Impresiones de Mario + Rabbids: Kingdom Battle – Mario con cara de conejo

110086

Hemos tenido la oportunidad de acudir a un evento organizado por Ubisoft en el que hemos podido disfrutar de  Mario + Rabbids: Kingdom Battle durante varias horas. Tiempo atrás ya habíamos podido jugar la demo del E3, pero en esta ocasión el contenido al que hemos tenido acceso es mucho mayor, incluyendo varias zonas avanzadas de la historia, así como el modo cooperativo.

En un principio parecía algo extraño este crossover entre el universo de Mario y los Rabbids de Ubisoft, pero cada vez que conocemos más de sus características tenemos claro que será uno de los grandes juegos de Switch del primer año de vida de la consola, así como un título de estrategia tan peculiar como divertido.

En este avance vamos a recopilar todas las características que han sido anunciadas del juego, así como las que hemos podido descubrir por primera vez con esta toma de contacto. Así mismo avanzamos que la experiencia parece destinada a los más pequeños dada su temática y ambientación, pero según se avanza en el juego la estrategia ofrece su punto de vista más exigente, por lo que  Mario + Rabbids: Kingdom Battlepermitirá que todos los públicos disfruten jugándolo.

Mario + Rabbids: Kingdom Battle nos sitúa en el Reino Champiñón cuando llegan unos personajes que nunca antes habían pisado este lugar. Hordas de Rabbids están llegando al universo de Mario y compañía, y como de costumbre quieren hacer de las suyas y poner todo patas arriba con sus locuras. Es aquí donde entra en juego Mario, que se topa con un grupo de Rabbids especial, ya que van disfrazados de los personajes de Nintendo que acompañan al fontanero. De esta forma Mario se alía con este grupo de Rabbids menos rebelde para averiguar cómo han ido a parar todos esos conejos al Reino Champiñón.

Al comienzo del juego tomamos el control de Mario, Rabbid-Luigi y Rabbid-Peach, aunque en total se ofrecen un total de 8 personajes, a los que se suman Luigi, Yoshi, Peach, Rabbid-Mario y Rabbid-Yoshi. Además tenemos un compañero más, Beep-0, un pequeño robot con forma de aspiradora al que seguimos por los escenarios que visitamos. Aunque cuando comenzamos a jugar parece que estamos ante un título de aventuras o plataformas pronto conocemos el componente estratégico del juego, donde reside todo el peso de su desarrollo. Es por esto que cada personaje es diferente del resto y ofrece su propios movimientos o árboles de habilidades y mejoras.

Como ya hemos adelantado la estrategia sujeta todo el peso de Mario + Rabbids: Kingdom Battle y esto se traduce en combates por turnos contra los Rabbids . Cada bando tiene su propio tiempo de actuación y una vez realizadas todas las opciones permitidas durante el mismo se cede el turno al equipo enemigo. A su misma vez cada personaje ofrece dos fases, la de movimiento y la de ataque. En la primera de ellas podemos mover al personaje por el escenario dentro del radio de movimiento que ofrece, tras ello se accede a la fase de ataque en la que tenemos que seleccionar el enemigo sobre el que queremos realizar nuestros ataques. En esta situación podemos ver un porcentaje que muestra la probabilidad de impactar en los mismos.

A grandes rasgos los combates funcionan como hemos explicado antes, pero hay muchas más posibilidades. Por ejemplo en la fase de movimiento podemos acudir hasta nuestros compañeros para que nos ayuden a dar un salto y llegar hasta coberturas lejanas. Así mismo hay tuberías y otros elementos con los que podemos interactuar para llegar a rincones más alejados. Tampoco hay que olvidar que durante la fase de movimiento podemos golpear a los enemigos si en el camino pasamos por las “casillas” sobre las que se sitúan. De esta forma se pueden realizar peripecias de todo tipo como  avanzar hasta un compañero, pasar cerca de un enemigo y golpearlo y por último acceder a una tubería que nos posiciona en otro lugar sobre el que podemos tener un mayor rango de disparo sobre los enemigos. Todo en un turno.

Al igual que las fases de movimiento esconden múltiples opciones, con las fases de ataque encontramos una gama de opciones aún mayor. En un principio sólo tenemos armas de ataque a distancia, pero más tarde cada personaje puede desbloquear armamento secundario como martillos, granadas o bombas remotas que avanzan sobre ruedas hacia los rivales cercanos. Así mismo cada personaje puede desbloquear una serie de habilidades que usar en combate, aunque eso sí, para volver a reutilizarlas hay que esperar un determinado número de turnos dependiendo de cada caso. Hay movimientos de curación, de protección, de contraataque o para solucionar cambios de estados, entre otros.

Los enfrentamientos contra los enemigos ofrecen diferentes misiones y aunque en la mayoría de los casos tenemos que acabar con todos los enemigos para salir victoriosos, también hay casos en los que tenemos que llegar hasta un punto lejano del mapa que funciona a modo de meta. Por otro lado están los combates contra los jefes, los cuales nos ofrecen diferentes formas de enfrentarnos a estos enemigos, ya que debemos resolver pequeños puzles durante los combates o atacar en determinados momentos. Así mismo cabe destacar que cada nivel ofrece dos niveles de dificultad, así como al terminar los combates recibimos una puntuación en función de los personajes que nos han derribado durante el encuentro, así como el número de turnos utilizado.

Como ya hemos repetido varias veces cada personaje es diferente del resto y cada uno de ellos porta un tipo de arma de fuego diferente. Caben destacar por ejemplo los casos de Luigi o Peach los cuales tienen armas que podrían ser consideradas como francotirador o escopeta respectivamente. Este es otro factor importante a la hora de decidir qué equipo de personajes llevamos en cada momento, ya que sólo se pueden utilizar a tres y nos vemos en la obligación de dejar en reserva al resto. Así mismo el juego ofrece la oportunidad de comprar y desbloquear nuevas armas. Cabe destacar que durante la aventura encontramos diferentes cofres o fases de minijuegos que en la mayoría de sus casos nos premian con materiales de este tipo.

Al igual que podemos cambiar el armamento de los personajes, cada uno de ellos ofrece sus propios árboles de mejoras, en los que podemos obtener mejoras de movimiento, ataque, salud o habilidades. Cabe destacar que para el público más infantil se ha incluido la posibilidad de automatizar estas mejoras, de forma que se aplican las que más favorecen al avance de la aventura. En este sentido la dificultad de los primeros niveles son un claro paseo, pero hemos tenido la oportunidad de probar fases más avanzadas y su dificultad crece exponencialmente. En cualquier caso desde Ubisoft nos han confirmado que la curva de dificultad estará bien adaptada, para que todo el mundo pueda disfrutar de la experiencia.

Por el momento no conocemos el número de mundos que se incluirá en Mario + Rabbids: Kingdom Battle, pero los que hemos podido disfrutar son realmente bonitos y variopintos. Además muchos de los elementos de cada temática de escenarios aporta características que afectan a las mecánicas o a la jugabilidad. En ese mismo sentido los enemigos también se caracterizan con el entorno y personalizan a más no poder la experiencia. En este sentido nos quedamos bastante tranquilos, ya que los diseños son realmente llamativos y como no podía ser de otra forma no faltan las grandes dosis de humor y referencias a otros juegos de Mario o incluso al Fantasma de la Ópera, como es el caso de uno de los niveles que hemos probado. Al igual que nos topamos con los Rabbids que nos acompañan vestidos de Mario, Peach y compañía, los enemigos también presentarán esta característica y algunos ejemplos de ello serán los correspondientes basados en DK o Floro Piraña. Para evitar spoilers no diremos acontecimientos concretos de la historia, pero aseguramos que deparan grandes sorpresas y rostros conocidos.

Tras probar varias zonas del modo de un jugador también hemos tenido la oportunidad de disfrutar del modo cooperativo que ofrecerá Mario + Rabbids: Kingdom Battle. Esta opción ofrecerá una serie de niveles especialmente desarrollados para jugar con otra persona y por regla general son más grandes que los que visitamos durante la aventura principal. El funcionamiento de las partidas es el mismo que a la hora de jugar en solitario, lo único que en lugar de tener el turno del rival y el nuestro propio, tenemos además el de nuestro compañero. En el cooperativo cada jugador utiliza 2 personajes en lugar de 3, y evidentemente podemos y debemos colaborar con nuestro compañero.

Alberto Hernanz

En términos de jugabilidad nos encontramos ante un título de estrategia mucho más profundo de lo que en un principio parece y según descubrimos nuevas posibilidades es cuando se aprecia esta característica. Con el mando en las manos Mario + Rabbids: Kingdom Battle ofrece una experiencia realmente sencilla y dinámica, así como bastan pocos botones u opciones en pantalla para sacar el máximo partido de todas las posibilidades que ofrece.

Hemos tenido la oportunidad de jugar con ambos Joy-Con, así como con uno sólo, y en ambos casos ha sido bastante satisfactorio. Sí es verdad que a la hora de jugar con un único Joy-Con tenemos disponibles menos botones, por lo que el cambio de localización de algunas funciones puede ser algo liosa al principio si antes hemos jugado con la anterior configuración.

Los primeros compases del juego funcionan a modo de tutorial, tal como te contamos tiempo atrás cuando pudimos probar la demo que se presentó durante el E3 2017. En este caso ya hemos podido disfrutar de zonas más avanzadas del título y comprobar la gran profundidad que ofrecerá Mario + Rabbids: Kingdom Battle. Sin lugar a dudas era este uno de los factores del juego en el que más queríamos profundizar, pero tras comprobar la cantidad y variedad de factores que se darán cita en los combates prometen la variedad suficiente para que la experiencia no sea monótona o repetitiva.

Las comparaciones son odiosas y Mario + Rabbids: Kingdom Battle ha sido comparado repetidas veces como X-Com. Realmente estamos ante un título de estrategia, por lo que la similitud entre ambas series está ahí, pero Mario + Rabbids: Kingdom Battle tiene una identidad muy marcada y diferenciada de otros juegos del género. Sin lugar a dudas es uno de los grandes juegos del verano y un gran título que todo poseedor de Nintendo Switch debería tener en cuenta. El 29 de agosto estará en las tiendas.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Super Mario Odyssey
Rayman Legends
 

X COM 2

Nunca un título de estrategia ha sido tan divertido y desenfadado sin prescindir de características típicas del género.
 

Cerrar