Pesquisas desde el Más Allá

9176

Afirman los parapsicólogos que cuando alguien deja este mundo con asuntos pendientes, su espíritu no descansa en paz hasta que éstos no quedan resueltos, una máxima que al detective Ronan O’Connor le va a amargar la vida… si aún la conservase.

El género negro nos ha dejado cantidades ingentes de tipos duros que no se arrugan por un par de balazos. El detective, en la vertiente más romántica e idealizada de la profesión, ha sido siempre una especie de poso en el fondo de la botella de los héroes de acción, un pozo empapado por lo general en tragos y tragos de whisky barato que consume sin sentir ni padecer de forma lánguida en la sordidez de un cuchitril al que llama oficina, incluso a veces hogar. 

Solo el ocasional soliloquio acerca de la explosiva señora que acaba de entrar en su oficina y que desde el primer segundo ha sabido que solo le traería problemas, o cómo la pista que acaba de encontrar le va a sumir en una verdad que desearía no conocer (momento en el que el whisky vuelve a entrar en acción) ejerce de compañía para estos sabuesos de pata negra, por lo general expulsados de las fuerzas el orden o habiendo tenido problemas con ella, que ya están de vuelta de todo. Por ello, podremos imaginarlos cómo puede descolocar a alguien como Ronan O’Connor, detective de pies a cabeza, el verse a sí mismo defenestrado y difunto, tirado en mitad de una calle de Salem, Massachusetts, tras atravesar una ventana, en un charco de su propia sangre y, sin embargo, seguir en el caso que acaba de convertirse en el más personal de todos los que ha tenido: encontrar a su propio asesino.



Ya de entrada hay que reconocerle una cosa a Yosuke Shiokawa, director creativo de Murdered: Soul Suspect, y en general al equipo de desarrollo de este juego que editará Square Enix, y es que el tráiler del juego, lo único que vimos en su día prácticamente, ha sabido tocarnos una tecla. No es que este sea el primer juego que hace uso de esta premisa, la del fantasma del protagonista que busca esclarecer/vengar su muerte. Hace no mucho, Ghost Trick ya planteaba una situación similar. Pero el caso de Murdered es algo diferente, y es que mientras el juego de Capcom hacía gala de una estética anime muy pronunciada, el de Square Enix se revuelca sin disimulos en esa atmósfera oscura, cenicienta y de grano grueso que es la investigación criminal.

Nadie le arrendaría la ganancia a Ronan, no ya por la dificultad que pueda tener o no el caso, sino porque su condición de muerto y bien muerto (aunque menos de lo que debería) no es la ideal a priori para llevar a cabo una investigación, pero parece ser que en este aspecto podríamos estar bastante equivocados. Como fantasma de nuevo cuño que es, Ronan tendrá a su disposición una serie de habilidades paranormales que su nuevo estado le va a permitir usar para ayudarse de ellas en sus pesquisas.

Por ejemplo, dado que nuestro cuerpo mortal es algo que ya hemos dejado atrás, podemos tomar prestado el de otros, poseerlos si lo preferís, aunque no asumiendo su control total. Esto sí que permitirá, no obstante, que Ronan vea el mundo a través de sus ojos, pudiendo observar detalles que de otra manera no podría. Por ejemplo, nos puede servir para ver de cerca algo que el sujeto en cuestión esté examinando en ese momento y a lo que no tendríamos otro acceso en condiciones normales, si es que ese término se puede aplicar a nuestro caso. También los recuerdos de los vivos serán una nueva pista a la que podamos acudir para desentrañar el puzzle del asesinato de Ronan, aunque necesitaremos darles un empujoncito para activarlos y poder acceder a ellos.



Como es de esperar, Ronan podrá vagar con relativa libertad por las distintas localizaciones del juego, por cuanto a que el desarrollo no será del todo lineal, sin ser visto por los demás presentes en la escena, así que podremos investigar las pistas sin que, en principio, hayan interferencias por parte de los simples mortales que allí se encuentren. De hecho, usaremos otra de las habilidades del detective que no tendrá tanto con ver con lo paranormal y sí con su capacidad deductiva, con varias palabras clave que empezarán a asomar en la pantalla y de las cuales tendremos que hacer uso para averiguar qué es lo que está pasando.

Pero si hemos dicho que nuestro protagonista es, o más propiamente era, uno de esos suscritos al club de los tipos duros de acción directa, amigo de apretar el gatillo o de lanzar los puños según la situación, no penséis que pasarse al otro barrio va a erradicar del todo esas viejas costumbres. Habrá partes de combate en Murdered: Soul Suspect, pese a que es complicado imaginar a qué clase de amenazas puede enfrentarse un fantasma. Bueno, las habrá, y nada menos que en forma de demonios. Los seres del inframundo harán su aparición en el juego y en el plano mortal y Ronan tendrá que dar buena cuenta de ellos con métodos bastante curiosos. Olvidemos el enfrentamiento directo, podemos escondernos de ellos introduciéndonos en el cuerpo de algún vivo que nos sirva de parapeto, o bien aprovechar nuestra condición intangible para atravesar muros y conseguir situarnos a su espalda, único punto desde el que Ronan puede liquidarlos.

Cuando a un ambiente de cine negro se le suman factores paranormales, la mezcla de dos elementos interesantes debería dar, o eso se espera, un todo aún más interesante, y ese el camino por el que parece haber tirado Square Enix. La premisa de Murdered: Soul Suspect, sin ser pionera sí que es fresca, y si sabe marcar las diferencias con unas mecánicas de juego que sepan combinar acertadamente acción con puzles, la actual generación podría seguir marcándose tantos antes de dar su canto del cisne, que salvo pérdida total de interés por parte de los desarrolladores no da por el momento ningún síntoma de llegar. Más bien al contrario, seguimos viendo propuestas la mar de interesantes. Murdered: Soul Suspect bien podría ser una si sus creadores son capaces de caminar hacia la luz y no desviarse de su senda. Lo veremos en 2014, cuando la presencia de Ronan O’Connor se deje sentir en PC, PS3 y 360.



PRIMERA IMPRESIÓN: Square tiene nuestro interés ahora mismo en sus manos. Como ya hemos señalado, Murdered: Soul Suspect es una propuesta que se antoja apetecible, o por lo menos se desmarca de lo habitual, que ya es. La clave puede estar en la complejidad de los puzles del juego y en cómo se resuelvan estos combates contra seres demoníacos para que no terminen siendo repetitivos. Igualmente, el equilibrio en la progresión de las habilidades del personaje es otro factor a tener en cuenta. Si sus desarrolladores saben marcar el compás en estos aspectos, el fantasma de Ronan podrá descansar en paz con la satisfacción del deber cumplido.

Juan Elías Fernández

———————————————————————————————————-

Juegos relacionados:

Ghost Trick

No te quedes solo en el juego:

Canción: Papa Roach – Getting Away With Murder

Película: Ghost, de Jerry Zucker

Publicaciones relacionadas

Cerrar