Impresiones de Tropico 6 Beta – Yo también quiero ser Presidente

Nos ponemos la gorra de coronel, los galones y encendemos el puro para dirigir toda una nación.

Tropico 6 Imagen Principal

El tiempo vuela, y eso es algo que se le puede decir con total tranquilidad a Kalypso Games y a su franquicia estrella: Tropico. Fue en 2014 cuando pudimos ver y disfrutar de la última entrega de esta franquicia hasta el momento, Tropico 5, con un lanzamiento multiplataforma que acercaba a este simulador de presidente tanto a PC como a las consolas del momento e incluso a alguna de la generación anterior.

Siguiendo el número de aquella entrega, ha hecho falta un lustro para que volvamos a meternos en el uniforme y los galones de El Presidente, con nuestro leal lacayo Penúltimo, con el fin de crear una nación próspera e independiente, y también para llevarnos algo a los bolsillos. Tras muchos rumores sobre sus mecánicas y ambientación,Tropico 6 está a poco de llegar a PC, con un estreno fijado para el 29 de marzo de 2019, y a consolas en algún momento del año.

Por eso, para prepararnos de cara a lo que está por venir, ya nos hemos puesto al frente de nuestra propia república bananera con la beta de Tropico 6. Hemos podido experimentar con una versión cercana a la final para conocer qué tal le ha sentado a la saga el cambio de desarrolladora, ahora con Limbic Entertainment al timón, y de motor, con un Unreal Engine 4 que ya está hasta en la sopa. Y, antes de seguir, vamos a dejarlo claro: fans, tranquilos, vuelve el Tropico de siempre, el que os enganchó.

Introducción – El retorno de El Presidente

La propuesta de Tropico 6 es bien sencilla. Tu misión es la de encarnar al líder de una nación que está comenzando a crecer y desarrollarse. Con algo (mucho) de sátira, el guion prácticamente se queda en nuestras manos, esperando a que lo escribamos con todas y cada una de las decisiones que tomemos. Si bien es cierto que una de las grandes bazas de este juego es ofrecer una experiencia a largo plazo con su modo abierto, para hacer estas impresiones hemos querido que nos lleven más de la mano, comenzando por los tutoriales y terminando por la campaña de juego.

No hemos tenido que invertir demasiadas horas para darnos cuenta de que este Tropico mezcla la guasa que se percibe rápidamente con las líneas de Penúltimo, una que además está presente en todo momento, con la seriedad de la gestión de toda una nación. Esta vez, además, las cosas son bastante más complejas no solo por la cantidad de cosas que puedes hacer, sino también porque tu poder no se extiende a una sola isla, sino a todo un archipiélago. Imaginad la complejidad de tratar solo un terreno y elevadla a la enésima potencia con estos nuevos territorios y sus conexiones por tierra y por mar. Es enorme en opciones, pero también puede ser confuso y abrumador si eres primerizo, a pesar de no lanzarse a profundizar más de la cuenta.

Impresiones – Complejo y completo, pero no en exceso

Tropico 6 Beta 01

Lanzarse a un juego de este género es algo que requiere cierta preparación. Tropico 6 va de construir una nación, y eso implica desde contentar a la ciudadanía para cosechar votos y seguir estando al frente hasta enviar piratas a robar grandes monumentos para atraer turistas a tu país. El choque entre la legitimidad democrática y el descaro de las peores prácticas es algo que hemos encontrado en cada minuto de nuestras partidas. Porque si algo hace Tropico, además de abrumarte con todas sus opciones, es darte libertad para escoger.

Lo deja claro desde el momento en el que comienzas un tutorial que se puede extender durante horas fácilmente. Configuras tu Presidente a medida (con un editor que, aunque no es excesivamente grande, sí tiene bastantes opciones), configuras tu palacio como lo deseas y comienzas a dirigir tu pequeño país para llevarlo a donde quieras. Los primeros pasos a seguir son los que dicta el tutorial, uno que no es que recomendemos, es que lo obligamos seguir. Sin él, moverse por el entramado de esta mezcla entre política y gestión virtual sería como sentarte frente al centro de mandos de un avión con una venda en los ojos. Pero, qué diantres, esto es precisamente lo que veníamos buscando.

No queremos que pille por sorpresa a nadie, nuestra toma de contacto con Tropico 6 nos ha aclarado que es tanto o más complejo que los anteriores, pero sobre todo más orgánico, y eso es algo que se le debe a la población que vive en nuestro pequeño y exótico país.

Ser Presidente no es nada fácil

Tropico 6 Beta 02

Al hilo de lo anterior, tampoco queremos engañar a nadie. No hay grandes innovaciones en Tropico 6 que lo distancien kilómetros de su entrega anterior. Lo que hemos visto en nuestras primeras horas de juego con esta beta (amén de ciertos errores que entendemos dada la versión jugada) es que este city builder cuida muy bien sus bases y lo que ha llevado a la saga a estar donde está. Asumir riesgos no es lo suyo, pero sí sumar factores para mejorar la experiencia.

Y es que las primeras horas con él pueden ser realmente abrumadoras, sobre todo si vienes de nuevas. Estar al frente de una nación exige controlar recursos y presupuestos, invertir en infraestructuras, estudiar ubicaciones, conocer al pueblo y tratar de hacer que todo evolucione a medida que pasan los años y te adentras en la era moderna. Esto podría ser el cóctel propio de un city builder al uso, pero hablamos de un juego que también introduce la política, y que por tanto te lleva a tener cuidado con tus relaciones exteriores, a valorar qué facciones te conviene tener más de tu lado y cómo contentar a aquellos que quieres contigo para seguir en el poder.

Tropico 6 Beta 03

Todo esto se convierte en un mareante maremágnum de menús, opciones y variables. Tu abanico de opciones va desde la construcción de carreteras y la creación de viviendas hasta modificar la constitución para aceptar el matrimonio homosexual o invertir en armamento para tranquilizar a tus fuerzas armadas. Realmente, no podemos llevar la cuenta de la cantidad de variables y de opciones disponibles, pero estamos seguros de que todavía nos han faltado cosas por explorar y modificar. Es realmente rico y enorme.

¿Es bueno? A la hora de entrar en él no, porque todo lo que te lanza a la pantalla puede ser realmente agobiante. Sin embargo, si conoces el género, te adelantamos que es algo que se disfruta sin pudor alguno. Puedes hacer tanto que construirás hasta el último detalle de la historia de tu país. Todo está bajo tu control, pero solo si eres capaz de estar al tanto de todo.

El pueblo también manda

Tropico 6 Beta 04

Dejando a un lado cómo lleves tu régimen, que puede pasar desde el comunismo más extremo hasta la derecha más abrumadora, el pueblo tiene una voz más cantante que nunca en Tropico 6. En el tiempo que llevamos jugado, hemos pasado por más de un periodo de elecciones, descubriendo que conseguir votos a favor no solo depende de cómo trates con las facciones de tu país, sino también de cómo contentes a los diferentes estratos de la población.

Crear puestos de empleo para impulsar la economía, invertir en importación o exportación, estudiar bien la disposición de las fábricas, las granjas y demás edificios para facilitar el movimiento de la población. Conocer los mejores recursos de cada isla para explotarlas correctamente o incluso hacer política de manual encargando estudios para ver cómo evolucionar las leyes del país. Todo cuenta, y lo que es mejor, todo contenta a unos y disgusta a otros.

Tropico 6 Beta 05

Ser político implica caerle bien a un grupo de personas y caerle mal a otro, y eso en Tropico 6 queda claro en todo momento. Las tareas que te piden diferentes sectores para mantener su voto son algo a la orden del día, y todo mientras tratas de superar misiones para favorecer el desarrollo de la nación. No hay respiro, no puedes detenerte, el pueblo te necesita, porque también manda, y esta vez reacciona con más naturalidad a tus decisiones. Aunque también puedes sacar a relucir las prácticas más oscuras para reducir a esa personas que pueden poner a la gente en tu contra, o amañar inocentemente las elecciones para seguir adelante.

Es un enorme cúmulo de cosas que puedes hacer, pero que no te lleva a las profundidades de la simulación. El toque divertido de Tropico no deja de estar presente en ningún momento, y es algo que se ve con disparates como construir una central eléctrica mientra mandas a una trupe de piratas de pata de palo y bandera negra a asaltar navíos en los mares cercanos. Complejo es a rabiar, pero no se excede demasiado para ganar algo de accesibilidad.

Conclusión – Un city builder interesante para novatos y para veteranos

Tropico 6 Beta 06

Si con algo nos quedamos de nuestras primeras horas de juego con Tropico 6 es que, además de ser enormemente abrumador en los primeros compases, sabe llevarte de la mano para que asimiles todo lo que puedes hacer con tu país y te suelta de esta en el mejor momento. Nos ha gustado bastante el cambio a nivel artístico, conseguido también a través de la adopción del Unreal Engine 4 como motor, y nos ha enamorado cómo transmite su divertida personalidad en todo momento, sobre todo con su genial doblaje al castellano.

Necesitamos más tiempo para construir nuestro país y explorar todo lo que podemos hacer con él. Pero, si sigue el camino que parece estar construyendo, ser Presidente va a ser más divertido que nunca.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar