Impresiones finales de Xenoblade Chronicles: Definitive Edition – Definiendo el futuro

La revisión del título para Nintendo Switch devuelve a la gloria uno de los grandes RPG de la historia.

Todo aquel que se haya enfrentado a la propuesta de Xenoblade Chronicles, sabe que se enfrenta a uno de los mejores RPG de la historia. Corría el año 2011 cuando el título veía la luz en Wii, antes de convertirse en toda una leyenda para los aficionados de Nintendo. Teniendo en cuenta la trascendencia de su paso por la consola de hace dos generaciones, parecía fácil pensar que la compañía japonesa y Monolith Soft se lanzaran a revivir el título en una plataforma tan exitosa como Nintendo Switch. Con ello, Xenoblade Chronicles: Definitive Edition ya es toda una realidad.

Será el próximo 29 de mayo cuando la propuesta vea la luz en la consola híbrida, aunque ya he tenido la ocasión de adentrarme en su universo y poder contarte algunas de las pinceladas que se incluyen en esta revisión, para que puedas saber qué es lo que puedes encontrar. Como bien sabrás, Xenoblade Chronicles: Definitive Edition incluye un nuevo epílogo que no estaba presente en la propuesta original y que trataremos en el análisis del título, al igual que lo relativo al nuevo modo de juego anunciado para la propuesta. Tras las primeras horas de juego, esto este es el sabor que me ha dejado la propuesta.

Una batalla por el destino

Hace ya nueve años que millones de jugadores de Wii acompañaron a Shulk en su enorme aventura -enorme en todos los sentidos- junto a la espada Monado. Con un sistema de combate revolucionario, Monolith Soft presentaba uno de los títulos más impresionantes de la historia de la consola de Nintendo. Esa batalla por el destino trascendió todos los límites y la propuesta en su regreso a Nintendo Switch es exactamente la misma, aunque con un aspecto renovado y con los pocos arreglos que se le pueden hacer a un título que ya rozaba la perfección.

Obviamente, volverás a acompañar a Shulk, Reyn, Sharla, Dunban o Melia en su camino por Bionis para derrotar a los mekon y averiguar la verdad que se oculta tras uno de los argumentos más intrigantes que han surgido en la historia de Monolith Soft. He de reconocer que es la primera vez que me enfrento a la propuesta y la he descubierto en todo su esplendor, pero lo que me ha aportado son excelentes sensaciones.

Una revisión colosal, con aristas que pulir

xenoblade definitive
Shulk y Reyn en entornos de Xenoblade Chronicles: Definitive Edition

No es fácil traer de vuelta un título que vio la luz en Wii y que fue un rompelímites técnicos en la época, pero es innegable que a Xenoblade Chronicles le ha pasado cierta factura en lo gráfico el paso del tiempo. Es innegable que la mejora con su llegada a Switch es un trabajo magnífico, especialmente en el modelo de la de los personajes, que ha sido tratado a la perfección y están mucho más pulidos de lo que era la propuesta original. De hecho, se les ha dado un aspecto más animado, alejándolos del realismo que se intentaba aportar en la versión anterior. Cada uno de ellos está tratado con una personalidad sublime y que no deja indiferente.

Otro menester son los entornos. También se han mejorado, por supuesto. Bionis luce espléndida en su enorme magnitud, pero hay muchas texturas que no han terminado de ser certeras en lo que debería ser la presente generación. Esto es algo que se puede apreciar mucho mejor en los detalles, mientras que el entorno global -especialmente en la lejanía- se nota bastante mejorado. Hay mucha más nitidez en las imágenes y algunos entornos se han reestructurado, añadiendo nuevos elementos y eliminando otros. Como digo, el resultado es bastante satisfactorio y se nota una inmensa mejoría, pero hay aristas que necesitan pulirse y que provocan ciertas muecas al percibirlas.

Un gameplay sin límites por explorar

mekon xenoblade
Grupo de mekon en Xenoblade Chronicles: Definitive Edition

Como primerizo en la saga Xenoblade, me he topado con uno de los sistemas de combate más complejos que he visto en un RPG. Soy consciente de que no se ha modificado y que es uno de los grandes baluartes de la saga, pero no he podido evitar sentirme abrumado por todas las posibilidades que ofrece. Las primeras horas estuvieron marcadas por la frustración de no saber a qué me estaba enfrentando, aunque cada vez se volvía más fresco y familiar, hasta alcanzar lo soberbio. Una vez que consigues dominar las artes -las habilidades de las que dispone cada personaje- y la utilización de los colores para provocar ciertos efectos en los enemigos, es un deleite. Sin duda, uno de los sistemas más ágiles y cambiantes que he visto nunca.

La utilidad de la Monado también es un sinfín de opciones muy interesantes. De hecho, si puedes dominar a la perfección todas sus habilidades, cabe la posibilidad de que el juego sea un paseo en el que los enemigos ni se atrevan a tocarte. La familiaridad con sus poderes especiales y con el vínculo de Shulk y sus compañeros, resulta vital para adaptarse a todo lo relativo a las batallas. Hasta donde nos dejan contar en este artículo de preview, la sucesión de los acontecimientos es la misma que en el título original, ya que tampoco se han añadido misiones secundarias en la aventura principal. Obviamente, tampoco era necesario, ya que es un título con inmensas tareas secundarias.

cara metálica xenoblade
Batalla contra Cara Metálica en Xenoblade Chronicles: Definitive Edition

En este sentido, la exploración es una constante entre el enormérrimo mundo que creó Monolith Soft. Hay terrenos inmensos por explorar y si tu intención es la de ser completista y cumplir todas las misiones secundarias, cuentas con horas de contenido que te sumergirán en una propuesta prácticamente infinita. De hecho, apenas es un problema tener un nivel adecuado para avanzar, ya que en muchos momentos se te cruzarán elementos relacionados con ese tipo de misiones para cumplirlas de camino al objetivo principal. Otras, están reservadas para aquellos que quieran un verdadero reto y farmear, ya que se sitúan en varios niveles por encima de lo estándar. En Bionis hay lugar para todo tipo de jugadores.

Un visionado muy prometedor

shulk
Shulk con Monado en Xenoblade Chronicles: Definitive Edition

Obviamente, el gran atractivo para los jugadores clásicos de Xenoblade Chronicles es el nuevo episodio incluido en esta Definitive Edition, pero todas las mejoras que ya se aprecian en la aventura principal anticipan que esa novedad será colosal en cuanto al aspecto gráfico y sus posibilidades. Como ya he dicho anteriormente, no se puede decir que la revisión sea perfecta, pero sí se adapta en gran medida como debe a un sistema del calibre de Nintendo Switch. De hecho, deja ese excelente sabor de boca de lo que podría ser una entrega de la saga completamente nueva y dedicada a la consola híbrida.

Esto es solo un anticipo de lo que está por llegar, ya que dentro de poco podré desgranar todos los secretos de Xenoblade Chronicles: Definitive Edition en el análisis dedicado al título. Mientras tanto, seguiré explorando Bionis y llevando la Monado hasta sus límites para luchar por el destino, uno que sigue atrapando a cualquier que se cruce en su camino por mucho que pasen los años.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar