Un nuevo hogar

Cinco años después de que la trilogía del comandante Shepard llegara a su fin con una conclusión tan emocionante como controvertida. Ahora BioWare ha reinventado una de sus franquicias estrella llevándola a la inexplorada galaxia de Androméda, donde nos pondremos en la piel de un nuevo héroe que compartirá aventura con un renovado grupo de aliados alienígenas.

14243

La ciencia ficción ambientada en el espacio siempre ha sido recibida con los brazos abiertos por los amantes del género, por lo que la llegada del primer Mass Effect en el año 2007 en exclusiva para Xbox 360 supuso un antes y un después. Este año es el décimo aniversario de la franquicia y BioWare lo celebra de la mejor forma posible: con una nueva entrega completamente distinta a lo visto en los anteriores.

Shepard ya forma parte de la historia, al igual que su tripulación, y en Mass Effect: Andromeda, situado 600 año después de la trilogía original, deberemos desplazarnos a la inexplorada galaxia de Andrómeda, donde la humanidad ha de buscar un nuevo hogar tras los acontecimientos de Mass Effect 3. Para ello contaremos con unos héroes nuevos y un grupo de aliados completamente renovado.

En esta nueva historia, la humanidad abandona la Vía Láctea y se adentra en horizontes desconocidos con el objetivo de asentarse en Hábitat 7, un prometedor planeta al que se ha apodado Nueva Tierra. En nuestra nave, la Tempest, tenemos en sueño profundo a un total de 20.000 personas que poblarán este nuevo mundo. Sin embargo, el Arconte, un villano del que se sabe poco, no nos lo pondrá nada fácil.

Como decíamos, Shepard ya es historia y no estará presente en Andromeda (aunque sinceramente esperamos algún que otro guiño o easter egg de personajes conocidos para el fan service y deleite de los seguidores acérrimos), por lo que quien toma el relevo en esta ocasión son Scott y Sara Ryder, unos hermanos exploradores (o Pioneros, como se les llama en el videojuego) que deberán buscarnos un nuevo hogar.

La elección del género de tu protagonista volverá a recaer en ti como jugador, pero por primera vez elegir a uno en lugar de a otro no eliminará al descartado de la ecuación. Si escogemos a Sara, Scott seguirá formando parte de la tripulación y, de hecho, podremos interactuar y hablar con él, y viceversa. Una interesante novedad que hará que no nos dé tanta pena elegir a uno y dejar al otro de lado.

Al contrario que ocurría con Shepard en la trilogía original, que ya comenzaba siendo todo un héroe de guerra y un firme candidato a los espectros del Consejo de la Ciudadela, el Ryder que escojamos será un simple explorador colonial y será con el paso del tiempo cuando vayamos convirtiéndolo en el héroe que todos creemos que debe ser. Si no esto no tendría la misma gracia.

El equipo básico de los Ryder estará compuesto por razas ya conocidas para los fans de la saga. Por un lado tendremos a Liam y a Cora, dos humanos con diferentes habilidades, después a la asari Peebee y al krogan Drack. El equipo estará compuesto por más miembros entre los que destacan algunas nuevas especies que todavía están por conocerse en profundidad. Esperemos que sigan al mismo nivel que las clásicas.

Como era de esperar (es una constante en los juegos de BioWare), el romance seguirá muy presente en Mass Effect: Andromeda y tendremos diversas opciones amorosas tanto para Scott como para Sara Ryder. Relaciones heterosexuales, homosexuales e interraciales, de todo un poco como en la vida misma. A BioWare no le tiembla el pulso y siempre nos ofrece una amplia gama de posibilidades en este sentido.

En todo buen videojuego de BioWare debemos tener decisiones y Mass Effect: Andromeda no es una excepción. Tenemos la clásica rueda de opciones de diálogo en las que podremos tomar decisiones menores y también otras importantes para el devenir del juego y de la saga. Las acciones de Virtud y Rebeldía han sido eliminadas y su lugar lo ocupa un elenco de decisiones mucho más amplia, matizadas y, en definitiva, con una escala de grises que va mucho más allá del blanco o negro.

Lo que no ha desaparecido de la ecuación son las misiones de lealtad de nuestro pelotón, lo que nos ayudará a que sean más abiertos y desenfadados con nosotros. Se recuperará la característica de Mass Effect 2, pero en esta ocasión no afectará al final del título haber o no cumplido estos encargos secundarios. En cuanto al combate tenemos evidentemente el regreso de la biótica, los poderes “mágicos” que dotan de variedad a la acción para que no sea un simple tiroteo mil veces visto.

En esta ocasión ya no deberemos elegir una clase de inicio, lo que marcaba antes de que pudiéramos probar el juego cómo iba a ser nuestra partida. En su lugar tendremos algo mucho más clásico de los videojuegos de rol, como es el caso de un amplio árbol de habilidades con todos los talentos disponibles y que podremos ir mejorando conforme subamos de nivel y veamos en qué queremos especializarnos.

En Andromeda somos Pioneros, exploradores, de modo que algo al estilo Mako debía hacer acto de presencia. En este caso el Nomad será nuestro vehículo de exploración terrestre y, gracias BioWare, no tendrá armas. Será un vehículo exclusivamente diseñado para explorar enormes planetas y no para atacar. Hallaremos, asimismo, un enorme número de mundos que investigar y de los que extraer recursos e información.

Andromeda volverá a hacer gala, como hiciera Mass Effect 3, de características multijugador. En este caso tendremos una especie de modo horda para hasta tres jugadores y también misiones incluidas en la historia principal que podremos completar de forma cooperativa. Aún queda mucho por conocer sobre el online de Mass Effect: Andromeda, no obstante.

Joel Castillo

Mass Effect: Andromeda se ha convertido, y con motivos, en uno de los videojuegos más esperados de todo el 2017. El regreso de BioWare a una de las sagas más queridas por los fans debería ser una razón de peso, pero a ello hay que añadir que estamos ante una historia completamente nueva, con nuevos héroes, nuevos aliados, nuevos enemigos y nuevas razas alienígenas. Todo es novedoso y eso es tremendamente emocionante.

Por si fuera poco, el renovado sistema de decisiones (mucho más complejo y variado que en el pasado), la exploración planetaria a bordo del Nomad y la progresión de nuestro personaje hacia la vertiente de combate que prefiramos nos hacen pensar que podemos estar ante una obra más completa que sus antecesores y, por qué no, ante un videojuego digno sucesor de una saga que ya se ha convertido en leyenda del mundillo.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Saga Mass Effect

Elegir a uno de los Ryder no hará desaparecer al otro del juego, como sí ocurría con Shepard.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar