Un soplo de aire fresco

Dos años después de maravillar al mundo entero con The Witcher 3: Wild Hunt, los polacos de CD Projekt RED siguen trabajando en el mundo de Geralt de Rivia con Gwent: The Witcher Card Game, que ahora estrena fase beta abierta en PlayStation 4, Xbox One y PC. Nosotros hemos explorado a fondo esta nueva prueba, le hemos dedicado unas cuantas horas y te contamos qué nos ha parecido.

13979

Cuando The Witcher 3: Wild Hunt llegó a las tiendas de todo el mundo en mayo de 2015 impactó por su maravilloso mundo abierto, por su historia y personajes y por un apartado gráfico que quitaba el hipo. Pero hubo otra cosa más, una inesperada. Nos referimos al Gwent (o Gwynt en España por aquel entonces), un minijuego de cartas sencillo pero adictivo que se acabó convirtiendo en un fenómeno entre los fans.

Muchos pidieron que CD Projekt RED transformara ese divertido minijuego en un título completo y el estudio polaco lo aceptó de buena gana. Gwent: The Witcher Card Game ha estado en fase beta cerrada durante meses en Xbox One y PC, así como unos cuantos días en PlayStation 4. Ahora todo el progreso se ha reiniciado y los creadores de The Witcher le han dado una profunda y completa vuelta de tuerca a su popular Gwent.

El juego acaba de estrenar fase beta abierta en las tres mencionadas plataformas y ha llegado más cambiado y complejo que nunca, de modo que en las siguientes líneas te contaremos cómo ha cambiado, qué podemos encontrar ahora mismo en la versión de PlayStation 4 (la que hemos jugado), cuáles son nuestras impresiones del videojuego y cómo creemos que puede funcionar una vez vea la luz de forma definitiva.

Nada más iniciar la beta saltará un tutorial que tanto si eres nuevo en Gwent como si ya le dedicaste muchas horas a la beta cerrada (especialmente en este caso) te interesa jugar. Y es que CD Projekt ha añadido un sinfín de nuevas mecánicas jugables, así como ha decidido eliminar otras que ya se daban por hechas. El objetivo último es lograr que Gwent sea un juego en el que prime la habilidad y la estrategia más que únicamente tener cartas extremadamente poderosas, como había ocurrido hasta ahora.

Explicaremos en qué consiste el juego brevemente. Gwent es un enfrentamiento entre dos ejércitos, compuestos por cartas de diferentes tipos: unidades (las que otorgan poder a nuestro ejército), especiales (hechizos que sirven para reforzar a nuestras unidades, para debilitar a las de nuestros rivales o cartas de clima que introducen efectos inesperados en el tablero de juego) y la carta de líder característica de cada facción.

Y es que en Gwent tenemos cinco facciones diferentes entre las que elegir para afrontar cada partida, cada una con sus rasgos propios. Tenemos a los Reinos del Norte (unidades con escudo que se potencian entre ellas), Skellige (barajas que juegan mucho con el cementerio propio), Nilfgaard (basada en el espionaje del rival), Scoia’tael (que daña al rival de múltiples formas mientras se fortalece acumulando unidades) y Monstruos (en la que el clima y la acumulación de criaturas es fundamental).

Como decíamos, adicionalmente cada baraja ha de tener una carta de líder vinculada. Actualmente hay tres líderes diferentes por facción que puedes desbloquear de un modo del que hablaremos más adelante, aunque de inicio tenemos uno por facción. Cada líder tiene una importante habilidad que puede decantar una partida a nuestro favor, aunque, en la otra cara de la moneda (y creemos que con acierto), CD Projekt ha decidido prescindir de la habilidad pasiva de cada facción, pues generaba desequilibrios aunque era una buena forma de diferenciar todavía más cada baraja.

Gwent se ha convertido en esta beta abierta en un videojuego mucho más complejo. Antes la mayoría de cartas de unidad tan solo tenían fuerza, ahora la inmensa mayoría gozan de habilidades como escudos, otras que se activan al entrar o salir del terreno de juego, al transcurrir varios turnos o incluso que permanecen en la mesa al terminar una ronda. Y es que Gwent es un juego en el que el jugador debe ganar dos de las tres rondas de una partida sumando más puntuación que el rival.

Para ello se debe jugar una sola carta por turno hasta que se decida pasar de ronda. Una vez pases no podrás volver a jugar carta en esa ronda, de modo que piénsalo bien. Lo bueno de Gwent y que le hace diferente de otros juegos de cartas es que la gestión de la mano es más importante que en cualquier otra obra, pues el jugador debe dosificar las once cartas iniciales (más las dos que se roban en la segunda ronda y la última que se roba en la tercera) para toda la partida. En ocasiones, por tanto, es mejor “regalar” una primera ronda para desgastar al rival y así tener ventaja en el resto de la partida.

El juego ha ganado en complejidad y, por tanto, en profundidad. Cualquier facción controlada por un jugador ávido y con buenas ideas te puede plantar cara, de modo que acumular cartas potentes no siempre será suficiente para hacernos con la victoria. Esta beta abierta de Gwent: The Witcher Card Games ha incorporado nuevos modos de juego que harán que invirtamos todavía más tiempo en la nueva prueba del juego.

Y es que a las partidas multijugador hay que añadir ahora las partidas clasificatorias (o rankeds) que se desbloquean una vez hemos alcanzado el nivel 10. Eso no es todo, ya que en la vertiente individual podemos practicar con la inteligencia artificial para probar nuestros mazos o acudir al modo Desafíos para enfrentarnos a poderosas barajas de la IA. Con cada set de tres victorias desbloquearemos una nueva carta de líder, de modo que nuestras posibilidades de personalización aumentarán notablemente.

Y es que en esta beta abierta volvemos a tener la opción de crear nuestros propios mazos con las cartas que vayamos consiguiendo. Ganando partidas y consiguiendo objetivos desbloquearemos dinero del juego que podemos invertir en comprar barriles (también puedes comprarlos con dinero real), partes que nos servirán para crear cartas que no estén en nuestra colección y otro material que tiene como finalidad transmutar las cartas a su versión premium, lo que les añade movimiento.

Igualmente, si tenemos más de tres cartas de un mismo tipo (el máximo permitido) podemos molerlas para conseguir materiales adicionales que nos sirvan para craftear nuestra baraja perfecta. La apertura de barriles será vital para aumentar nuestra colección de cartas y mejorar nuestras barajas. Cada vez que abramos uno recibiremos cuatro cartas de bronce iniciales y después tendremos que elegir una de entre tres cartas más especiales. Esta última podrá ser de oro, de plata y también de bronce.

Tras haber pasado muchas horas en la versión de PlayStation 4 de esta beta abierta de Gwent podemos decir que el rendimiento ha mejorado notablemente y que, al contrario que en la beta cerrada, no nos hemos caído de ninguna partida online ni se ha atascado el juego en ningún momento. Del mismo modo hallar partida sigue siendo tan ágil como siempre y en menos de diez segundos ya estaremos compitiendo contra otro usuario.

Si te preocupaba perder tu progreso cuando finalizara la beta abierta (tal y como ocurrió con la beta cerrada) deja de hacerlo, pues CD Projekt RED ha confirmado que no está planeado volver a reiniciar las cuentas, pues ya se permite comprar barriles con dinero real. En caso de que tuviera que recurrirse a un reiniciado es probable que el estudio polaco recompensara a los jugadores como es debido.

Joel Castillo

El Gwent que jugamos en The Witcher 3 era muy divertido, el de la beta cerrada era una experiencia muy sorprendente y el que nos hemos topado en la actual beta abierta es una delicia. CD Projekt RED no solo le ha dado una vuelta de tuerca a su idea inicial, sino que ha forjado un juego de cartas completamente distinto al que es capaz de ofrecer la principal competencia a día de hoy (Hearthstone o The Elder Scrolls: Legends).

Todavía queda mucho por recorrer y tan solo estamos ante una beta abierta, por lo que más cosas podrían cambiar. Sin embargo Gwent ya es un videojuego capaz de ofrecer decenas de horas de diversión sin necesidad de gastar un solo céntimo (aunque puedes hacerlo si deseas tener ventajas competitivas) y que, a juzgar por lo prometido por la compañía polaca, acabará siendo algo mucho más completo y repleto de modalidades de juego.

Nosotros ya estamos deseando poder jugar contra amigos en consola y también poder probar ese ansiado y esperado modo campaña del que todavía sabemos muy poco. Gwent: The Witcher Card Game no se ha lanzado oficialmente, pero CD Projekt ha conseguido sentar las bases de un auténtico y adictivo juegazo que podría llegar a ser una gran atracción en los eSports en el futuro.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…

The Witcher 3: Wild Hunt

The Witcher 3: Blood and Wine


Gwent se puede jugar con las voces originales de los personajes en inglés o doblado al castellano.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar