El divertidísimo shooter de Blizzard

11358

El pasado 7 de noviembre vimos algo que hacía 17 años que no veíamos. Una sorpresa inusual que nos dejó a todos con la boca abierta: Blizzard anunció una nueva licencia, Overwatch. Sí, señores, a pesar de que la compañía americana siempre tarda lo suyo en sacar un nuevo título, normalmente lo hace bajo la sombra de sus tres grandes IPs: Warcraft, Starcraft y Diablo, el estudio nos dejó a todos anonadados. ¿Queréis saber por qué?

Ya no se trata sólo de que Blizzard nos vaya a deleitar con un nuevo juego, si no que además es un género que en la vida se habían atrevido a tocar: el FPS. Así pues, durante la pasada Blizzcon, la compañía, sin mediar palabra, nos metió una espectacular cinemática que dejó a los asistentes embelesados.

¿Pero esto qué es? ¿Una película, una serie o un nuevo videojuego? Era Overwatch, un juego de acción shooter online por equipos, ni más ni menos. Y el mundo se paró. Después de la conmoción que supuso esta toma de contacto, nos disponemos a hablar de Overwatch y de lo que no espera en el futuro con esta nueva, atrevida y alocada licencia de Blizzard que ha llegado por sorpresa sin que lo esperemos pero con la que estamos encantados.

Blizzard es una compañía que se caracteriza por instarnos a jugar en equipo, ya que todos sus juegos son multijugador y todos disponen de modos tanto cooperativos como competitivos. Sin embargo Overwatch es una excepción, ya que no se trata solo de jugar en un bando y salir a la arena a pegar tiros y ganar puntos, si no que todos y cada uno de los personajes tienen una sinergia especial con los miembros de su propio equipo y hará falta coordinarse bien si queremos ganar la partida.

Esto significa que Overwatch no tolerará ni individualismos ni lobos solitarios, vamos a necesitar a nuestros compañeros y sus habilidades al igual que ellos nos van a necesitar a nosotros y lo cierto es que nos parece una decisión más que acertada, ya que potenciará los valores en equipo y ayudará a los nuevos jugadores a adaptarse y a aprender mucho más rápido las mecánicas del juego.

Las partidas serán 6 vs 6 y podremos jugar en diferentes mapas y modalidades. De momento sólo se han mostrado dos: Carga explosiva y Punto de control. En el primero deberemos custodiar un objetivo mientras lo trasladamos de una punta del mapa a otra, el equipo contrario deberá hacer todo lo posible para que eso no ocurra.

En el segundo, tendremos que capturar y controlar ciertas zonas del mapa para conseguir más puntos que el equipo rival. Todo esto lo conseguiremos gracias a los personajes que habrá disponibles en Overwatch. Serán 12 y estarán divididos en dos facciones y cuatro clases: Ataque, defensa, tanque y apoyo.

Y es que aunque parezcan pocos personajes, son muy versátiles y muy diferentes entre ellos. Tendremos a Winston, el simpático gorila científico, a Widowmaker con su fusil francotirador y cara de pocos amigos o a Tracer que es lista, es guapa y es letal. Tracer es capaz de disparar realmente rápido y pegar bombas a sus enemigos, además gracias a su habilidad translación, se podrá teletransportar de manera horizontal para tratar de huir o perseguirte. Por si eso no fuera suficiente, es capaz de alterar el continuo espacio-tiempo para trasladarse al lugar donde estaba hace unos segundos atrás.



Aunque hay más: Pharah, Reinhardt, Symetria, Torbjörn, Bastion, Hanzo, Mercy Zenyatta o Reaper. Con un nombre así, no nos extraña nada termerle un poquito. Reaper es un escopetero que es capaz de convertirse en una sombra intangible durante unos segundos. Mientras está en ese estado, no puede sufrir daño pero tampoco atacar. Además es capaz de marcar un punto en el mapa para teletransportarse ahí en cualquier momento, esté donde esté.

Aunque no conozcamos demasiado bien al personaje, en seguida podremos observar lo bien que se complementa con el resto de compañeros de equipo. Y es que cada campeón, con su función, deberá ayudar a los aliados si lo que queremos es alcanzar la victoria.

Blizzard ha decidido trasladar este shooter a un nuevo nivel y no se ha conformado con dejar la lucha en el tierra. Tanto las habilidades de los personajes, que nos animan a correr, saltar y escalar como el mapeado, nos invita a escondernos por recovecos y a subirnos por las paredes hasta llegar a lo alto de los edificios para seguir atacando desde las alturas o bien, tenderle alguna emboscada al enemigo.

En ese sentido, Blizzard ha sabido cómo aprovechar el espacio que ha creado. El campo de batalla es otro aliado más del que deberemos aprovechar todo su potencial si queremos llevar a nuestro equipo a lo más alto.

Las partidas parecen frenéticas y tremendamente divertidas. También parece bastante complicado conseguir dominar a los personajes y sin duda lo será porque así trabaja Blizzard. Es una compañía que nos pone un material muy bueno y sencillo de manejar que poco a poco se irá complicado si queremos mejorar realmente en este juego.

Podemos tomárnoslo como un nuevo Team Fortress, partidas rápidas y sin compromiso para echar un rato con los amigos o podemos tomárnoslo como un reto que superar y mejorar. Sin embargo, Overwatch es muchísimo más profundo que cualquier juego del género.

Porque si por algo se caracteriza Blizzard es por sus historias. Las maravillosas historias que nos han acompañado a lo largo de franquicias como Warcraft, Starcraft o Diablo son las que aún hoy siguen ganando suscriptores en World of Warcraft. Y Overwatch no iba a ser de otra forma.

A pesar de ser un FPS multijugador frenético, Blizzard se trabajó mucho la estupenda cinemática de presentación, donde nos ponían en antecedentes: en un futuro no muy lejano, la Tierra se verá envuelta en una guerra donde un grupo de científicos, guerreros y valientes se unen para hacer frente a la amenaza. Una vez esta ha sido neutralizada, este grupo de élite, los Overwatch, se ven relegados a esconderse en las sombras. Pero aún en tiempos de paz, el mundo necesita héroes.

La idea de Blizzard es dotar a cada personaje de una actitud, voz y personalidad únicas y muy diferenciadas del resto de campeones. Cada uno de ellos tendrá una motivación por la que luchar y su propia historia que iremos desvelando conforme vayamos jugando más partidas, y conociendo a Blizzard, seguro que son tramas realmente buenas.

Aún nos quedan muchas más cosas por saber de Overwatch, como su modelo de pago, si será un free-to-play o será un juego tradicional. Esto es algo que ni la propia Blizzard sabe todavía, al igual que el salto a consolas, donde han declarado que de momento verá la luz en PC y que luego ‘’ya veríamos’’. La beta llegará en algún punto del próximo año, por lo que ya podéis inscribiros en ella para poder optar a una de las claves y disfrutar de este frenético y divertido FPS.

Impresiones: Overwatch ha sido, en definitiva, una de las sorpresas más agradables del año para los usuarios de PC que han crecido junto a los juegos de Blizzard, aunque con este título podría llegar a un público mucho más extenso que hasta ahora no estaba interesado en géneros como la estrategia, las cartas o el MMORPG. Estamos seguros de que la compañía norteamericana hará un gran trabajo con este título de estilo cartoon que promete ofrecernos muchas horas de diversión junto con nuestros amigos.

Alba García

________________________________

 

Si te ha gustado te gustará

No te quedes solo en el juego

  • Big Hero 6 (Película)
  • Los Vengadores (Película)

Publicaciones relacionadas

Cerrar