La tormenta se acerca

11515

Han pasado ya varios meses desde que Blizzard comenzó a tomarse en serio su periplo por el mundillo de los MOBA, ofreciendo al público su propia interpretación del género con Heroes of the Storm, evolucionando desde su estado de alfa técnica a beta cerrada y aunando a algunos de los personajes más emblemáticos de las franquicias Warcraft, Starcraft y Diablo.

Somos muchos los fieles seguidores de Blizzard que en los últimos meses hemos estado esperando a que nos llegase una clave para poder acceder a Heroes of the Storm, y mientras que algunos todavía no han tenido suerte para poder introducirse en el nexo y repartir estopa entre sus enemigos, algunos otros ya han tenido la ocasión de controlar a algunos de sus héroes favoritos con la llegada de la fase de beta cerrada en el prometedor MOBA.

Los cambios que llegan con esta evolución natural no son demasiado significativos, pero sí cuantiosos a la hora de considerar pequeños detalles y mejoras dentro del juego que algunos de sus seguidores estaban esperando como agua de mayo.



Para empezar, seguimos contando con un título multijugador competitivo que intenta alejarse de la competencia y como ya pudimos apreciar durante la fase de alfa técnica, sacrifica algunas de las mecánicas clásicas propias de Dota 2 o League of Legends para centrarse en otros aspectos. Parte de las diferencias más sonadas radican en la eliminación del sistema del último golpe y del farmeo de esbirros, por lo que los jugadores pueden estar mucho más relajados a lo largo de la fase de líneas y tienen más libertad a la hora de realizar emboscadas o de capturar campamentos de mercenarios que nos ayuden a empujar las oleadas de esbirros y someter al enemigo a más presión.

No podemos olvidarnos tampoco de la otra gran diferencia que ofrece Heroes of the Storm con respecto al resto de los MOBAS: y es que el título de Blizzard elimina la especialización de personajes a través de la compra de objetos para transformarla así, en una mecánica de personalización de nuestro héroe a través de un árbol de talentos al que podemos asignar puntos mientras subimos de nivel.

¿En qué se traduce esto? Pues básicamente, en que el hecho de encontrarnos perennes en una línea procurando dar el golpe de gracia a los esbirros pierde todo el sentido, y así tenemos la posibilidad de centrarnos, junto con nuestro equipo, en cumplir los objetivos de cada mapa. Esto asegura una acción mucho más directa y un mayor número de teamfights. En determinado momento de la partida el narrador nos anunciará que el evento ha comenzado, y dependiendo del mapa, deberemos darnos prisa en ir a matar a determinados monstruos para reunir calaveras con las que potenciar un jefe que lanzar contra las murallas del enemigo, o hacerse con suficientes doblones para pagar el ataque a las fortificaciones enemigas desde un barco pirata.

Como os podréis imaginar, ambos equipos estarán deseando cumplir estos eventos para lograr ejercer una tremenda presión sobre el rival, por lo que los puntos calientes del mapa y donde se completan los objetivos, serán los lugares donde asistiremos a la acción más frenética del título.

A la hora de profundizar en los cambios que ha traído consigo la llegada de la beta cerrada al juego, contamos entre otras cosas con algo que muchos usuarios agradecerán enormemente: se ha producido una nueva oleada de invitaciones para diferentes usuarios de Blizzard y cada vez son más los afortunados que tienen acceso al juego. Cabe mencionar que no deberíais desesperar si todavía no habéis recibido la vuestra, y deberíais saber que el proceso de selección es completamente aleatorio, por lo que la compañía no tiene en cuenta aspectos como la fidelidad, la veteranía o el número de juegos comprados.

El repertorio de personajes también ha recibido un empujón y en este aspecto, la novedad que acompañaba al lanzamiento de la beta no era otra que la inclusión de Thrall, antiguo jefe de guerra de la Horda y chamán del Anillo de la Tierra. Presenta un conjunto de habilidades muy equilibrados que le permiten ser un duro rival cuerpo a cuerpo, así como presionar a distancia, además de curarse. Este es solamente el primero de los nuevos personajes anunciados por Blizzard en la Blizzcon, y todavía nos queda por esperar la llegada de los queridos Lost Vikings y la mortífera Sylvanas Windrunner.

La rotación de mapas disponibles también ha aumentado con la inclusión de Templo Celeste, sumando ya un total de cinco diferentes. En él, nos encontraremos en el desierto de Luxoria y cada cierto tiempo deberemos hacernos con el control de unos santuarios repartidos por el mapa que bombardearán las fortificaciones enemigas, mientras intentamos mantener su control defendiéndolos del equipo rival y los monstruos neutrales que intentarán recuperarlos.



Gracias a la llegada de la beta cerrada, los jugadores más veteranos de Heroes of the Storm ya tienen a su disposición la posibilidad de medir sus fuerzas de la forma más competitiva gracias a las partidas clasificatorias, que otorgan un rango a sus participantes y conforman el “high end” del título para aquellos que quieren hacer de él algo más que un pasatiempo.

Por último no debemos olvidar los numerosos cambios menores, que incluyen desde cierta estabilidad dentro del título a ajustes para equilibrar el poder de todos los personajes. La tienda también ha recibido un lavado de cara con nuevos packs de personajes, aspectos y monturas de oferta con los que hacernos, además de incluir la rotación de diferentes personajes y aspectos en oferta, que van rotando de forma semanal como ya ocurre en otros juegos del estilo.

Nunca había sido mejor momento para iniciarse dentro del universo Blizzard con Heroes of the Storm, y si todavía no has tenido la suerte de recibir una invitación, te podemos asegurar que la espera va a merecer la pena.

Adrián López



——————-

Si te ha gustado te gustará:


No te quedes sólo en el juego:

Publicaciones relacionadas

Cerrar