La mafia contra las cuerdas

Mafia 3 se lanza al mercado el próximo 7 de octubre y por lo que hemos podido conocer en estos últimos meses, promete ser el mejor juego de la franquicia.

13176

En 2015, en la Gamescom que se celebró en agosto, el inesperado anuncio de Mafia 3 sorprendió a todo aquel que pensaba que la franquicia no volvería a tener otro título. Y no era de extrañar, ya que el desarrollo de este juego había sido tan turbulento que se había dado casi por imposible el hecho de que algún día viera la luz.

Por suerte no fue así, y con un impactante tráiler de corte cinematográfico nos daban a conocer las intenciones que Hangar 13 tenía con este título, con el que quieren conservar la esencia de los anteriores pero otorgarle cambios sustanciales que hará que se diferencie de sus predecesores.

La historia en el juego tendrá lugar en 1968, momento en el que hubo en Estados Unidos grandes movimientos y revoluciones culturales, políticas y sociales. En un año en el que las luchas raciales y las reivindicaciones sociales por parte del pueblo negro están a la orden del día, nos encontramos con el protagonista de Mafia 3, Lincoln Clay, un chico negro, huérfano y ex-combatiente de la guerra de Vietnam que lucha por controlar a las mafias que se apoderan del lugar.

Lincoln se verá inmerso en una escalada del crimen organizado junto al grupo que lidera. Conforma vaya tomando el control de las diferentes áreas de la ciudad tendrá que compartir ese poder con los miembros de su grupo más aptos. Cada vez que Lincoln Clay reclame un territorio tendrá una reunión con sus tres personas de confianza, que son Burke, Vito (el protagonista de Mafia II) y Cassandra. Cada uno hará una oferta por el control de esa zona que le proporcionará algún tipo de ventaja y será Lincoln el que tendrá que decidir quién es el mejor para controlar una zona u otra. Dicha decisión, sea cual fuere, puede que juegue en su contra más adelante en el juego, cuando cualquiera de los lugartenientes del grupo, descontento por sus decisiones, decida largarse y convertirse en su propio jefe al que, por supuesto, Clay tendrá que poner en su sitio.



Nueva Orleans es la ciudad elegida para que la historia de Mafia 3 se desarrolle, y a diferencia de los otros dos juegos anteriores, que venían disfrazados de mundos abiertos cuando en realidad no lo eran, esta vez podremos explorar con total libertad todos y cada uno de los rincones de la cuna del jazz, que en el juego pasará a llamarse New Bordeaux, o Nueva Burdeos en la traducción al castellano.

Esta ciudad es un crisol de ambientes y estilos arquitectónicos únicos que constará de nueve distritos, cada uno con una atmósfera propia, misiones diferenciadas muy abiertas, que se podrán abordar de diferentes maneras y en cualquier orden, y una propia red de criminales que, salvo en casos concretos, no se extenderán a otros barrios. Lincoln provendrá del distrito más humilde y pobre de todos, que está poblado de bares de jazz. Conforme vayamos avanzando en el juego dichas partes de la ciudad se irán desbloqueando, presentándonos nuevas tramas y nuevos personajes.

En cuanto a la base del título no hay muchos cambios. Los tiroteos repetirán como protagonistas en el sistema de enfrentamientos, pero se podrán eludir en ciertos momentos si así se desea. Además, el sigilo seguirá siendo algo completamente necesario para tener éxito en ciertas misiones que a menudo terminarán con enfrentamientos cara a cara en los que las armas que en ese momento Clay lleve encima harán que evolucionen de una forma u otra.



Tal y como ocurría con los dos Mafia anteriores, los tiroteos, los interrogatorios, tras los que podrás decidir si matar a la persona interrogada o dejarla ir para obtener algún beneficio en un futuro, y la conducción de vehículos serán acciones importantes, sin embargo, este juego está construido como si de una película se tratara y el argumento y la ambientación será lo que predomine a la hora de disfrutar de Mafia 3. Las escuchas telefónicas también tendrán un papel fundamental a la hora de conocer detalles de la trama que te ayudarán a seguir adelante.

Con respecto a la conducción de vehículos, lo que quieren conseguir es que el jugador tenga la sensación de que es un conductor especialista de cine, incluso en los momentos de acción sobre cuatro ruedas, que parecerán sacados directamente de una película. Así, el jugador tendrá la impresión de que el coche realmente es un coche, que pesa y tiene inercia que puede usar para conducir de una forma u otra. Incluso los agentes externos, como el clima o el terreno en el que conduces tendrán un efecto sobre la forma en la que al coche reacciona y se mueve. Todo esto para conseguir una experiencia realista y sencilla de controlar a la vez.

Por último, destacar que la música tendrá un papel muy importante en la historia a la hora de crear la atmósfera idónea. Todos sabemos que cualquier producto audiovisual mejora mucho cuando la banda sonora que lo acompaña lo ayuda a crecer, y esto es precisamente lo que se pretende conseguir con Mafia III. La historia de por sí ya se sustenta sola y la música le da el toque final que necesita.




Estamos ante lo que puede ser uno de los juegos del año, que, por cierto, se lanza al mercado el próximo 7 de octubre. Tiene todos los ingredientes de una buena película sobre la mafia, con la gran ventaja de que eres tú el que elige cómo quiere que se desarrolle, ¿qué más puedes pedir? Su ambientación es exquisita, tiene una trama que enganchará desde el principio y una forma de contarlo todo tan cinematográfica que parecerá que realmente estás metido en un filme de los años sesenta.


 


Juegos Relacionados

Si te gusta juega a…

Te puede interesar…


Mafia II













El estilo cinematográfico siempre ha sido uno de los puntos fuertes de la franquicia.



Publicaciones relacionadas

Cerrar