura.

La posibilidad de ir acompañados de amigos no solo nos brinda mayor oportunidad de éxito al tener más cantidad de pólvora con la que acribillar al cártel de la droga, sino que nos permitirá encarar las tareas de múltiples formas. Así, por ejemplo, mientras dos miembros del equipo distraen con su fuego de cobertura a las fuerzas enemigas los otros dos podrían tratar de flanquear para recuperar ese documento necesario o secuestrar al objetivo en cuestión. Todo un mundo de posibilidades a nuestro alcance.

Aunque Future Soldier exploró un conflicto armado situado, como su propio título indicaba, en el futuro y Wildlands no irá tan lejos, sí que es cierto que la tecnología jugará un papel importante en el salto al mundo abierto de la saga. Ya hemos comentado que el armamento será amplio y que los medios de automoción nos permitirán recorrer a toda velocidad la tierra o surcar el cielo con, por ejemplo, un parapente. Asimismo, los aparatos tecnológicos harán acto de presencia. Los drones son un claro ejemplo de ello, pues los tendremos a nuestra disposición en cualquier momento para reconocer zonas, marcar objetivos y otras muchas cosas.

Ghost Recon: Wildlands se lanzará el 7 de marzo del próximo 2017 en PlayStation 4, Xbox One y PC y tratará de conjugar a los jugadores de toda la vida, apasionados de la acción táctica, y nuevos usuarios más enfocados al multijugador, los mundos abiertos y la acción desenfrenada.

Joel Castillo

La franquicia Ghost Recon da el salto al género sandbox con una propuesta de acción estratégica muy particular. Aunque tenemos la opción de atacar sin piedad al enemigo, las posibilidades tácticas, especialmente jugándolo en compañía de amigos, son la opción más inteligente. Su gigantesco mundo abierto y su infinidad de formas de resolver las misiones son su gran punto a favor. Por el contrario, aún queda mucho por hacer en la vertiente gráfica, donde el juego se ha mostrado inconstante en sus últimas presencias. Afortunadamente queda mucho hasta que el título salga a la venta, por lo que el margen de mejora todavía es muy amplio.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…

Ghost Recon: Future Soldier

Ghost Recon: Phantoms


El título podrá ser jugado cooperativamente por hasta cuatro usuarios.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar