Impresiones la demo de Gran Turismo Sport – Rugen los motores

Apenas restan unos días para el lanzamiento más esperado por los amantes de la conducción. Los usuarios de PlayStation 4 y su modelo Pro podrán disfrutar, desde el próximo 18 de octubre, de la nueva y esperada entrega de una de las franquicias más populares de la historia de la PlayStation. Nos referimos, como ya habrás imaginado, a Gran Turismo Sport, que estará a disposición de los jugadores cuatro años después de estrenarse el último título de la saga: Gran Turismo Sport 6.

La sexta entrega numerada aterrizaba en PlayStation 3 diciembre de 2013, por lo que las expectativas en torno a este lanzamiento son muy elevadas. Con el objetivo de mostrar parte del contenido en el que los interesados podrán adentrarse próximamente, Sony ha activado una demo que aún es accesible en estos momentos y que incluye, además, una muestra lo suficientemente amplia de modalidades para hacerse una idea de lo que ofrecerá el versión final de Gran Turismo Sport.

Mientras aguardamos al lanzamiento definitivo del título, que recordamos se producirá exactamente en una semana a partir de hoy, te dejamos con las impresiones que hemos redactado tras testar el último anticipo del videojuego antes del estreno, que tanto los seguidores a la franquicia como los aficionados al motor esperan con la mayor de las ilusiones dada, además, la compatibilidad parcial con el sistema de realidad virtual PlayStation VR. ¿Qué esperas de lo nuevo de Polyphony Digital?

Tras obsequiarnos con un primer coche en los primeros minutos de la demo, los desarrolladores nos dan acceso total a un menú que incluye algunas de las modalidades más destacadas de la versión final del título. La primera es la llamada Arcade, que nos invita a participar en diversas pruebas desarrolladas sin necesidad de conectarse a internet, tanto contra la IA como en carreras contra otro usuario a través del competitivo local. Esta última opción está disponible mediante el modo de pantalla dividida para dos jugadores, que nos permite disfrutar de la competición junto a un compañero de sofá.

Sin embargo, aquellos que prefieran conducir sin la presión que supone atender a un contrincante de carne y hueso podrán optar por la Carrera única, que permite configurar una carrera en el escenario deseado y bajo las condiciones seleccionadas. También por el habitual modo Contrarreloj que, como siempre, se centrará en los tiempos que sea capaz de obtener el usuario en cada prueba. Finalmente, podremos decantarnos por la Prueba de derrapes, que consistirá en llevar al límite nuestra capacidad al volante, y por la Carrera personalizada, que se ajustará a la experiencia que prefiramos en cada momento.

Para adentrarnos en la vertiente online será necesario acceder a la modalidad Sport, que en esta demo nos ha permitido conocer el modo en que competiremos contra otros jugadores en el videojuego final. Esta opción de juego nos invita a participar en carreras diarias y campeonatos en los que el matchmaking será fundamental para asegurar tanto el éxito general como la satisfacción de cada uno de los participantes. Para alcanzar este propósito, Polyphony Digital realizará especialmente en consideración el modo de pilotaje de cada usuario y su fair play a la hora de mantenerse centrado en la pista y no en los impactos contra los otros vehículos.

Además, no solo podremos vernos las caras contra jugadores desconocidos de alrededor del mundo. El sistema permite también crear una sala para disfrutar de la interacción con amigos, de modo que una carrera pueda albergar solamente a usuarios que tengamos agregados como amistades en nuestra PlayStation. Sin duda, este puede convertirse en uno de los modos estrella de Gran Turismo Sport, aunque también cabe prestar atención a otra opción jugable de máxima relevancia.

Nos referimos, como habrás supuesto, a la Campaña. Aquellos que prefieran adentrarse en una experiencia más profunda e incluso más cercana a la que siempre nos ha ofrecido la saga tendrán la opción de acceder a una modalidad que ya hemos podido testar en esta demo y que permite hacer frente a una serie de retos y desafíos que, en última instancia, persiguen la progresión y un sistema creciente de recompensas. En primer lugar disponemos de la Escuela de conducción, donde podemos aprender todas las habilidades necesarias para participar en las carreras.

Este modo también da acceso al apodado Reto de misión, que sugiere una serie de pruebas que el jugador tendrá que completar de la manera más satisfactoria hasta demostrar un completo dominio del volante y del aprovechamiento de cada tipo de vehículo. Finalmente, el apartado Experiencia en circuitos proporciona los conocimientos necesarios y las estrategias para desenvolverse en cada uno de los escenarios del juego, que podremos visitar en condiciones climatológicas diferentes. Tanto al amanecer, como a mediodía, por la tarde, de noche, con tiempo soleado o nublado y un largo etcétera que dependerá del circuito seleccionado.

Otra de las novedades de Gran Turismo Sport es el Editor de diseños, que se ha incorporado al videojuego con la intención de ofrecer un amplio abanico de mejoras visuales en cada uno de los complementos del piloto. En este sentido, el usuario puede modificar los colores de su casco o su mono, una mecánica que se extiende al listado de vehículos que guardemos en nuestro garaje. Pese a que la personalización puede parecer limitada en un primer golpe de vista, lo cierto es que esconde opciones de todo tipo que incluyen la adhesión de textos, símbolos y otras muchas formas de modificar la apariencia de cada elemento del título.

También cabe destacar el Modo Paisajes, una especie de modo foto que, en lugar de permitirnos capturar un momento determinado de nuestras carreras, nos deja realizar una composición casi artística. El jugador puede elegir uno de los coches que haya desbloqueado y situarlo frente a un paisaje de ensueño de la amplia selección que ofrecen los desarrolladores. Posteriormente, podrá variar su posición, retocar la fotografía conforme desee e incluso variar aspectos secundarios de la misma con el objetivo de crear la imagen perfecta. Sin duda, se trata de un añadido curioso que podrá entretenernos durante un tiempo considerable. Damos fe de ello.

En cuanto al apartado gráfico, lo cierto es que los responsables del juego han llevado a cabo un trabajo meritorio para trasladar los vehículos más espectaculares de las principales marcas del mercado a unos circuitos que lucen a la altura de lo esperado. La sensación de velocidad no siempre se traslada a la pantalla, aunque el equilibrio entre lo visual y la jugabilidad es tremendamente satisfactorio en líneas generales. El buen hacer en relación a los efectos sonoros también son indispensables, por supuesto, para llevar a este simulador de conducción al nivel que los fans esperaban en la actual generación de consolas.

Únicamente podemos achacar a los desarrolladores la ausencia de una muestra de lo que ofrecerá PlayStation VR en la versión final del juego. Dado que en el menú de la modalidad Arcade aparecía la opción en cuestión, todo apuntaba a que podríamos experimentar un adelanto de los modos de realidad virtual durante la demo. Sin embargo, y tras conectar el sistema, comprobamos como este apartado era simplemente un texto no interactuable de lo que hallaríamos en Gran Turismo Sport dentro de una semana. No hubiera estado de más incluir, simplemente, un vídeo promocional que pudiera visualizarse con el casco de VR para anticipar las sensación de inmersión que seguro proporcionará esta modalidad tan esperada por los usuarios.

Javier Castillo

Aquellos que gusten de los videojuegos de conducción y, en especial, sean seguidores de la franquicia Gran Turismo, habrán hallado en esta demo una amplia selección de contenido que sin duda ha permitido hacerse una idea de la versión final que llegará a las tiendas el próximo 18 de octubre. Como era de esperar, una de las principales mejoras la hemos encontrado en el apartado gráfico, que ha mejorado sobremanera desde la última entrega de la saga, aún perteneciente a la anterior generación de consolas.

Más allá de lo visual, los jugadores tendrán la ocasión de disfrutar de modalidades de juego más variadas, de opciones de personalización más amplias y, cómo no, de la esperada compatibilidad con PlayStation VR, que desafortunadamente no abarcará el videojuego al completo y se delimitará a algunos apartados que aún no nos ha permitido conocer la demo publicada en los últimos días. Será en la versión definitiva de Gran Turismo Sport donde podamos adentrarnos en las bondades de la realidad virtual y, al mismo tiempo, profundizar en cada uno de los modos de hemos podido testar en esta última prueba antes del lanzamiento.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Gran Turismo 6
 
Todo el progreso obtenido en la demo se guardará para la versión final del videojuego.

Cerrar