Impresiones de Sekiro Shadows Die Twice- La muerte del shinobi

Jugamos una hora el nuevo título de FromSoftware, una apuesta fuerte por el Japón feudal.

entornos en sekiro shadows die twice

Podríamos decir que Sekiro Shadows Die Twice es un Dark Souls ambientado en el Japón feudal, pero estaríamos cayendo en un craso error. FromSoftware ha tenido el buen gusto de distanciarse de su buque insignia para que no puedan ser comparados. Pese a ello, siempre mantiene la personalidad de la que hace gala el estudio y eso es lo que más nos gusta de este título que se lanzará el próximo 22 de marzo para PlayStation 4, Xbox One y PC, del que ya conocemos los requisitos mínimos y recomendados.

Jugamos en las oficinas de Activision durante una hora y las sensaciones han sido muy buenas. El hermetismo que tiene FromSoftware con su nueva IP está generando paralelamente muchas expectativas y ganas de conocer más detalles del juego. Hay que decir que la demo es la misma que se vio en Gamescom o Madrid Games Week y a pesar de durar 20 minutos, una vez más la muerte nos persigue de cerca. O muy de cerca, según como se vea.

Sekiro Shadows Die

Ambientado en el período Sengoku, el jugador se pone en la piel de un guerrero conocido como “lobo de un solo brazo” porque tiene un brazo mecánico con el que desata todo su poder. Su destino le lleva a enfrentarse a cientos de enemigos para clamar venganza y encontrar a su maestro por un mundo sangriento y hostil.

Escenarios que explotan la verticalidad

Lo primero que aprendemos en Sekiro Shadows Die Twice es la verticalidad de los escenarios, que podremos interactuar con cornisas, muros y otros elementos para trazar nuestras jugadas. En la hora que jugamos ya se aprecia el componente estratégico de esta aventura de acción que permite disfrutar del juego como quieras. El sigilo es una parte importante de este título para eliminar oponentes sin ser visto. Esto se converirtá en una máxima de supervivencia para llegar lejos en el camino.

Combate en Sekiro Shadows Die

Los guerreros atacarán sin piedad si se dan cuenta de tu presencia y no hay enemigo pequeño en este juego. Cualquiera puede matarte si no tomas buenas decisiones. Por tanto, es crucial bloquear ataques y esquivarlos para combatir en igualdad de condiciones. Encontramos a nuestro paso arqueros, centinelas con armas de fuego y otros con escudo, que podremos resquebrajar con nuestras habilidades shinobi.

Aprende los movimientos de los enemigos

Este juego obliga a medir los tiempos en los combates y sobre todo calcular bien las distancias para salir victorioso. No se puede bajar la guardia, porque los enemigos pueden matarte en varios golpes. En este sentido, podemos combinar adecuadamente las habilidades para tomar alguna ventaja contra un guerrero superior. Es el caso del samurai General al que nos enfrentamos que tiene 2 barras de vida. La primera se la arrebatamos en sigilo, mientras que la segunda tuvo que ser en un combate ordinario.

Pero incluso en estos combates nos encontramos dos formas distintas de afrontarlo. Estos enemigos tienen una barra de resistencia que podemos desbloquear para asestar un golpe mortal. Es decir, el juego premia de alguna manera el intercambio de golpes, aunque se puede ignorar este indicador y bajar la barra de vida de forma habitual. Eso sí, la vía rápida no siempre es la más fácil, por lo que tendrás que decidir sobre la marcha.

Sekiro Shadows Die

La muerte vuelve a ser protagonista

La mayoría de veces la mejor opción es aislar enemigos para conseguir enfrentamientos 1v1 para salir airoso de los mismos. Aunque ambientado en un contexto histórico, Sekiro Shadows Die Twice es un juego fantástico en el que nos encontraremos criaturas sobrehumanas como trolls gigantes, a los que se les puede vencer más fácilmente con fuego, elemento al que le tienen pavor.

La muerte está tan presente en el juego, que volvemos a disponer de puntos de control para evitar repetir fases una y otra vez. Estos puntos recargan la vida y los elixires, que son necesarios para llevar a cabo las habilidades del brazo mecánico. Por tanto, hay que aprender a gestionar bien estos recursos durante cada nivel, porque el máximo que permite son 15.

Una propuesta muy sólida que explora entornos aún por descubrir”

En el combate final nos encontramos un boss con fases tan definidas como letales. Porta una espada larga que puede matar casi de un solo golpe y el entorno nos permite alejarnos con el gancho para evitar la sangría y tomar aire en un enfrentamiento frenético que no nos da un respiro. Una vez más necesitamos aprender sus movimientos y atacar sus debilidades hasta completar las 3 fases, que son distintas entre sí. Durante esta demo se puede revivir hasta dos veces en el mismo lugar donde pereces y a veces tampoco es recomendable hacerlo y guardar estas opciones contra el jefe final.

Sea como fuere, el título de FromSoftware desprende una identidad propia con elementos que nos recuerdan inevitablemente a Tenchu y Dark Souls, aunque se aleja bastante de este último con una mayor exploración. Es una propuesta muy sólida que explora otros entornos aún por descubrir que puede convertirse en candidato a juego del año. El combate es gratificante y tiene gran componente de estrategia. Las mecánicas y la verticalidad de los escenarios permiten su combinación para afrontar cada combate de una manera distinta, pero siempre con cabeza, porque la muerte estará muy presente en este juego de acción en tercera persona.

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas.
Cerrar