Impresiones de Watch Dogs: Legion – La unión hace la fuerza

Watch Dogs está más cerca que nunca, y hemos podido probarlo a fondo.

Ni una, ni dos, ni tres. Cuatro horas hemos podido pasar en la Londres de Watch Dogs: Legion para poder comprobar de primera mano cómo es la nueva entrega de la saga de hackers por excelencia de Ubisoft. Una sesión intensa en la que nos hemos metido en la piel de un hipster, de un agente secreto y de un cualquiera para ayudar a DedSec en su afán por restaurar la normalidad en una urbe que ha sido sacudida hasta los cimientos por culpa de un terrible atentado.

Tenemos mucho que contaros, así que, si queréis enteraros bien de lo que os espera con el nuevo Watch Dogs, seguid leyendo. Marchando una de impresiones de Watch Dogs: Legion bien calentitas, con su código recién depurado y libres de hackeos para ir abriendo el apetito. Y es que quedan poco más de 20 días para que todo el mundo pueda ver qué se trae entre manos Ubisoft con esta nueva entrega.

Londres, tras el Zero Day

La sesión de juego que tuvimos, cortesía de Ubisoft, nos ha servido para conocer un poco más de la historia. Una amenaza de bomba y un engaño hacen que varios explosivos detonen y causen el caos en diferentes puntos estratégicos de Londres, a la vez que logra desviar la atención y señalar como culpables a DedSec. El grupo de hackers se ve acusado justo cuando intentaba evitar que la hecatombe sucediera, por lo que pasa a estar en el punto de mira de las autoridades.

Una situación que nos lleva a un fast forward y a una Londres ahora totalmente controlada por dispositivos inteligentes y a Albion. Esta organización, curiosamente, ha aprovechado para monitorizar a toda la población londinense para que no vuelvan a tener lugar atentados como los del Día Zero. Mientras tanto, DedSec es acusada de ser una formación terrorista, aunque no son pocos los londinenses que sospechan la verdad, y que no dudan en sumarse a la causa para recuperar una libertad que poco a poco están perdiendo.

Esa es la premisa argumental sobre la que se cimenta todo Watch Dogs: Legion, aunque hay que sumar una organización criminal conocida como el Clan Kelley, con la terrible Mary Kelley a la cabeza, íntimamente ligada a la propia Albion y a su líder, Nigel Cass. Una formación que quiere tomar el control de todo y eliminar cualquier atisbo de libertad con el supuesto fin de preservar la seguridad y el estado de bienestar; otra, que poco a poco va liderando una revolución con la que recuperar unos derechos. En medio estás tú, capitaneando una revuelta en la que puedes ser cualquiera. Y con cualquiera, nos referimos exactamente a eso.

Unidos, somos Legion

Impresiones Watch Dogs Legion 09

Lo sabrás ya por la abuelita asesina o incluso por la aparición de El Rubius, pero la premisa más importante a nivel de gameplay en este WD: Legion es que puedes reclutar a prácticamente cualquier NPC para DedSec. Es una mecánica variable, ya que hay personajes a los que puedes reclutar con tan solo charlar con ellos o mandarles un mensaje, y otros que requieren superar ciertas misiones o hasta espiar su rutina diaria y ver cuándo pueden necesitar tu ayuda. Obviamente, la facilidad o dificultad para que se sumen a las filas de tu organización depende de la relevancia o potencial que pueda tener, además del posicionamiento que tengan respecto a DedSec.

No es lo mismo reclutar a un espía inglés, que puede venir con un reloj capaz de crear pulsos electromagnéticos, que reclutar a un pobre diablo que está en las calles intentando sobrevivir día sí y día también. Tampoco es lo mismo intentar reclutar a alguien que trabaja para Albion.

En este sentido, lo único que podemos decir es que da auténtico pavor pensar en todo el equipo que ha sido necesario para integrar tantísimo personaje y sumarlo al gameplay del juego, porque cada recluta que fiches podrá ser manejado. Eso implica unas posibilidades casi infinitas.

Impresiones Watch Dogs Legion 08

Bien es cierto que no nos ha dado tiempo a reclutar a muchos, ni tampoco a sumergirnos demasiado en misiones de reclutamiento o experimentar al máximo con lo que puedan ofrecer, pero sí que hemos podido obtener dinero a base de pedir limosna en la piel de un vagabundo, adentrarnos en Scotland Yard como si fuera nuestra casa gracias a manejar a un policía o incluso infiltrarnos en garitos al más puro estilo James Bond en la piel de un espía. Cada personaje cuenta, cada uno tiene sus propias habilidades, gadgets y facilidades al moverse por Londres. Aunque, eso sí, también hay un sistema de desarrollo común para tener un set de skills que valga para todos.

Impresiones Watch Dogs Legion 02

Esta mecánica es sumamente ambiciosa por la cantidad de variables que maneja ya no solo en cuanto a gameplay, sino también en cómo afecta al desarrollo de la partida. Las misiones secundarias que puedan tener, las posibilidades que tienen al moverse por las calles y al interactuar con otros. Es un trabajo soberbio y esta toma de contacto nos ha encantado, aunque necesitamos comprobar cómo evoluciona todo cuando se traslada a la experiencia completa. ¿Hasta qué punto ha mantenido Ubisoft este buen equilibrio con los reclutas de DedSec? ¿Hasta qué punto ofrecen posibilidades suficientes para enriquecer la experiencia de juego? Si mantienen el nivel que hemos visto, puede ser algo abrumador.

Como en Londres, como en casa

A Ubisoft le encantan los mundos abiertos, y lo que es capaz de hacer en cuanto a fidelidad con los entornos reales siempre es motivo de asombro. No han fallado en su recreación de Londres porque, aunque sea algo más avanzada y esté repleta de drones sobrevolando las calles, es fácilmente reconocible en todos sus sentidos. Desde el tener que conducir por la izquierda hasta pasear por el puente de Westminster. Mucha localización perfectamente reconocible, y lo que es mejor, totalmente disponible.

Impresiones Watch Dogs Legion 03

Con un plazo de tiempo para jugar, no da tiempo a pararse para verlo todo y comparar, pero sí podemos asegurar que la sensación de familiaridad es absoluta. También hay que decir que de nada sirve tener un mapa tan grande y bien recreado si no hay cosas por hacer. Aquí hemos encontrado ya no solo las misiones principales de historia, en una trama que nos llevó a descubrir un negocio bastante turbio del clan de los Kelley, sino también las secundarias para reclutar nuevos miembros para DedSec, o incluso otras tareas que poco tienen que ver con el progreso de la historia.

Y es que hemos visto bastantes pasatiempos para matar el rato si eres de los que gusta pasear. Dar unos toquecitos al balón en un parque, pelearte a guantazo limpio en torneos clandestinos o, por qué no, hacer de mensajero para repartir paquetes por la ciudad. Son algunas de las opciones que hemos podido experimentar durante nuestra partida, que complementan dando variedad y que te ayudan a avanzar en la progresión de tus personajes al ofrecerte recompensas para desbloquear más habilidades.

Impresiones Watch Dogs Legion 06

De hecho, la variedad es otra cosa que hemos podido comprobar cuando nos centramos en la historia. Si bien es cierto que WD: Legion se presta mucho a perderte y dar bandazos de aquí para allá reclutando o sembrando el caso hackeando a diestro y siniestro, las misiones principales nos han ayudado a comprobar que esta vez Ubisoft quieren darle más «vidilla» al asunto.

El gameplay se abre

El que haya jugado a Watch Dogs antes ya sabe que hackear es una constante. Con tu teléfono móvil puedes desde indicar hacia dónde debe moverse cualquier vehículo, hasta pinchar cámaras de seguridad, hacer saltar alarmas o incluso mandar mensajes a guardas para que se despisten. Las opciones son enormes en este sentido, creciendo respecto a la entrega anterior, y se enriquecen gracias a todo lo que ofrece cada recluta de DedSec.

Impresiones Watch Dogs Legion 04

Empezamos manejando a alguien que llevaba una palanca al más puro estilo Gordon Freeman, ideal para el cuerpo a cuerpo (bastante simplón este, aunque esperábamos menos), y acabamos embutidos en un esmoquin con «licencia para matar» y un reloj capaz de inutilizar cualquier sistema. Pudimos probar a varios personajes, y lo cierto es que cada uno ayuda a afrontar cualquier misión desde muchas perspectivas distintas. Por cierto, si detienen a alguno (recuerda que DedSec es considerada organización terrorista), necesitarás un tiempo para que vuelva a estar activo, salvo que tengas entre tus filas a alguien con conexiones en la policía.

Pero lo mejor de todo esto es que ahora no dependemos de grúas, como pasaba en Watch Dogs 2. Podemos pilotar drones o incluso pequeñas arañas robóticas que pueden colarse por cualquier parte. Esto nos sirvió, por ejemplo, para llevar a cabo una misión de dos formas completamente distintas. La primera vez intentamos entrar a pie tirando de sigilo lo mejor que pudimos, pirateando cámaras, haciendo saltar señales, inutilizando torretas y hasta drones vigía. No salió bien.

Impresiones Watch Dogs Legion 07

La segunda vez, decidimos traer un dron de carga y montarnos en él para que nos llevara directamente a donde queríamos. ¡Eureka! Funcionó. No solo eso, también nos demostró que Londres es más vertical que nunca en esta entrega, y que tienes libertad para ir por las calles o por los tejados, de hecho, algunos coleccionables que sirven para reclutar todavía a más personas y posicionar barrios a favor de DedSec, solo pueden conseguirse de esta manera.

Ubisoft llevaba tiempo intentando romper con el esquema tradicional de Watch Dogs, y para esta entrega han tomado buena nota. El hackeo es mucho más sencillo y fácil de manejar, los controles intuitivos y la respuesta mucho mejor. El gameplay, por su parte, tiene ahora una fórmula base que permite afrontar una situación de muchas formas distintas. En definitiva, es un mundo abierto en el que las misiones no tienen un único patrón para resolverlas. Todo depende de a quién manejes y de qué haya en el entorno. Puedes entrar a saco con tus armas y tu móvil, puedes colarte destrangis entre las sombras o puedes inutilizar los sistemas informáticos. Puedes hacer las cosas como quieras.

Watch Dogs: Legion – Porque la unión hace la fuerza

Impresiones Watch Dogs Legion 05

Todavía necesitamos poder zambullirnos en el juego completo para comprobar hasta qué punto el nuevo planteamiento de Ubisoft con Watch Dogs: Legion funciona o no; pero hemos de decir que esta toma de contacto ha sido muy reveladora. Sí, seguimos en un mundo abierto con muchas cosas por hacer; sí, el hackeo sigue siendo el principal arma de nuestro personaje. Pero no, esto no es lo de siempre. Aquí hay cambios, hay un refinamiento que venía siendo necesario.

Las posibilidades que abre el poder reclutar a un enorme ejército de NPC para poder manejarlos, la verticalidad que facilita esta Londres para recorrerla como queramos y la riqueza de contenidos que ofrecen tanto las ciudades como las misiones que la pueblan. Esta sesión nos ha mostrado una fórmula que siempre tenía algo nuevo que dar, un nuevo gadget que usar, una nueva investigación que realizar, un personaje más al que manejar o un puñetazo más que dar.

¿Logrará toda esta ambición mantenerse en un juego de semejante envergadura? Lo descubriremos pronto, pero, por el momento, parece que lo que Ubisoft ha construido es muy sólido. Watch Dogs Legion sale a la venta el próximo 29 de octubre.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar