Impresiones de CrossfireX – El Counter Strike de Xbox

Os contamos nuestras impresiones después de jugar las betas cerrada y abierta del F2P.

Hace un año, en el E3 de 2019, se presentó un juego que causó furor en la comunidad multijugador de Xbox. Yo, sorprendido, no entendía la repercusión del título, así que decidí preguntar a mis amigos más entendidos en la materia y así descubrí lo que supone Crossfire. Crossfire es uno de los videojuegos más jugados en Asia y se sitúa entre las IP que más dinero generan en la última década.

El caso es que en Occidente parece que el juego no ha acabado de calar, así que después de un replanteamiento de la IP, Smilegate y Microsoft lo van a traer a nuestras tierras mediante Xbox. La compañía americana y Smilegate llegaron a un acuerdo en el que CrossfireX, el nuevo título de la franquicia, se lanzaría de forma exclusiva en Xbox este 2020. Y eso no es todo, CrossfireX contará con un modo campaña, desarrollado por -ni más ni menos- que Remedy, creadores de Max Payne, Alan Wake, Quantum Break y Control.

Impresiones de CrossfireX

Así que con todo este hype y las ganas de descubrir qué es CrossfireX, hemos podido jugar tanto a la beta cerrada como a la beta abierta del título en Xbox One X. Aquí van nuestras impresiones de CrossfireX en Xbox One X.

Un shooter de PC, en consola

Los primeros días de beta cerrada pudimos probar un modo clásico en cualquier shooter competitivo que se precie. En un mapa dedicado al combate a corta distancia encontramos dos puntos donde se puede colocar una bomba. Mientras un equipo defiende las posiciones, el otro intenta colocar la bomba. La ronda acaba cuando los atacantes hacen explotar la bomba o matan a todos los defensores o cuando los defensores matan todos los atacantes o roban/desactivan la bomba.

El caso es que pese a considerar CrossfireX como el Counter Strike de Xbox, esa definición son palabras mayores. El juego de Smilegate es demasiado arcade y desde luego no premia tanto la estrategia como en el título de Valve. También tenemos decisiones de diseño un tanto extrañas, como el hecho de que no podamos apuntar con la mira del arma en este modo de juego, mientras que en el otro modo sí. También tenemos que cambiar a una arma más corta o al cuchillo si queremos movernos con mayor velocidad.

Impresiones de CrossfireX
CrossfireX está a medio camino entre una propuesta de estrategia pura y el arcade

La sensación es que CrossfireX intenta aportar un poco de estrategia y juego competitivo en un entorno 100% arcade. Las armas no reaccionan para nada como deberían, con un comportamiento confuso y errático… Y pese a todas estas pegas, el juego resulta divertido. Este modo de juego clásico quizás está más reservado a los profesionales o a jugadores habituales de los shooters competitivos, ya que aquellos más casual seguramente se pasen más tiempo en la pantalla de muerte que en el mapa.

También tenemos variantes en este modo de juego, introducidas más tarde en la beta abierta. En el mismo modo de destruir o defender los objetivos nos encontrábamos con una variante en la que los atacantes eran invisibles y solo podían atacar con cuchillo. Los defensores los podían ver si estaban en movimiento, pero resultaba bastante difícil. Como pega, los atacantes solo podían atacar con un cuchillo, por lo que tenían que moverse de forma inteligente y atacando por la espalda a poder ser. Sinceramente, disfruté mucho más esta variante abocada al arcade puro y duro que la más clásica.

Impresiones de CrossfireX
Los atacantes son «invisibles» en esta variante

CrossfireX quiere traer la experiencia de CS:GO a su manera a Xbox, quizás adaptándose a un público no tan habituado a shooters de este estilo, algo que le hace quedarse a medio camino en varios aspectos. Aunque si queremos una experiencia más moderna también tenemos otro modo de juego.

Sin dejar a COD de lado

CrossfireX también quiere plantarle cara a Call of Duty. Si ya llamarlo Counter Strike de Xbox era atrevido, plantarle cara al shooter más conocido mundialmente es un reto inmenso. Así que desde Smilegate quieren tocar todos los palos y también llegar a un público más casual que no quiere comerse mucho la cabeza con tácticas y solo quiere divertirse capturando banderas y acabando con el enemigo.

En este modo de juego, catalogado como «moderno» por CrossfireX, nos enfrentamos por equipos tomando banderas en un mapa, que al cabo del tiempo nos obliga a avanzar a una zona nueva y tomar otra bandera. Algo así como Domino (CoD) meets Asalto (Battlefield). En este modo de juego podemos esprintar con nuestro personaje y apuntar con la mira del arma, algo que da menos sentido a que no podamos en el otro modo.

Impresiones de CrossfireX
Mi querida mira, te eché de menos

Además contamos con unos perks que vamos desbloqueando a medida que progresa la partida. Podemos mejorar nuestra defensa, ataque o velocidad en cada partida. La meta de la partida es simple: ganar en puntos al rival. Esos puntos se obtienen tomando banderas y acabando con los rivales, así de simple.

Impresiones de CrossfireX
En la beta contamos con dos modos de juego bien diferenciados

Se trata de un modo más casual que nos ofrece una experiencia más cercana a CoD y que me ha resultado más divertida y atractiva que la clásica, supongo que por gustos propios. En ambos modos de juego contamos con diferentes armamentos a nuestra disposición, que podemos personalizar de forma algo limitada (al menos en la beta). Sinceramente, no he visto gran diferencia entre armas del mismo estilo, así que el cambio está en pasar de un rifle de asalto a un francotirador, escopeta o pistola.

Por último, también tenemos una ventana de personalización de nuestro personaje, donde gastamos los puntos ganados en base a ir subiendo de nivel para mejorar nuestro soldado.

Impresiones de CrossfireX
Invertimos los puntos de mejora en diferentes aspectos de nuestro soldado

Gráficamente, cumple

CrossfireX no es un portento gráfico, pero es bastante resultón. La paleta de colores es variada y nos deja con entornos con bastante saturación que resultan atractivos. A nivel de texturas e iluminación también cumple, sin nada raro que hayamos visto.

Impresiones de CrossfireX
Gráficamente el juego está bien, con buenos efectos de luz

En el rendimiento, clave en este tipo de juegos, no podemos poner ninguna pega. El juego se mueve a 60fps estables (Xbox One X), con una imagen nítida. Los servidores se han comportado y en esta beta personalmente no he tenido ningún problema ni he tenido ningún tipo de problemas de conexión, algo a destacar en una beta de un juego online, que habitualmente suelen ser un desastre.

La parte negativa de este apartado la encontramos en el audio. Las armas no suenan como deberían, con efectos enlatados y disparos que poco o nada tienen que ver con el calibre de nuestra arma. En este sentido hay mucho trabajo a hacer.

CrossfireX, ahora tienes mi atención

Siendo sinceros, no esperaba gran cosa de CrossfireX pero me ha sorprendido gratamente. Hay que recordar que estamos ante un juego que se lanzará de forma gratuita a Xbox One y que contará tanto con esta vertiente multijugador como con campaña. El modo de juego clásico creo que debería optar por buscar la estrategia al 100% y así no confundir al jugador. El hecho de que se quede a medio camino no acaba beneficiando a ningún tipo de jugador.

Sobre el modo de juego más moderno no tengo mucho que reprochar, actúa como una experiencia Call of Duty pero de forma gratuita, algo que ya de por sí es atractivo suficiente. Todavía nos quedan ciertas incógnitas, como ese modo campaña creado por Remedy, así como la cantidad de mapas y modos de juego que llegarán de salida. Pero CrossfireX tiene muy buena pinta y puede ser uno de los atractivos multijugador más grandes tanto de Xbox One como de Xbox Series X.

Daniel Villagrasa

Xboxer para unos, sonyer para otros, pero no veas lo que me gusta disfrutar de ambas plataformas. Jugando desde que tengo memoria y aprovechando a la mínima para deciros lo mucho que quiero a Hideo Kojima.

Publicaciones relacionadas

Cerrar