Impresiones de Devil May Cry 5 – Un hack and slash con estilo propio

Vuelve Dante, vuelve Nero y todo el frenetismo del hack and slash de Capcom.

Once años es todo un mundo, si no que se lo digan a los fans de Kingdom Hearts, cuya larga espera finalmente ha merecido la pena y ha vendido ya más de 5 millones de copias. Devil May Cry es una de esas sagas que tienen estrella, conseguida gracias a una personalidad arrolladora. Y aunque también ha tenido sus sombras, Hideaki Itsuno quería rescatar las buenas vibraciones para todos aquellos que jugaron la serie numerada. Y vaya si lo hace.

La nueva propuesta del veterano director es una oda al frenetismo. Hemos jugado la preview de Devil May Cry 5 ante los ojos del mismísimo Itsuno y nos ha dejado muy buenas sensaciones. Arrancamos desde el prólogo con una de las caras más conocidas que no convenció tanto en el pasado. Pero Nero ha evolucionado con el juego, que alardea de un apartado gráfico espectacular, a la altura de su nombre y apellidos. Ahora, Nero tiene un brazo biónico que nos dará mucho juego en los combates.

Precisamente esta versatilidad es una de las claves de Devil May Cry 5, donde es difícil aburrirse. Hay que recordar y destacar que el jugador podrá utilizar hasta 3 personajes diferentes: Nero, Dante y V, el recién llegado. Este último, del que entraremos en detalle más adelante, tiene una jugabilidad muy diferente a los otros dos, que le permite invocar sus propios demonios.

El nuevo arma de Nero: los brazos biónicos

En cambio, Nero puede combinar el ataque a distancia haciendo uso de su añorada Blue Rose con ataques cuerpo a cuerpo con su impresionante espada Red Queen y, por su fuera poco, a eso hay que añadirle las extensiones de brazo que le proporcionará varias habilidades especiales. Cada brazo tiene un poder único y es reutilizable a menos que se destruyan, voluntariamente o no. De no destruirse se acumulan en el inventario, pero nos ha chocado que la ruleta no tenga atajos para alternar durante el juego. Este poder de los brazos biónicos se denomina Devil Breaker.

Captura Devil May Cry 5

Lejos de parecer un sistema complicado de pillar, nos sentimos muy cómodos nada más empezar esta aventura, que está compuesta por capítulos o misiones. Cada una de ellas nos llevará a enfrentarnos a jefes recién salidos del inframundo para poner a prueba nuestra pericia. Este Devil May Cry da la posibilidad de personalizar casi por completo la forma de jugar. Nico es la joven que nos acompaña en esta historia al volante de la furgoneta que hará las veces de tienda para gastar todas nuestras gemas en mejoras. En los escenarios se pueden encontrar cabinas de teléfono para llamar en cualquier momento a Nico y abastecerse.

Hay varios tipos de gema, que los fans de la saga reconocerán rápido. Las rojas sirven como moneda de cambio y se consiguen sobre todo en la resolución de cada nivel según el estilo de combate que consigas finalmente. Curiosamente a medida que aumentamos este indicador, la banda sonora del juego se vuelve más cañera, un sello de identidad que no podía faltar en esta nueva entrega. Por otra parte, las gemas azules y amarillas son las que nos salvarán de la muerte en más de una ocasión, curando o reviviéndonos respectivamente.

Combates verticales, ritmo frenético

Algo que nos ha llamado la atención es el diseño de los escenarios, que propician la verticalidad de los combates en detrimento de la extensión de los mismos. Esto puede dar la impresión de niveles lineales pero en cambio encontramos caminos alternativos para explorar, buscar brazos o gemas escondidas. O incluso misiones secretas. En la segunda misión entramos en un hotel con múltiples habitaciones y en una de ellas nos topamos con un símbolo que hay que alinear para poder acceder a un nivel a contrarreloj que nos dará una suculenta recompensa. Además, se puede interactuar con algunos elementos del entorno para provocar una explosión, por ejemplo, y parte del mobiliario urbano es destructible. Puedes comprobarlo tú mismo, porque la beta abierta del juego ya se puede descargar.

El diseño de los jefes plantean combates muy diferentes para exprimir al máximo todas las mecánicas disponibles»

Más tarde probamos a V, la nueva incorporación de Devil May Cry 5. Un personaje más oscuro que guarda una historia detrás y tiene un poder sobrehumano. Su jugabilidad no nos entusiasmó, debido a la dependencia que tiene con sus demonios, dos entes con forma de pantera y cuervo que tiene que invocar para luchar. No es una opción, V necesita este poder para afrontar los combates y que ataquen por él. Tan solo tiene que rematar a los demonios con el golpe de gracia cuando solo les queda un hilo de vida.

Shadow, Griffon y Nightmare, los demonios de V

Es interesante explorar otros sistemas de combate que enriquezcan esa versatilidad de la que hablamos, pero personalmente nos pareció repetitivo y confuso a la hora de fijar objetivos. La peculiaridad de Shadow y Griffon, como se llaman las invocaciones, es que tienen barra de vida propia y una vez caídos, tienen un tiempo de recuperación que V puede acelerar. Esto quiere decir que puede quedarse momentáneamente desprotegido. El poder de V se denomina Devil Trigger y puede recargarlo con el gatillo derecho para lograr invocar a Nightmare, un golem gigante que atacará a los enemigos por su cuenta.

Captura Devil May Cry 5

En definitiva, las mecánicas de Nero y V no tienen nada que ver, por lo que nos queda la duda si ambos sistemas encajan bien o los niveles de V romperán el ritmo del juego. Por último hay que destacar la habilidad de Dante para transformarse en su forma más demoníaca, además de sus múltiples armas que lo vuelven uno de los personajes más divertidos de jugar. El veterano protagonista seguirá buscando su venganza familiar en este título en un sitio llamado Red Grave City, donde empiezan a emerger unos árboles demoníacos amenazando a la humanidad.

Aunque el entorno ha cambiado, resulta interesante encontrarnos enemigos y mecánicas de otras entregas como la tejedora de los hilos de la muerte o el gancho que utiliza Nero para desplazarse en algunos escenarios. Nuevamente destaca el detallado diseño de los jefes de nivel que plantean combates muy diferentes para exprimir al máximo todas las mecánicas disponibles y eso hay que valorarlo muy positivamente.

Conclusiones:

Capcom vuelve a poner toda la carne en el asador con un hack and slash con muchísima personalidad. Da el salto de calidad que exige la actual generación de consolas con el motor RE Engine, que Capcom ya utilizó para Resident Evil 7 y el resultado es realmente sublime en Xbox One X, donde hemos jugado esta preview. El diseño de escenarios y enemigos van de la mano con el ritmo frenético que impone el juego, donde permite exprimir las habilidades de los 3 personajes jugables.

La versatilidad de Devil May Cry 5 hacen que el juego evite ser repetitivo y el sistema de progresión invita a realizar los combos más locos que el jugador se imagine. Capcom pone un arsenal de armas y combinaciones a disposición del usuario. El estilo de juego ya es cosa suya, pero los personajes brindan la oportunidad de probar distintas mecánicas para combatir a las fuerzas demoníacas en una historia que promete mayor nivel de epicidad, al mostrar la cara más cinematográfica de la franquicia.

Devil May Cry 5 sale el 8 de marzo para PlayStation 4, Xbox One y PC y estos son los requisitos mínimos y recomendados que necesitas para jugarlo en esta plataforma.

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.

Publicaciones relacionadas

Cerrar