La vuelta de las alubias mágicas

Por sorpresa, Ubisoft anunció en el pasado E3 la secuela de uno de sus títulos más curiosos, Grow Home. Grow Up sigue la misma línea que su predecesor y te contamos las novedades que traerá.

13210

A principios del 2015, Ubisoft lanzó al mercado un juego muy atípico y para nada normal entre sus títulos más característicos. Dicho videojuego provenía de un pequeño estudio, Reflections, que había creado el proyecto como algo interno y que, al enseñarlo a sus compañeros de Ubisoft, estos pensaron que sería una buena idea darlo a conocer al mundo, porque tenía un gran potencial.

Estamos hablando de Grow Home, un divertido y entrañable juego en el que nos metemos en la piel, más bien metal, de un simpático robot llamado B.U.D, siglas de Botanical Unit Droid, que se dedica a recorrer mundos junto a su nave espacial M.O.M, para investigar la flora de estos y encontrar la Star Seed, una semilla de la que brotará una gigantesca planta que, a medida que vayamos conectando sus flexibles tallos a núcleos energéticos, crecerá hasta límites insospechados absorbiendo la energía.

Para explorar estos planetas, BUD cuenta con un gran número de diversas especies de plantas que le ayudan a moverse por el espacio empleando sus habilidades temporales. Así, podrá planear en el aire gracias a una especie de margarita a la que se le irán cayendo los pétalos poco a poco, o podrá usar unas hojas más grandes a modo de ala delta y emplear la caída y el viento para moverse por el aire.



Grow Home tuvo una muy buena acogida en la comunidad de jugadores y este hecho ha animado a Reflections a crear una segunda parte, titulada Grow Up, en la que repiten todo lo que ha hecho a su predecesor un juego digno de ser jugado y disfrutado al máximo.

Grow Up mantiene absolutamente todo lo característico de Grow Home. No hay mejoras en el apartado visual, tampoco es que lo necesitara, siendo igual de colorido y vivaz. Sin la necesidad de implementar texturas que den más realismo a lo que estamos viendo, nos transporta a un mundo muy curioso y completamente abierto, en el que, de nuevo, BUD va a tener que explorar hasta el rincón más intrínseco, esta vez en busca de las piezas de su nave espacial, MOM, que en el anterior título le proporcionaba la información que necesitaba para seguir adelante y le llevaba de planeta en planeta.

BUD vuelve con nuevas características y habilidades, eso sí. Contará con Floradex, que le permitirá clonar cualquiera de las 24 especies de plantas distintas para poder usar las habilidades que estas otorgan, ya sea brincar, catapultarse o elevarse hasta lo más alto del escenario y descubrir los secretos que se esconden en los sitios más recónditos. Con la ayuda de POD, su nuevo amigo volador, BUD puede hacer frente a las diferentes misiones del juego o puede tomarse el tiempo que quiera explorando todos los rincones de un mundo abierto sin fronteras que le impidan avanzar.



Como no podía ser de otra forma, al igual que Grow Home, en Grow Up también toman protagonismo las Star Seed, con las que BUD podrá llegar a cualquier lugar, siempre y cuando consigue hacer crecer de ellas las gigantescas Star Plants.

El título de Reflections estará disponible a partir del próximo día 16 de agosto, para PlayStation 4, Xbox One y PC.



Grow Up repite en todos los aspectos el éxito de Grow Home. Sus atípicos gráficos lo hacen único en su especie, y el hecho de controlar a un simpático y torpe autómata, que va haciendo esos ruidillos robóticos tan graciosos, lo mejora todo exponencialmente. No es un título profundo, ni tiene personajes que calan por su complejidad, pero enamora por su aparente sencillez y por la atmósfera tan relajada que lo envuelve.


Juegos Relacionados

Si te gusta juega a…

Te puede interesar…


Grow Home










Es un título pacífico y tranquilo para los que no buscan emociones fuertes



Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar