Reconociendo el terreno

Ubisoft Paris firma la nueva entrega de Ghost Recon, en la que los desarrolladores han apostado firmemente por la inmensidad del mundo abierto y un sinfín de posibilidades para afrontar cada una de las misiones y retos secundarios. A unas semanas de su lanzamiento, hemos podido adentrarnos en Wildlands a través de una beta cerrada que parece mostrar un versión muy cercana a la que podría ofrecer el juego final.

14237

La nueva entrega de Tom Clancy's Ghost Recon, titulada Wildlands, se estrenará el próximo 7 de marzo de la mano de Ubisoft tanto en consolas de actual generación como en PC. La sección parisina del estudio ha diseñado una gran y emocionante aventura que pudimos probar recientemente en la capital francesa y que ahora hemos tenido la ocasión de rememorar a través de la beta cerrada que la compañía habilitó durante los últimos días en las plataformas antes mencionadas.

En apenas unas semanas podremos explorar todos los rincones que esconde el esperado Ghost Recon Widlands. De momento, te ofrecemos nuestras impresiones para PlayStation 4 de este nuevo anticipo de Ghost Recon Widlands que, apostando de forma absoluta por la inmensidad del mundo abierto, ha logrado sumergir al jugador en una experiencia tan realista como inmersiva en la que deberá acabar con el peligroso cártel boliviano de Santa Blanca.

A falta de adentrarnos en su versión final, la beta cerrada de Ghost Recon Widlands ha dejado entrever las posibilidades que solo el mundo abierto podría ofrecer en un título como este. Incluso en este anticipo, que solo ha permitido explorar una de las veintiuna provincias disponibles, podemos hacernos una idea del extraordinario tamaño de un mapa que albergará localizaciones de todo tipo en apenas unas semanas.

En esta ocasión, sin embargo, el usuario ha podido sumergirse en la localidad boliviana de Itacua para tener un primer acercamiento con el cártel de Santa Blanca. Se trata de una compleja estructura del narcotráfico que nuestro ghost deberá ir combatiendo hasta llegar a su líder, que no podremos conocer hasta el mes de marzo. No obstante, las primeras misiones nos permitirán acabar con algunos de sus hombres, escondidos en un escenario con ambientes de lo más diferenciados.

Desde grandes sistemas montañosos hasta extensas llanuras en las que la vegetación variará radicalmente, dando lugar a zonas propicias para la observación del enemigo o lugares completamente despejados desde los que se podrá avistar cualquier objetivo desde la más larga de las distancias. En cualquier caso, el primer paso será el de la creación del protagonista, que el usuario podrá diseñar hasta el más mínimo detalle el editor inicial.

Pese a que la vestimenta podrá variarse más adelante, los rasgos corporales y faciales del personaje solo se podrán escoger antes de iniciar la aventura. Las opciones son interminables, pudiendo elegir entre peinado, bello facial, cicatrices, tatuajes y otras características que convertirán a nuestro ghost en una extensión de nosotros mismos. Junto al protagonista se situarán sus compañeros de escuadra, que podrán controlar otros tres jugadores en línea o, si el usuario lo prefiere, la inteligencia artificial.

De este modo, si el jugador no goza de una excelente conexión a Internet o simplemente prefiere vivir la experiencia en solitario y sin la dependencia de otras personas, tendrá la ocasión de afrontar el reto por sí mismo y sin ninguna interferencia externa. En este caso, las órdenes serán fundamentales para lograr que los compañeros se muevan del modo más eficiente y satisfactorio. Por ejemplo, podremos mandar que nos sigan, que se detengan para no afectar a nuestros movimientos, que se desplacen a un lugar concreto o incluso ordenarles el ataque a un objetivo.

No obstante, y dado el carácter táctico de las misiones, resulta más apropiado sumergirse en el videojuego de la mano de otros usuarios, la única manera de llevar a cabo algunos movimientos. Si deseamos atacar un campamento desde múltiples direcciones, la única opción que lo permite es el multijugador cooperativo y, en ningún caso, el uso de NPCs, que disponen de una capacidad limitada para obedecer órdenes de carácter tan concreto.

Asimismo, conforme avancemos en el juego también podremos solicitar la ayuda de los rebeldes, que podrán entregarnos un vehículo cuando estemos perdidos en medio de la nada, realizar misiones de reconocimiento o de distracción, asesinar a un enemigo o incluso atacar el lugar solicitado. Sin embargo, además de ayudar a la facción rebelde en sus requerimientos, el usuario también podrá poner al cuerpo militar de la Unidad en contra del cártel para alcanzar sus objetivos.

Las opciones son múltiples y la trama, a la que Ubisoft Paris parece haber dedicado gran parte del desarrollo, parece apoyar esta interés por el argumento que resultará fundamental como hilo conductor de la acción. Por otra parte, el jugador contará con otras herramientas que permiten inspeccionar concienzudamente el escenario antes de tomar cualquier decisión. El dron se convertirá en el mejor instrumento para reconocer la zona sobre nuestras cabezas, mientras los prismáticos serán primordiales para encontrar a todos los objetivos y marcarlos.

Por último, la visión nocturna no solo resultará útil sino imprescindible en las secuencias nocturnas, en las que la visibilidad será llamativamente reducida. En nuestra opinión, un punto a favor en la apuesta por el realismo que los desarrolladores han tratado de introducir en Wildlands. El jugador se encuentra generalmente perdido en escenarios poco habitados donde las instalaciones eléctricas brillarán por su ausencia la mayor parte del tiempo, por lo que una iluminación excesiva no hubiese resultado acertada.

Si a eso le sumamos el ciclo día-noche y el clima variable, capaz de crear una gran tormenta en solo unos minutos y cambiar así el rumbo de la misión, el planteamiento de las misiones y las posibles alternativas durante la operación resulta aún más emocionante. Afortunadamente, contamos con distintos vehículos (coches, camiones o helicópteros, entre otros) para desplazarnos por el mapeado junto a nuestros compañeros de equipo, una posibilidad tan útil para resguardarse de las inclemencias meteorológicas como para recorrer grandes distancias en un periodo más reducido.

Cabe destacar también la inclusión de NPCs no hostiles que circulan por el escenario para crear una experiencia más cercana a lo real. Los habitantes de las regiones que visitemos se desplazarán tanto a pie como en vehículos, poniendo así al alcance del jugador diferentes formas de desplazamiento que y pequeños asentamientos que albergarán vehículos o incluso recursos armamentísticos o de otra índole.

El apartado gráfico es otros de los puntos fuertes del videojuego sin tenemos en cuenta el desarrollo de mundo abierto. Pese a algunos pequeños fallos, como el clipping que permite atravesar muchos de los arbustos, el resultado global es muy llamativo. La distancia de dibujado es notable y, pese a las grandes distancias a recorrer, la atención por el detalle es igualmente digna de mención. Esperamos que la versión final de Ghost Recon Wildlands logre corregir los ligeros inconvenientes mientras mantiene el aspecto visual y sonoro (ya se ha incluido el doblaje al castellano) que hemos apreciado en esta beta cerrada.

Javier Castillo

La apuesta por el mundo abierto funciona de forma excelente en este tipo de propuesta. Las misiones y retos secundarios ya no se reducen únicamente al enfrentamiento con los objetivos, sino al extenso recorrido y gran preparación que el jugador deberá afrontar hasta llegar a los enemigos, ofreciendo así una experiencia jugable más realista y también compleja a la que hemos podido aproximarnos a través de esta beta cerrada disponible en los últimos días.

Pese a la limitación del mapeado respecto a lo que el usuario podrá encontrar en la versión final del videojuego, hemos podido adentrarnos en un extensísimo escenario que goza incluso de diversos ambientes, como montañas, llanuras, zonas de frondosa vegetación o pequeños asentamientos. Si a ello le sumamos el clima variable, el ciclo día-noche, un notable apartado gráfico o las múltiples opciones para completar cada operación, este anticipo de Ghost Recon Wildlands, cuyo estreno está previsto para el próximo 7 de marzo, promete ofrecer un entretenimiento a la altura que agradará a cualquier aficionado al género y probablemente atrapará a los habituales de la franquicia.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
The Division
Saga Ghost Recon
El jugador podrá ir acompañado por NPCs o por usuarios reales en línea.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar