Terror inminente

Lo nuevo de Red Barrels, también responsables de la primera entrega de la franquicia de terror, llegará a PC y a las consolas de actual generación de Sony y Microsoft el próximo 25 de abril. Outlast 2 tratará de recuperar las sensaciones de la propuesta original con una historia en la que el claustrofóbico hospital psiquiátrico dará paso a una extraña comunidad ubicada en pleno desierto de Arizona, a la que ya pudimos acercarnos a través de una versión demo nuevamente protagonizada por la oscuridad más desasosegante.

12976

El pasado mes de octubre te ofrecíamos las impresiones de la terrorífica demo de Outlast 2. Desde entonces, la esperada secuela de Red Barrels ha confirmado su fecha de llegada a consolas, donde aterrizará el próximo 25 de abril. Ese mismo día estará a disposición de los usuarios de PC para ofrecer una nueva aventura que cambiará tanto a los protagonistas como la localización de la propuesta original, que en 2013 se estrenaba en ordenadores para llegar, un año después, a las máquina de Sony y Microsoft.

El estudio independiente vuelve a ser el responsable creativo de esta continuación, que llegará en formato físico junto a la primera entrega y su expansión de historia, titulada Outlast Whistleblower. De este modo, aquellos que deseen introducirse en el universo del juego antes de embarcarse en la nueva trama tendrán ocasión de hacerlo del modo más accesible. No obstante, el videojuego también podrá adquirirse a través de la venta digital sin necesidad de hacerse con el pack completo. Sin más dilación, repasamos los aspectos más destacables que nos ha dejado, en los últimos meses, Outlast 2.

El primer aspecto a destacar de esta segunda entrega es la ausencia de conexión, al menos de forma aparente, con la primera entrega. Aunque los elementos a los que deba enfrentarse el protagonista si parecen guardar relación, ni el personaje principal ni la localización donde se desenvuelve la historia tienen nada que ver con los que se nos presentaban en Outlast. El personaje principal es, en esta ocasión, un cámara llamado Blake Langermann, que está llevando a cabo una investigación junto a su esposa Lynn.

El objetivo de sus indagaciones no es otro que el obtener cualquier información en torno al asesinato de una mujer embarazada, Jane Doe, a la que los responsables de su muerte habrían llevado a lo más profundo del desierto de Arizona, en Estados Unidos. Las pistas parecen conducir a una pequeña y siniestra comunidad cuando la mujer de Blake, también reportera, desaparece misteriosamente en esa dirección. El protagonista no tendrá más remedio que embarcarse, junto a su inseparable cámara, en tal peligrosa empresa.

Nuevamente, la videocámara volverá a ser el elemento fundamental tanto en lo visual como en lo relativo a la jugabilidad. Aunque el jugador podrá escoger entre la visión en primera persona con o sin cámara, se convertirá en una herramienta indispensable para algunas fases del juego. Como era de esperar, la oscuridad volverá a estar muy presente, en ocasiones de forma absoluta, por lo que su uso dejará de ser una opción.

La opción de visión nocturna será la más adecuada en esos instantes, pues proporcionará la habitual imagen en color verdoso para que podamos orientarnos fácilmente incluso en lugares de oscuridad total. Para acometer tales situaciones será necesaria la recolección de baterías, que al menos en la demo se hallaban distribuidas por el escenario, una tendencia que debería mantenerse en la versión final del título.

A medida que el jugador haga uso de la cámara, el porcentaje de carga irá descendiendo hasta llegar a cero, momento en el que la batería se reemplazará por otra de las que tengamos en la recámara, una mecánica jugable que además aportará tensión en algunas fases de la historia. Precisamente en el aprovechamiento de recursos como el mencionado encontraremos uno de los máximos puntos de interés de la propuesta. 

Puesto que el escenario también incluye zonas ligera o totalmente iluminadas, será la ocasión idónea para guardar la videocámara y hacer frente a cualquier peligro sin ningún escudo que nos proteja. De hecho, uno de los mayores atractivos tanto del juego original como de Outlast 2 será la nula posibilidad de atacar a un enemigo, lo que situará a nuestro protagonista en una situación muy desfavorable contra cualquiera que se cruce en su camino.

De este modo, observar con atención cada detalle a nuestro alrededor será esencial para asegurar la supervivencia del periodista. Si las baterías se acaban y la cámara ya no es una opción, resultará del todo imposible recorrer, y sobre todo buscar la salida, algunas de las partes más sombrías del escenario, favoreciendo así el ataque de algunos de los elementos de carácter sobrenatural de la historia.

Su presencia se evidenciará a través de un destacado apartado sonoro, que volverá a convertirse en uno de los protagonistas por excelencia de esta segunda entrega. Resultará indispensable para lograr la inmersión del jugador en una trama en la que el susurro del viento, los pasos sobre la tierra o el crujir de las ramas son más que necesarios para alcanzar el estado de tensión que el equipo de Red Barrels ha ideado para Outlast 2.

Aunque en lo visual no nos encontremos ante un título de referencia, el minucioso trabajo de iluminación, apreciable desde el primer momento en la fase demo, eleva llamativamente el resultado final. No obstante, la prueba definitiva la hallaremos en la versión final del juego, en la que tendremos la ocasión de adentrarnos en apenas unas semanas para vivir una nueva y terrorífica aventura.

Javier Castillo

Cambiando radicalmente su ubicación pero manteniendo íntegra y respetuosamente la esencia de la primera entrega, Outlast 2 se estrenará en solo unas semanas para ofrecer una historia nuevamente enmarcada en el universo de la franquicia. El hospital psiquiátrico dará paso a una pequeña comunidad perdida en el desierto de Arizona, donde parecen estar desarrollándose ritos que ya han acabado con la vida de una embarazada y podrían haberlo hecho con la mujer del protagonistas.

La misión del jugador será acompañarle para desentrañar todos los horrores que alberga ese siniestro emplazamiento, contando únicamente con la ayuda de una videocámara para avanzar por el escenario. Nuevos lugares que explorar, sobresaltos en plena oscuridad y una misteriosa desaparición nos aguardan en la nueva aventura de la saga, disponible a partir del 25 de abril en múltiples plataformas. Aunque seguramente contará con guiños dedicados a los jugadores veteranos, parece tratarse de una historia independiente que agradará a cualquier fan del terror más estremecedor.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Outlast
Outlast: Whistleblower

Cuando se agote la batería de la cámara el jugador quedará en plena oscuridad.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar