Impresiones de Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Tokio 2020 – Jugando en casa

SEGA mejora la fórmula con un nostálgico modo Historia.

Mario  y Sonic corriendo Dicen que si la montaña no va a Mahoma, Mahoma irá a la montaña. Y eso es lo que ocurre con los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 que llegarán al sofá de tu casa si no tienes la oportunidad de verlos in situ. La capital nipona acoge la próxima cita olímpica que arranca el próximo 24 de julio, pero los usuarios de Nintendo Switch podrán ir entrenando cómodamente desde sus casas tanto en solitario como con amigos a partir del 8 de noviembre. Esta nueva entrega de la ya clásica serie de videojuegos introduce como novedad un modo Historia hecho con mucho mimo que hemos podido probar durante una hora. Es difícil no encontrar una referencia histórica a Nintendo o guiños a la ciudad de Tokio, principalmente porque el escenario es una representación cartoon de la capital. Gracias a un mapa interactivo el jugador podrá descubrir y desplazarse por las ubicaciones más interesantes repletas de datos históricos, curiosidades sobre los Juegos Olímpicos y los personajes que protagonizan este juego.

Como bien sabes, este videojuego reúne a personajes de Nintendo y SEGA, cuyos máximos representantes son Mario y Sonic. Así que al empezar el modo Historia, descubrimos que dos villanos se han aliado contra nuestros amigos. Bowser y Doctor Eggman no faltan a la cita para fastidiar y lo primero que hacen es entregar una consola retro misteriosa con el juego Tokio 64. Su plan es atrapar a Sonic y a Mario en el juego, pero accidentalmente acaban todos en el año 1964, cuando se celebraron los primeros Juegos de Tokio que serían recordados por ser los primeros en ser televisados en color, utilizar la cámara lenta y computadoras para registrar las marcas de cada prueba. Pero con este regreso al pasado, también cambian los gráficos del juego que tenemos delante. Durante un tiempo, vuelven los píxeles y los escenarios 2D para hacer algunas pruebas, en lo que parece que será un continuo homenaje a los videojuegos entre dos épocas.

Entre 1964 y 2020: homenaje a la época dorada de los videojuegos

Entonces superamos varias competiciones para hacernos con los controles. El juego alternará entre las dos realidades, donde Luigi buscará ayuda para sacar a sus amigos de la consola. Así pues, tendremos acceso a dos Tokios muy distintas: la de 1964 y 2020. Cada una con sus lugares de interés y las mismas instalaciones donde se celebraron y se celebrarán las competiciones oficiales. Luigi participará en disciplinas olímpicas como la gimnasia rítmica, los 100 metros lisos, kárate y muchas otras modalidades. Cada vez que iniciamos una prueba, el juego permitirá seleccionar un modo para jugar: con dos mandos, con uno o sólo con botones. Pero ya te adelantamos que es un juego que se presta a utilizar el control por movimiento de los Joy-Con en muchas competiciones.

Por ejemplo, en el ejercicio de suelo hay que hacer movimientos giratorios con el mando para ejecutar las volteretas laterales y otras figuras de esta disciplina, así como hacer una salida limpia con un timing perfecto. Algo parecido ocurre con la hípica para sortear los obstáculos con el caballo en el momento preciso. El control por movimiento nos invita a emular los gestos en tiro con arco o las carreras de atletismo, haciéndonos sentir que estamos realmente haciendo un esfuerzo por conseguir la medalla de oro. En cambio, en otros deportes se puede correr pulsando repetidamente un botón. Son las mecánicas básicas de los juegos retro, donde podemos volver a correr a toda velocidad con Sonic como en los viejos tiempos o hacer salto de longitud con Mario. Todo en 2D, claro, y la sensación es maravillosa. Por cosas así, esta entrega está hecha para todo tipo de jugadores. Es una relación perfecta como la que unió hace tiempo a Mario y Sonic en un mismo juego.

Fórmula mejorada

Hay 20 personajes disponibles desde el inicio y todos tienen sus particularidades. Algunos destacan en fuerza, otros en velocidad o agilidad, pero el juego elimina las estadísticas individuales. También se ha eliminado el avatar Mii con el que se iniciaba la aventura, así que el modo Historia está mejor integrado para que cada nivel tenga más sentido que nunca en la trama. Tokio 2020 incorpora nuevas disciplinas como la escalada deportiva, el surf, el kárate y el Skateboarding que, como la gimnasia rítmica, emplea el control por movimiento para hacer piruetas, acrobacias y demás saltos en una pista diseñada para la ocasión. Otros deportes como el tenis de mesa o el bádminton son más automáticos a la hora de devolver la bola, pero el Kárate de Fantasía es especialmente divertido porque es un loco intercambio de golpes con la finalidad de convertir el tatami en tu color. Aquí entran en juego otros elementos como objetos especiales que pueden cambiar el rumbo de la partida.

Mario, Bowser, Toad, Peach

Todos los juegos están en el multijugador, tanto online como local. Nosotros probamos el modo local a pantalla partida con otros 3 compañeros y el tiempo pasa volando mientras intentas dar lo mejor de ti para subir al podium. Se puede competir tanto en equipos como de manera individual, dependiendo de la disciplina. Como curiosidad, hubo dos deportes que debutaron en los Juegos Olímpicos de Tokio 1964, así que SEGA ha tenido el buen gusto de añadir como minijuegos retro el voleibol y el judo, un genial guiño histórico. Pero allá donde mires hay referencias a la historia del deporte y los videojuegos. En los escenarios se pueden encontrar trofeos tirados por el suelo como coleccionables, así que es imposible aburrirse en cualquiera de las dos Tokio.

La reunión perfecta

Con esta nueva entrega de Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Tokio 2020, SEGA ha mejorado la fórmula y ha demostrado cómo se pueden integrar ambos gráficos en un mismo videojuego con coherencia. Es sin duda un título muy atractivo para los jugadores más veteranos que vivieron la época dorada de los videojuegos porque está lleno de guiños, también a la historia de los Juegos Olímpicos. La principal baza de este party game es el modo multijugador, pero a priori le va a tomar la delantera el modo Historia por el diseño del mapa y todos los lugares que se pueden explorar en busca de coleccionables y otros datos de interés. Juega continuamente con esta dualidad temporal en lo que será un homenaje maravilloso. No obstante, el online podrá reunir a 8 jugadores, mientras que desde el sofá pueden jugar 4 usuarios, siendo una magnífica opción para picarse con los amigos.

Mario y Sonic

El juego reúne muchas virtudes para consolidarse como el mejor de la serie, ya que aprovecha todas las bondades de Nintendo Switch. En principio parece mucho más profundo y ambicioso, poniendo la primera piedra para construir las próximas entregas. Hasta entonces era un juego que destacaba por su vertiente competitiva, pero el modo Historia nos ha sorprendido gratamente por el nivel de detalle que han depositado en él. Incluido el apartado sonoro, con sonidos más eléctricos cada vez que cambian los gráficos. Detalles que molan. Ahora hay más motivos para jugar a Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Tokio 2020 y esperamos con ganas el 8 de noviembre cuando se lance el videojuego para poder jugar la versión final.

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.
Cerrar