La magia de Disney

Kinect y Disneyland. Dos conceptos asociados a las familias y a la diversión, que ahora unen sus fuerzas en Xbox 360. ¿Estás listo para emprender un viaje inolvidable al mundo de la fantasía?

Hasta el momento, la única forma que cualquier mortal tenía de experimentar el universo de Disney en primera persona era moverse hasta uno de sus reputados parques temáticos. Pero eso va a cambiar, gracias a Kinect y Microsoft. La compañía americana va a acercar a nuestros hogares -a partir del próximo noviembre- todo aquello que supone visitar uno de estos lugares.

Viviendo del cuento

A estas alturas, todo el mundo sabe lo que es ir a un parque de atracciones, aún más a Disneyland, ¿no es cierto? Pues eso va a ser, básicamente, lo que nos propondrá este nuevo título exclusivo para Kinect. Es decir, movernos y explorar las instalaciones libremente y formar parte de sus atracciones más conocidas (¡y sin colas!). Aunque claro, en este punto será donde el videojuego se distancie de la realidad, logrando una experiencia más envolvente y profunda. Para que quede claro, no estaremos ante una especie de Theme Park de Disney, sino ante un juego de aventuras y habilidad con una ambientación muy particular.

Se han confirmado, hasta el momento, más de cuarenta personajes típicos de Disney, que de alguna forma estarán presentes en Disneyland Adventures. Entre ellos no faltarán clásicos como Mickey Mouse, Pluto o Donald, a los que podremos acercarnos cual turistas desatados. Y además estos tendrán su apariencia original; es decir, de dibujos animados, no lucirán como un actor disfrazado.

Durante la aventura, podremos visitar distintas montañas rusas y atracciones famosas, en las que llevaremos a cabo minijuegos de la más diversa índole, todos pensados para aprovechar el singular control de Kinect. Por ejemplo, a la hora de batirnos en duelo con el Capitán Garfio en el mundo de Nunca Jamás (uno de los lugares que podremos visitar), tendremos que mover todo el cuerpo para esquivar sus espadazos, así como “usar” nuestra espada para golpearle a él.

Pero además del de Peter Pan, también recorreremos otros mundos, como el de Alicia en el País de las Maravillas (un sitio que sin duda ya ha dado mucho juego en otros títulos debido a su singular concepción) o Piratas del Caribe. En el caso de este último, nos subiremos encima de una tabla para, cual rápidos, esquivar objetos y recoger monedas.

A nivel gráficos, los programadores se están esforzando bastante en que el parque luzca igual que en la realidad, y que los personajes Disney recuerden todo lo posible a los de las películas animadas. Por lo que hemos visto hasta la fecha, ambas cosas se están consiguiendo bastante bien. Todo con unos diseños muy entrañables y una paleta de colores cálida y acogedora.

Al fin y al cabo, estamos hablando de un juego para niños, o al menos para todos aquellos que quieran sentirse como un niño una vez más. Sin duda uno de los juegos más prometedores para Kinect de estas navidades.

Cerrar