Héroes de ladrillo

10228

Tras el exitazo que supuso la adaptación cinematográfica de El Señor De Los Anillos, Peter Jackson volvió a adentrarse en la Tierra Media para llevar a la gran pantalla uno de los libros más queridos del mundo que inventó J.R.R. Tolkien, El Hobbit. En otoño de 2012 se estrenaba en cines la primera entrega de la trilogía de películas, pero no vino sola, ya que de la mano de Traveller's Tale Games, que ya tiene experiencia haciendo adaptaciones de LEGO de franquicias muy conocidas, llegaba también la adaptación de la trilogía de El Señor De Los Anillos al videojuego como si de juguetes de LEGO se tratara. Tras el estreno de El Hobbit: La Desolación de Smaug el año pasado nos enterábamos de que TT Games trabajaba en la conversión del cuento de Tolkien, del que pudimos ver y probar hace unos días una pequeña demo.

La historia de El Hobbit tiene lugar bastantes años antes de los acontecimientos que tuvieron lugar en El Señor De Los Anillos, que nos cuenta como un joven Bilbo Bolsón emprende un viaje, casi sin quererlo, junto con Gandalf y un grupo de enanos liderados por Thorin Escudo de Roble para recuperar el hogar de éstos, que se encuentra dominado por un temible dragón. Es en esta aventura cuando el curioso hobbit encuentra el Anillo Único, que tantos problemas dará a Frodo y compañía, arrebatándoselo de las manos a Gollum, que durante años lo ha guardado como su tesoro. 

Aunque Peter Jackson haya decidido adaptar esta historia en tres películas, contrariamente a lo que suele tenernos acostumbrados los juegos de LEGO que hace Traveller's Tale Games, LEGO El Hobbit no abarcará toda la historia, si no que representará los sucesos de los dos primeros films: Un viaje inesperado y La desolación de Smaug. Esta decisión viene porque desde el estudio pensaron que ya había suficiente contenido de El Hobbit como para hacer un videojuego, pero de momento desconocemos que pasará con el último capítulo de la trilogía, llamado Partida y Regreso, y de cómo abordarán la adaptación de este al juego. 

Como viene siendo habitual en los videojuegos de LEGO, los personajes son una parte importante del juego, y como se suele decir "en la variedad está el gusto", por eso en LEGO el Hobbit tendremos más de medio centenar de personajes totalmente jugables, tanto en el grupo de los buenos, como en el de los malos, desde los imprescindibles Bilbo, Gandalf, y Thorin, siguiendo con el resto de Enanos Fíli, Kíli, Óin, Glóin, Dwalin, Balin, Bifur, Bofur, Bombur, Dori, Nori y Ori, hasta Gollum, Trasgos, u Orcos. Cada uno de ellos tendrá sus propias habilidades, y su forma de luchar, en especial los Enanos, ya que cada uno servirá para realizar determinadas tareas que nos permitirán avanzar por los obstáculos que nos va poniendo el juego. Por ejemplo, con Dwalin podremos romper objetos grandes gracias a su martillo, Balin destrozará bloques que están agrietados, o con Bombur nos haremos una bola con la que despejar un largo camino de enemigos rodando hacia ellos.

Como novedad, y para afianzar la sensación de equipo que transmite el grupo de Thorin en la gran pantalla, se ha introducido una nueva mecánica, que sirve tanto como para defendernos de ataques enemigos como para resolver puzzles. En LEGO El Hobbit cuando vamos con varios Enanos en el grupo y encarnamos a uno de ellos, podemos unirnos a otro para desencadenar poderosos ataques, pero también podremos hacerlos colaborar para agarrar objetos alargados como una escalera, o formar una con dos o tres de ellos para que otro pueda acceder a una plataforma demasiado alta.

Aunque no lo pudimos ver en primera persona, el juego mantendrá un planteamiento similar al que han llevado otros títulos de la saga, como LEGO Marvel Super Heroes, el mismo LEGO El Señor De Los Anillos, que tenían un mundo abierto en el que se repartían las misiones principales, que son las que harán avanzar la historia. Tendremos pues una fiel adaptación de la Tierra Media para recorrer a nuestro gusto, pudiendo visitar lugares como Bolsón Cerrado, Rivendel o Las Montañas Grises, y no sería disparatado pensar en que podríamos inspeccionar la guarida de Smaug, al basarse también en los hechos de la segunda película. En la demo a la que asistimos solo pudimos ver dos niveles, el momento en el que Bilbo conoce a los Enanos, cuando estos se instalan en su casa y otro que corresponde a la parte en la que la compañía cae presa de los trasgos, que los llevan a su pueblo para que su rey decida su destino. 

El primero, al ser uno de los compases iniciales que daremos en el juego, sirve como tutorial para familiarizarnos con las nuevas mecánicas, donde tendremos que dar de comer a los hambrientos Enanos mientras estos van llegando ante la sorpresa de Bilbo. Una vez finalizada la copiosa cena, el nivel termina con un mini juego bastante simpático y sencillo basado en Quick Time Events (QTE), en el que deberemos pasarnos los platos sucios a través de la casa hasta llevarlo al fregadero. En cambio, en el Pueblo Trasgo la acción es la protagonista, ya que deberemos escapar a golpes del cautiverio al que tienen sometidos nuestros protagonistas. Aquí haremos uso de las habilidades ofensivas de nuestros personajes para derrotar a multitud de enemigos, así como su Rey, al que usando el arma de Thorin, Dori o Fíli haremos que se hiera a sí mismo, quedando atontado, para luego con ayuda de otro compañero poder golpearle. Todas los personajes, escenarios y situaciones de la película se han recreado con bastante fidelidad, por lo que en este caso también huiremos en dos grupos de personajes, los cuales manejaremos intermitentemente, y que se enfrentaran a problemas diferentes.

Ahora, y por primera vez en una videojuego de la serie LEGO, se han incluido en los niveles un sistema de pistas. Estas pistas, las cuales veremos representadas como una piedra con un signo de interrogación en ellas, nos dirán que es lo qué deberemos hacer para poder seguir avanzando en la fase que estemos jugando, por ejemplo, en la casa de Bilbo, una vez que Kíli y Fíli entran, deben buscar comida para sus hermanos Enanos, por lo que la pista nos indica que deberemos hacer caer las salchichas que están colgadas del techo usando el arco de Fili. Aunque son totalmente opcionales, la incursión de este sistema esté motivado quizás por atraer un público más infantil a la franquicia, ya que los juegos de LEGO suelen ser de por sí bastante sencillos, y los aficionados que han jugado a otros títulos apenas tendrían dificultades para avanzar.

También por primera vez habrá objetos coleccionables repartidos por cada nivel que deberemos recoger. Estos objetos, que pueden ir desde una cuerda hasta los tipicos ladrillos de LEGO, serán esenciales para poder montar nuevas creaciones que nos permitirán resolver algunos puzzles que se nos plantearán, ya que el sistema de montaje ha cambiado. Ahora, en vez de destruir elementos del escenario para desperdigar las piezas con las que acabar montando otro objeto, nos encontraremos unas mesas de trabajo donde deberemos depositar una cierta cantidad de objetos que deberemos haber encontrado en nuestras andanzas, y una vez hecho se nos abrirá una pantalla donde se irá construyendo el objeto en cuestión, a partir de las piezas que seleccionemos en una rueda de posibilidades.

En el nivel de la casa de Bilbo, tuvimos que construir una mesa con sillas para que se sentaran nuestros impacientes invitados, pero no hace falta ir pieza por pieza, ya que esto rompería completamente el ritmo del juego, si no que solo deberemos seleccionar la que el juego nos esté pidiendo en ese momento. Todos los elementos que creemos de esta manera son reproducciones de los mismos que podemos encontrar en cualquier set de la serie de El Hobbit de LEGO disponible en las tiendas, por lo que logra una semejanza más entre lo que disfrutamos en casa con lo que vemos en la pantalla mientras jugamos.

Impresiones: Cuando oímos algo acerca de un nuevo juego de LEGO siempre sabemos que tendrá por lo menos el mínimo de calidad que todos y cada uno de los juegos de la franquicia han tenido, gracias al cariño que TT Games pone en ellos, y más cuando es de una licencia tan importante y conocida como es El Hobbit. En esta ocasión, sentimos que se habría podido ofrecer un juego mucho más completo si hubiera abarcado el argumento de las tres películas que conformarán la saga cinematográfica de El Hobbit, pero igualmente, por lo poco que hemos podido ver, esa calidad se mantiene gracias los nuevos ataques combinados de los personajes, la recolección de objetos y las mesas de montaje, que dan una mayor interactividad con el juego, y lo hace totalmente disfrutable por todos los aficionados, que ya estarán marcando en el calendario el 11 de Abril para volver a la Tierra Media.

Álvaro Moral Arce

—————————————

Si te ha gustado te gustará:

No te quedes solo en el juego:

  • Una película: La trilogía de El Hobbit, de Peter Jackson
  • Un libro: El hobbit, de J. R. R. Tolkien

Publicaciones relacionadas

Cerrar