Impresiones de la beta de Monster Hunter: World – Comienza la caza

El próximo 26 de enero llegará a PlayStation 4 y Xbox One, y más adelante a PC, uno de los videojuegos más esperados de los últimos meses. Nos referimos a Monster Hunter: World, al que hemos podido aproximarnos recientemente en una beta exclusiva para los usuarios de PlayStation Plus, que durante el pasado fin de semana han tenido a su completa disposición una pequeña muestra de lo que ofrecerá el videojuego desarrollado por Capcom. 

Se trataba de la aproximación final a Monster Hunter: World antes de su lanzamiento, por lo que las sensaciones debían ser las adecuadas para convencer a los seguidores más acérrimos de la saga, que en los últimos años solo han podido sumergirse en el universo de la franquicia a través de consolas portátiles. El salto a la máquina de actual generación de Sony era, por tanto, una de las principales motivaciones de los usuarios, deseosos de comprobar cómo han afrontado los desarrolladores un cambio tan notorio como este.

El resultado hemos podido verlo en la beta a la que hacíamos referencia y de la que, por supuesto, te ofrecemos nuestras impresiones tras disfrutar en los últimos días tanto de las novedades como de las mecánicas clásicas que los responsables del juego han querido mantener en la nueva entrega de la saga. ¿Has tenido la ocasión de probar Monster Hunter: World en tu PlayStation 4?

La reciente beta de Monster Hunter: World ha tratado de poner a disposición de los usuarios de PlayStation 4 una muestra representativa de lo que ofrecerá la versión definitiva del videojuego. De este modo, parece apropiado que los desarrolladores hayan optado por tres misiones diferentes, cada una correspondiente a un nivel de dificultad: principiante, intermedio y experto. Esta ha sido, probablemente, la mejor forma de evidenciar el desafío que supondrá la nueva entrega de la saga en diferentes escalones.

Para acceder a cada una de ellas, todas con un tiempo limitado de veinte minutos, primero era necesario crearse un personaje y un compañero que nos cubriera las espaldas. Como ya habían advertido los desarrolladores, el editor se reducía a una serie de opciones predeterminadas en las que apenas podía escogerse entre unos pocos protagonistas masculinos y femeninos, dado que la configuración realmente importante del personaje tendrá lugar tras el lanzamiento oficial en el mes de enero.

En cuanto a las misiones, Capcom nos ha permitido afrontarlas tanto en solitario como haciendo uso del apartado multijugador. Si escogíamos esta segunda opción se incorporaban a la partida otros tres jugadores, formando así un equipo de cazadores mucho más sólido. En cualquier caso, la experiencia individual era igualmente satisfactoria, tal y como hemos podido comprobar en los últimos días, en los que también hemos tenido la ocasión de practicar en la llamada zona de entrenamiento, otras de las secciones habilitadas del menú.

Tras iniciar una misión nos hemos percatado de que, efectivamente, el escenario es considerablemente más amplio que en entregas anteriores. Pese a que los responsables del juego advirtieron de que no podía ser considerado ni mucho menos un mundo abierto, las zonas en las que se desarrolla cada una de las misiones son capaces de introducirnos en un ecosistema vivo que deberemos descubrir con paciencia y siguiendo una serie de pistas distribuidas por el mapa.

En Monster Hunter: World, los jugadores tendrán que seguir el rastro del monstruo objetivo mediante el rastreo de una serie de huellas que cabrá analizar para avanzar hasta la siguiente. De esta manera resultará relativamente sencillo dar con la criatura y estudiar la mejor forma de enfrentarse a ella. Pese a que la jugabilidad ha sido heredada de videojuegos anteriores, el manejo del personaje se intuye considerablemente más ágil, sobre todo en las fases de combate.

Una vez asimilados los controles, el jugador será capaz de esquivar una embestida, de atacar con su gigantesca espada o de hacer frente al monstruo mediante la combinación de ataques de lo más llamativos. Es necesario, en cualquier caso, atender a la barra de salud para hacer el mejor uso de las pociones o del resto de ítems con los que hayamos dado en el escenario, que pondrá a nuestra disposición elementos de todo tipo que acumular en el inventario de nuestro protagonista.

Cuando no consigamos sobrevivir a uno de estos duelos serán cuando entren en juego los campamentos, que se han incrementado de manera considerable en esta nueva entrega dado el tamaño de las áreas en las que tiene lugar cada misión. De este modo, cuando nuestro personaje diga basta simplemente reapareceremos en una de estas ubicaciones para regresar, cuanto antes, a la acción. En este sentido será también muy práctico el gancho del que dispondrá el protagonista para desplazarse más velozmente por el mapa.

En cuanto al apartado visual, Monster Hunten: World destaca especialmente en lo artístico. Cada uno de los escenarios constan de una serie de elementos cuidadosamente diseñados y distribuidos de manera muy eficiente, dando la sensación de estas en un entorno vivo, perfectamente iluminado, en el que todo es posible. A esta aleatoriedad se referían hace poco los desarrolladores, que prometían una fauna impredecible que hemos empezado a descubrir en este primer acercamiento al videojuego final.

Ha sido también una sorpresa descubrir que el juego se ha traducido completamente al castellano, tanto en lo que se refiere a menús como en la interfaz que podemos ver en pantalla durante el transcurso de las misiones. Los diálogos, por su parte, se han doblado óptimamente a nuestro idioma, por lo que la acción no es un obstáculo para el avance de la trama, que cualquier jugador tendrá la oportunidad de seguir de las manera más satisfactoria posible. Esperamos, por tanto, que la versión final del título disfrute de este mismo trato en cuestiones idiomáticas.

Javier Castillo

Monster Hunter: World no decepcionará, desde luego, a ningún aficionado a la franquicia de cazadores de monstruos. Pese a las novedades jugables que hemos podido testar en la reciente beta para usuarios de PlayStation Plus, ninguna de las mecánicas introducidas sorprenderá especialmente a los usuarios más veteranos, que sin embargo apreciarán el interés de Capcom por hacer evolucionar a la saga en su primera incursión en la consola de actual generación de Sony, en la que aterrizará durante el próximo mes de enero.

En cuanto a lo que ofrece esta aproximación a la versión final del juego, los desarrolladores han acertado al poner a disposición del jugador una muestra de las misiones en las que podrán sumergirse en apenas unas semanas. Cada una de ellas pone de manifiesto las virtudes de las zonas abiertas y del ecosistema vivo e impredecible del que se hacían eco los responsables del juego recientemente. El combate, además, es capaz de mantener la esencia de Monster Hunter pese a añadir una ráfaga de fluidez que, por lo que se intuye, sentará muy bien a la nueva entrega de la franquicia.

Publicaciones relacionadas

Cerrar