Pisando fuerte en la beta de Halo 5: Guardians

11477

Después del accidentado lanzamiento de Halo: The Master Chief Collection por la consola de nueva generación de Microsoft, no es de extrañar que en 343 Industries se encuentren muy pendientes de cuidar las sensaciones que deja la beta multijugador de Halo 5: Guardians. Un cambio de rumbo respecto a la fórmula jugable de los Halo más veteranos pero conservando la esencia de siempre. Te contamos nuestras experiencias después de probar la beta multijugador.

Si os habéis hecho con una copia de Halo: The Master Chief Collection, seguramente seréis conscientes de que la modalidad competitiva no tuvo un lanzamiento del todo satisfactorio, con matchmakings que dejaban que desear, desconexiones y demás problemas. A 343 Industries le ha tocado solucionar el problema posteriormente al lanzamiento a base de parches, y necesitan recuperar la confianza de todos aquellos usuarios que se hicieron con la recopilación del Jefe Maestro y en la que se prometía acceso asegurado a la beta de Halo 5: Guardians el próximo día 29 de diciembre.

Pese a que el 29 será la fecha de apertura oficial de la beta, hemos tenido la oportunidad de jugar ya varias horas a una versión reducida de los contenidos a los que podréis acceder todos los compradores de Halo: The Master Chief Collection. Concretamente, se nos ha ofrecido la oportunidad de probar el ya clásico modo de juego Asesino, enfrentando a dos equipos de cuatro jugadores cada uno, en dos mapas bien diferenciados entre sí: Truth y Empire. A priori son pocos contenidos para una beta de estas características, pero como ya os decimos, el día que se abra la beta al público esto será solamente una parte de los modos de juego, mapas, y personalización de personaje a las que podréis acceder.



Pero vayamos al grano. Os preguntaréis, ¿qué es lo que ha cambiado en el multijugador de Halo 5: Guardians? Pues fundamentalmente, la fórmula Halo se vuelve mucho más rápida y frenética en esta entrega. Esto se debe principalmente a la adición de algunas mecánicas de juego que se han estandarizado hoy en día en los títulos de disparos en primera persona y que implementados de la forma correcta (como parece ser el caso) no tienen por qué degradar la jugabilidad de una franquicia clásica como Halo. Así que podéis estar tranquilos aquellos que os podáis considerar puristas de los juegos del Jefe Maestro porque, ¿ha cambiado la jugabilidad del competitivo? La respuesta es sí. Pero, ¿se han cargado la esencia Halo? A nosotros en ningún momento nos ha dado la sensación de que los cambios le hayan sentado mal al juego y os explicamos.

Por una parte y uno de los mayores cambios que pueden echarle en cara los más veteranos, se trata de la implementación de un sistema de apuntado que nos permite ver a través de la mira del arma, como ocurre en la mayoría de los shooters modernos. Pese a esta nueva mecánica en la franquicia, no debéis llevaros las manos a la cabeza ya que en el momento en el que recibamos daño de cualquier tipo la vista volverá al modo de disparo “desde la cadera”, por lo que este nuevo modo de apuntado simplemente se utiliza para afinar determinados disparos y no para llevar el gatillo pulsado todo el tiempo como ocurre en otros títulos.



Otra de las grandes diferencias de Halo 5: Guardians con respecto al resto de las entregas radica en la implementación del sprint ilimitado, característica con la que ya se comenzó a tantear en Halo 4 y que no gustó del todo a los fans. ¿Arruina esto la experiencia? Según lo que hemos podido experimentar esta decisión se ha tomado con mucha cabeza, y es que pese a que podremos estar corriendo indefinidamente, mientras lo hagamos nuestros escudos no se regenerarán y por lo tanto seremos susceptibles a que otro enemigo nos vea escapar de la escena y nos remate.

Por último, muchos de los elementos diferenciadores de clases en otras entregas se han combinado en Halo 5: Guardians, por lo que podremos ver cómo características de planeo, propulsiones, o cargas Spartan están disponibles para todos los jugadores que se encuentren en la partida, o al menos esto es así en el modo que pudimos probar, Asesino. Además, ahora cobra gran importancia el botón de esquiva (situado por defecto en B) ya que nos permite realizar algunos impulsos aéreos, o en tierra para salir del radio de explosión de una granada o desconcertar al enemigo mientras nos dispara.

Nosotros hemos podido probar una versión reducida del contenido al que podréis acceder el día 29 con la beta de Halo 5: Guardians y no quedan muchos más detalles por desgranar, pero la tasa de 60 imágenes por segundo completamente estable y sólida le daba una sensación de fluidez al juego que le sienta como anillo al dedo, algo que contrastaba con un apartado visual en el que se nota que tiene lugar a mejora en los muchos meses de desarrollo que todavía le quedan al juego. Claro ejemplo de ello son los 720p de resolución a los que corre la beta, cifra que ya se ha confirmado que aumentará en los venideros meses de desarrollo.

En definitiva y pese a lo escueto de esta versión, la beta de Halo 5: Guardians nos deja con la sensación de tener un juego muy divertido entre las manos, más frenético que las anteriores entregas y que se adapta con cabeza a los nuevos tiempos. Como ya os hemos comentado, si os habéis hecho con Halo: The Master Chief Collection, el próximo día 29 de diciembre podréis disfrutar de la beta con más modos de juego, mapas y contenidos de personalización.

Adrián López


—————–

Si te ha gustado te gustará:


No te quedes sólo en juego:

  • Halo: The Fall of Reach (Novela)
  • Halo: Nightfall (Serie)

Publicaciones relacionadas

Cerrar