Impresiones Creators Beta Dreams: La herramienta definitiva para los creativos

Un juego en el que el objetivo es entender cómo se vive un proceso de creación desde las tripas

Beta Dreams Connie

En el tiempo en el que llevo leyendo noticias cobre Dreams, poco podría imaginar yo que sería la herramienta definitiva mediante la cual cualquier jugador puede dar sus primeros pasos en la industria del videojuego. Y hablo del desarrollo de nuevos títulos, ya que la propuesta de Media Molecule, que ha abierto una beta para los usuarios, no tiene como objetivo hacer que los jugadores disfruten de un título al uso, sino de que entiendan cómo es desde dentro la concepción de un producto. Más que un juego, podríamos decir que es una herramienta muy completa para que cualquiera pueda meterse de lleno en proceso creativo de una obra interactiva. La desarrolladora responsable nos dio en su momento LittleBigPlanet, donde la capacidad de modificar el entorno formaba parte del juego, pero es que ahora esa capacidad es lo que ofrecen desde el estudio inglés.

Posibilidades casi infinitas

Doy por hecho que lo que Media Molecule ofrece en un Creators Beta es solo una mínima parte de todo lo que habrá en la versión definitiva del juego. Esto, como punto de partida, ya es muy amplio. En Dreams, el jugador está siempre acompañado de su Imp, una criaturilla que será nuestras manos dentro del juego. Su ayuda será de vital importancia, ya que nos ayudará a probar nuestras creaciones y a jugarlas, que no todo va a ser crear y crear. Dominar el movimiento de este personaje y, por lo tanto, el de los diferentes elementos dentro de Dreams será lo más complicado, ya que usa el sensor giroscópico del DualShock 4 y para mover al bichillo habrá que mover el mando arriba, abajo, izquierda y derecha. Pero no hay que alarmarse, las herramientas que tendrá el juego son muchas y existe la posibilidad de usar ciertas combinaciones de botones para hacer más accesible el movimiento dentro del juego. Lo que los jugadores hemos podido probar en la Creators Beta es la esencia de Dreams, ya que aunque tendrá un modo historia, el plato fuerte viene cuando te dejan desatar tu imaginación y construir mundos enteros en tu patio de juegos (los hay que incluso han recreado otros juegos, como Dead Space).

Tutorial Beta Dreams

Sin haber tenido acceso al juego entero, ya puedo decir que Media Molecule quiere abrir las puertas a todos los jugadores a algo que, muchas veces, puede dar mucho miedo: el desarrollo de videojuegos. La necesidad de estar muy bien preparado, el hecho de que la industria en España no avanza al ritmo que debiera y que el talento se desperdicia en muchas ocasiones, puede hacer que la ambición e ilusión de muchos acabe rápidamente cuando se encuentran con un muro tan alto y difícil de tirar. El aspecto tan amable y pasteloso de Dreams solo viene a reforzar esa idea de que no hay que tenerle miedo, ya que el desarrollo de videojuegos no es ningún ogro y puede ser muy divertido, satisfactorio y dar muchas alegrías.

Sentirse sobrepasado es hasta normal

Los primeros compases de esta beta, que estaba disponible hasta el 4 de febrero, sirven principalmente para que los jugadores se hagan con los controles del Imp (que por cierto, hay varios para elegir). A partir de ahí, hay tutoriales que enseñan al jugador a ejecutar diferentes acciones necesarias para superar diferentes obstáculos o para crear diferentes escenas. Lo cierto es que sentirse abrumado ante tal cantidad de información puede ser normal, ya que parece que te estén instruyendo de cara a un examen final. Por un lado, entiendo que es necesario entender conceptos básicos del juego (aunque se puede ir por libre), pero basar una beta en esa cantidad de información puede ser contraproducente. Reconozco que he pasado más tiempo atendiendo a la voz en off (todo en inglés británico) que disfrutando del propio juego, pero lo creí indispensable para no aburrirme al instante por la frustración de no saber qué hacer exactamente.

Menú creaciones Beta Dreams

A pesar de ello, la prueba cerrada impresiona enormemente por la cantidad de contenido que ofrece y por lo que otros jugadores han conseguido hacer en tan poco tiempo. Como buena herramienta de desarrollo que es, hay espacio para cualquier ámbito creativo dentro de un videojuego: creación de escenas, arte, música o creación de personajes. Elaborar un mini-producto es solo cuestión de echarle ganas e imaginación, porque el resto lo pone Dreams.

Apunta muy alto

Independientemente del público que podrá disfrutar de Dreams, Media Molecule ha invertido una cantidad de tiempo ingente (unos seis años) en desarrollar uno de los últimos títulos que vería la luz en PlayStation 4. La magnitud de su alcance está por definir, ya que solo hemos podido probar una mínima parte de lo que realmente se puede esperar de él. Hay que ser muy valiente para apostar por una temática como esta, ya que bien es cierto que solo un muy reducido grupo de jugadores podrá sacarle todo el potencial a este título. Con todo, también es una puerta al aprendizaje de los más pequeños, pero quizá se escapará un poco su control. Dreams tiene que llegar en algún punto de este 2019 y se verá entonces qué puede ofrecerle realmente a los jugadores.

Juan Pedro Prat

Periodista. Siempre llevo a mano un Poké Ball por lo que pueda pasar. Combino mi pasión por escribir con la de diseñar, aunque no se me da muy bien. Intento siempre aprender de todos los que me rodean.

Publicaciones relacionadas

Cerrar