La fiebre de la raqueta

6153

Electronic Arts intentará sumarse al tren de los juegos de tenis recuperando su conocida serie deportiva. Y lo hará con un control expresamente diseñado para todos los que quieran sentirse como Rafa Nadal.

Parece que a veces los videojuegos, especialmente los deportivos, son cosa de dos. El más claro ejemplo de ello lo podríamos encontrar en el mundo del fútbol, con FIFA y Pro Evolution Soccer. Y algo parecido venía sucediendo con los títulos de tenis, representados principalmente por dos sagas de renombre: Virtua Tennis (SEGA) y Top Spin (2K Games). Pero parece que eso va a cambiar. Después de pasar un tiempo algo dubitativa, EA Sports va a volver al deporte de la raqueta por todo lo alto.

Lo hará con Grand Slam Tennis, un juego que nos dejó sensaciones enfrentadas en Wii, y que curiosamente esta vez se olvida de la consola de Nintendo. Aparecerá en PlayStation 3 y Xbox 360, y con la vista más puesta en el control tradicional que en los nuevos sensores de movimiento (a diferencia de lo que sucedió con su anterior entrega). Es verdad que Grand Slam Tennis 2 será compatible con Move, pero no Kinect, y precisamente será en su manejo más clásico donde, al parecer, tendrá su mejor arma.

Lejos de intentar apostar por un “más de lo mismo” dentro del género, EA Sports quiere ganarse su parte del pastel haciendo bien los deberes. Y presentando un producto diferente que destaque sobre la competencia. Para ello ha desarrollado un control intuitivo y realista. Con el stick izquierdo del mando moveremos a los jugadores por la pita, mientras que con el derecho nos encargaremos de dirigir los golpes de raqueta. ¿Sencillo? Aparentemente sí, pero tendrá su aquel. Durante el juego no tendremos que pulsar ni un solo botón. ¿Y qué quiere decir esto? Pues que para ejecutar voleas, reveses ganadores o globos tendremos que realizar los ataques de una forma u otra.

Esta forma de jugar, innovadora y precisa a la vez, no será la única, aún así. Para quienes busquen una experiencia más “clásica”, los programadores ya han asegurado que incluirán también un estilo tradicional, con un botón para hacer cada tipo de acción.

En cualquier caso, la intención de EA está clara: hacer de Gran Slam Tennis el juego de tenis de referencia. Más aún con el todopoderoso FIFA 12 como claro ejemplo de lo que un simulador deportivo puede llegar a ser. Para ello la compañía está haciendo un trabajo minucioso a la hora de, por ejemplo, cuidar la inteligencia artificial de los rivales. Los jugadores contrarios se comportarán sobre la pista según sus características, pero también en función a cada tipo de terreno o, mejor aún, a cómo nosotros juguemos. Lo más importante será precisamente eso, no caer en partidos “mecánicos”, el gran error que condena a muchos juegos deportivos y, sobre todo, a juegos de tenis.

Como no podía ser de otra manera, Gran Slam Tennis 2 incluirá un gran número de licencias. A la cita no faltarán profesionales de la talla de Rafa Nadal, Djokovic, Federer, Sharapova o Venus y Serena Williams. En total encontraremos más de veinte, y eso sin contar a los que nosotros queramos crear con ayuda del editor. Por su parte, también se han confirmado algunos de los más prestigiosos torneos del mundo, como Wimbledon o Roland Garros.

De hecho el mayor atractivo de juego será su llamado modo Carrera. Este nos llevará alrededor del globo mientras intentamos subir a lo más alto del ranking mundial. Algo que no será cosa precisamente de una tarde. Eso sin contar con otros modos más convencionales, partidos online o la posibilidad de recordar clásicos de la historia del tenis, cuyos resultados ahora podremos cambiar (otro guiño a la serie FIFA).

Primera impresión. A pesar de la dura competencia, Gran Slam Tennis 2 quiere hacerse definitivamente un nombre dentro de los juegos deportivos. Para ello contará con armas poderosas: muchas licencias oficiales, un modo carrera realmente completo o un divertido online. Pero será su original e intuitivo control lo que realmente estará llamado a marcar la diferencia con otros simuladores. Ha nacido un nuevo aspirante al trono.

Publicaciones relacionadas

Cerrar