Pequeños guerreros

14219

Might & Magic es una de las sagas más veteranas y referentes del género de los juegos de rol. Sin embargo, su tiempo ha quedado atrás. No son días para explorar mazmorras en primera persona, ahora se llevan otras cosas. Cosas a las que la franquicia no ha sido ajena y de las que ha tomado notas para presentar una nueva propuesta alternativa. Dos tendencias, las miniaturas coleccionables y los combates propios de un MMORPG, se dan la mano en Might & Magic: Showdown.



Los tiempos pasan y los referentes cambian, esto es así. Nuevas propiedades y mecánicas de juego aparecen conforme avanzan las tecnologías, y donde ahora tenemos como buques insignia a los The Elder Scrolls, The Witcher o Dragon Age, quién sabe qué nombres habrá dentro de diez años. Lo que sí recordamos, y no hay que olvidar nunca, son los que han estado antes abriendo el camino. Eran los Ultima, los Wizardry, las licencias de Dungeons & Dragons, unas con más suerte que otras, y los Might & Magic. Una saga que hizo que por fin se explorasen a discreción entornos representados gráficamente en los ordenadores y que elevó a los altares lo que es el dungeon crawling, lo que viene siendo patear mazmorras, en primerísima persona.

Como pasa con todo, Might & Magic se hizo viejo. Sus día de vino y rosas quedaron atrás y otras tendencias le fueron comiendo la tostada. Contaba, no obstante, con un spin-off que incluso le ha llegado a sobrepasar a ojos de los jugadores más jóvenes, Heroes of Might & Magic, un giro hacia la estrategia que va por su séptima entrega. Así y todo, Might & Magic aún le saca tres de ventaja, así que no hablamos de cualquier cosa. Pero es una de esas franquicias que en plena época de los MOBA, de los MMORPG y de los juegos de rol de mapas gargantuescos y posibilidades casi infinitas, necesita un cambio de enfoque.

Por ello, cuando apareció la referencia a Might & Magic: Showdown – o mejor dicho, una imagen promocional en toda regla – dentro de Watch Dogs 2, los seguidores de la vieja escuela familiarizados con el nombre empezaron a teorizar con las posibilidades. Showdown, además, hace referencia a un importante evento de su cronología. Los veteranos apostaban por un regreso a las raíces, pero con aires renovados. Los no tan veteranos, directamente no apostaban. Curiosamente, Might & Magic: Showdown, va más dirigido a los segundos que a los primeros, tomando una ambientación que no les es muy familiar y dándole una forma de juego que sí se conocen al dedillo. Combates de miniaturas personalizables al estilo MMORPG, es la frase que desvela el misterio y lo resume todo.



Might & Magic: Showdown tiene claro su enfoque, y en uno en el que prescinde de muchas cosas para quedarse con un aspecto fundamental: los combates. Aquí no contamos con un una trama épica, ni siquiera con un argumento. Might & Magic: Showdown es un juego únicamente de combates y de táctica. Aparte de conocer mejor a sus criaturas y héroes, no vas a volverte ducho en el conocimiento de la serie con este juego, no se trata de eso. De lo que se trata es de entablar combates entre dos bandos de hasta 4 integrantes representados por figuras en miniatura compuestos por un héroe al mando y tres criaturas subordinadas de distintos tipos. Todos ellos deben luchar sobre una arena de batalla hasta que uno de los dos bandos sea exterminado. El héroe será el único que esté plenamente bajo nuestro control, mientras que las criaturas actuarán según un criterio que hayamos predefinido previamente.

Los tipos de personajes te darán una idea de la clase de combates que tenemos entre manos y su funcionamiento. Podremos contar con criaturas de apoyo con conjuros de curación y efectos que principalmente se dediquen a mantenernos en pie y en forma para seguir luchando. Hay también una serie de figuras especializadas en causar el mayor daño por segundo posible mediante ataques a distancia, mientras que tenemos en plantilla algunos mastuerzos de gran tamaño y capaces de aguantar tanto castigo como pueden repartir para hacer las veces de tanque y atraer los ataques rivales para darnos una apertura o quitarnos a alguien de encima. Como te imaginarás, esto suena bastante a lo que puedes encontrar en un MMORPG o en MOBA, y es precisamente la mecánica de combates que toma este juego.

En Might & Magic: Showdown podremos asignar a siete botones de acceso rápido a otras tantas acciones que precisarán de un tiempo de ejecución y de un enfriamiento, durante el cuál no podrán ser usadas hasta que el tiempo necesario haya pasado. Nuestra labor, pues, es seleccionar a qué objetivo queremos atacar y lanzarnos sobre él, pero con cabeza para no quedar desprotegidos e incapaces de actuar durante valiosos segundos. La coordinación entre las diversas unidades y una táctica de lucha es crucial para poder alzarse con la victoria, y es que no solo se trata de ser más fuerte sino de ser rápido, puesto que tenemos un límite de tiempo para superar el combate que si llega a cero significará la derrota.



Sus responsables aseguran que con Might & Magic: Showdown han querido capturar la esencia de estos combates de fantasía actuales, con esos conceptos de DPS, tanque, apoyo y demás, y lo cierto es que lo consiguen. Might & Magic: Showdown es como tomar un MMORPG y despellejarlo hasta dejar solamente las partes de acción, con todo lo que ello conlleva. Para salpimentarlo un poco, seremos libres de definir el curso de acción de los subordinados de manera que “programaremos” comportamientos de antemano que se darán según condiciones, y siempre que la acción sea posible. Por ejemplo, aunque cada figura tiene una acción por defecto que es invariable, podemos dar instrucciones para que realicen un combo muy concreto de acciones hacia un objetivo determinado. Ya sea quien más salud tenga, quién más daño cause, el rival más débil… una serie de factores que ayudan a afinar la estrategia y proceder como queremos. Algo que nos puede evitar sorpresas como curar involuntariamente a un enemigo, y es que los personajes tienen distinta naturaleza y algunos son vulnerables a un tipo de ataque e inmunes, o revigorizados incluso, por otros. Si podemos asegurar que nuestro personaje con ataques mágicos no le hace un favor al elemental que se cura absorbiendo magia, mejor que mejor.

Igualmente, el juego cuenta con una mecánica de sinergias, que no es otra cosa que aprovechar determinados efectos de estado o ataques previos para rematar con un golpe que causa más daño del habitual al beneficiarse de las consecuencias del anterior. Es de lo poco que podremos aprovechar para intentar dar un salto cualitativo a nuestro personaje dentro del combate, ya que no podremos usar objetos de ningún tipo. Únicamente, y siempre fuera del combate, en el apartado de tácticas, podremos incrustar runas en las miniaturas de nuestros héroes, las cuales tendrán diversos efectos que les harán más poderosos.

Pese a ser un juego pensado eminentemente como una experiencia competitiva multijugador, Might & Magic: Showdown llegará con un modo campaña en el que a lo largo de 30 escenarios se nos enseña todo lo que hay que saber sobre su manejo, así como las tácticas, tanto las más básicas como las más avanzadas, para poder aprovechar las capacidades de nuestras figuras y salir victoriosos. Figuras que podremos comprar con las monedas ganadas al superar los escenarios, y que como las miniaturas de wargaming que podemos encontrar de juegos como el famosísimo Warhammer, podemos pintar a nuestro gusto para personalizarlas con tonos y colores que iremos desbloqueando progresivamente. Así, el verdadero quid del juego es enfrentar a nuestra colección contra la colección de otro rival y ver quién es mejor de los dos en un combate. El resto ya depende de las tablas que tengamos sobre el terreno de batalla.

Juan Elías Fernández

Might & Magic nos ha hecho un verdadero quiebro de cintura y se ha desmarcado con algo que no esperábamos. Como propuesta alternativa que es, y como ya se ha recalcado, Showdown es meramente una representación más o menos táctica de lo que vendría a ser un combate según las reglas de un MMORPG o de un MOBA, y a eso se limita. No tiene más, no hay nada de las señas de identidad de su marca que no sean algunos de sus personajes conocidos, como es el caso del demonio Veyer entre otros de los héroes que estarán disponibles.

La intención es llevar a cabo una nueva apuesta competitiva para moverse en terrenos que bien podrían contemplar, salvando las distancias, juegos como Hearthstone, pero apostando, en vez de por una componente de aleatoriedad, por una táctica definida de antemano que puede o no puede ser efectiva ante nuestro rival. Si hemos tenido en cuenta todas las contingencias y hemos indicado cómo actuar a nuestra figuras, debería de serlo. Solo queda luchar como es debido al estilo de los juegos que ahora están en boga. El problema puede estar, sin ir más lejos, en que estos juegos, incluso el propio Hearthstone, cuentan con un meta para dar a la comunidad algo de qué hablar, mientras que Showdown se antoja un poco encorsetado en su propia propuesta, aunque tiene terreno por delante para desarrollar ésta. De momento, Might & Magic: Showdown se lanza hoy mismo en Acceso Anticipado con la única intención de saborear el fragor de la batalla. Hay mucho margen para poder evolucionar, así que veamos cómo progresa esta batalla de miniaturas y si puede colocarse en el panorama competitivo.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Might & Magic Clash of Heroes

Might & Magic: Duel of Champions

Might & Magic X Legacy

Might & Magic Heroes VII


Si te gustan las miniaturas coleccionables, Kings of War es un juego de 2009 que está emergiendo en España y para el que se celebran torneos regionales en diversas zonas.

Nacho Castañón

Editor y PR en Andro4all. Licenciado en Periodismo y Comunicación Integral. Formado en El Referente, Agencia Colpisa y AlfaBetaJuega, y escribiendo sobre el mundo de la tecnología, videojuegos y deporte desde 2013. Mi perfil en LinkedIn.
Cerrar