Impresiones de Paper Mario: The Origami King – El papel más prometedor de Mario

Esta nueva entrega tiene novedades que le sienta de lujo.

Mario y Luigi se han embarcado en una nueva aventura que les lleva a la feria del Origami. Sin embargo cuando llegan a Villa Toad todo se precipita y descubren que el rey Olly ha convertido a la princesa Peach en una figura de este noble arte japonés. Encierra a Mario en un calabozo junto a otros que esperan el mismo destino que la princesa. Así regresa uno de los juegos más queridos por los usuarios de Nintendo que encontrarán en Paper Mario: The Origami King una propuesta llamativa, colorida y muy ambiciosa. Esta entrega llega el 17 de julio para Nintendo Switch, así que ve preparando las tijeras que las vas a necesitar.

El objetivo de Paper Mario: The Origami King es librar al castillo de Peach de esta maldición, pero en el camino el personaje icónico de Nintendo tendrá que salvar muchos obstáculos y puzles. No estará solo en esta misión porque se encuentra con Olivia, una pequeña papeleta de origami hermana de Olly. Hemos jugado los 2 primeros mundos que nos anticipan cómo serán las distintas fases del juego y nos ha sorprendido la capacidad de Nintendo para adaptar cualquier mecánica al control por movimiento de Switch de manera tan natural. Sí, este Paper Mario bebe mucho de La Puerta Milenaria, pero aprovecha todo lo que Switch puede ofrecernos.

La magia del origami

Esta entrega le saca mucho partido a la estética de origami a nivel narrativo, pero también en el diseño de escenarios, donde se encuentran muchos elementos de origami. Pasamos de unos personajes planos a otros creados a partir de esta técnica como los secuaces plegados de Olly. Así que Mario tiene que rescatar a todos los Toads que han sido doblados intencionadamente. Villa Toad es tan colorido como fascinante y esta será la tendencia en los siguientes niveles. Con muchos rincones por descubrir y algún que otro agujero. Mario tiene una bolsa de confeti para rellenar estos agujeros y conseguir acceso a otro lugar o simplemente obtener monedas. Algunos objetos del escenario pueden proporcionar confeti al golpearlos con el martillo. Y así, llenaremos la bolsa continuamente.

Mario utilizando un círculo mágico
Mario utiliza un círculo mágico para alcanzar una válvula.

También hay un elemento que será habitual en el juego y son los círculos mágicos. Se trata de un dibujo en el suelo que se ilumina si está activado. Gracias a ellos, Mario puede utilizar un poder especial llamado brazos desplegables para llegar a objetos que de otra manera serían inalcanzables. Aquí entra en juego el control por movimiento de los mandos para dirigir esta habilidad al punto deseado. Con ello se pueden descubrir objetos escondidos, puertas y otras cosas que no están a simple vista. Porque Paper Mario: The Origami King nos invita en todo momento a encontrar lo que se ve y lo que no se ve. Más adelante, también se desbloquean otros círculos mágicos y se encuentran bancos para recuperar la vida que perdemos en los combates.

Puzles en los combates: acierto total

Pero no todo es oro lo que reluce. Pronto empiezan los primeros enfrentamientos y la novedad más importante en esta entrega: los puzles. The Origami King ha incluido puzles en los combates y mantiene los turnos de un clásico RPG. El escenario de combate es un tablero circular con casillas donde se encuentran los enemigos desordenados. Estas casillas se pueden mover por filas en horizontal o columnas en vertical, de tal forma que a veces se puede encontrar más de una solución. Para resolver el puzle es necesario alinear a los enemigos para atacarlos de forma eficaz.

Esto no quiere decir que la resolución del puzle sea determinante para ganar, pero aporta una ventaja inicial en el daño y una recompensa final de monedas extra. Una vez se resuelve (o no) el puzle, comienzan los turnos para atacar y Mario cuenta con el martillo que ataca en un área de 4 casillas o sus botas que ataca a toda una fila de enemigos. Es clave utilizar uno de esos ataques en función del tablero, pero los combates dan muchas oportunidades al jugador para redimirse de un error anterior. Del mismo modo, Mario puede bloquear ataques para que el daño recibido sea menor. A medida que Mario avanza y rescata Toads, el jugador descubrirá armas mejoradas, pero se rompen con el tiempo. Es importante porque los enemigos con pinchos sólo se pueden atacar con martillos o zapatos de hierro, si no queremos recibir daño. Por último hay una serie de objetos de ataque como de curación por si nos encontramos en algún apuro.

Combate contra el papelemental de Tierra
Los combates contra jefes de nivel son un puzle con flechas.

Este sistema se complica con los bosses de nivel. Entonces las posiciones se invierten y Mario tiene que acercarse al centro mediante flechas para poder atacar. Esto, que al principio parece caótico, le ha dado mayor dimensión al juego de Nintendo, que ahora plantea combates realmente exigentes. Y sobre todo impredecibles. Por eso, en este tipo de combates el tablero se llena de algunos objetos útiles para derrotarle como círculos mágicos que deben ser previamente activados, corazones para recuperar vida o incluso unas instrucciones a modo de pistas. De todas formas, cuanto más poder tiene Mario, podrá derrotar enemigos comunes sin entrar en combate como lo hace con los monstruos gigantes de papel maché, que siempre tienen un punto débil marcado con una pegatina.

La importancia de la exploración

El combate es una fase muy concreta del juego, pero el entorno es realmente abrumador. Hay escenarios muy grandes con muchos secretos por descubrir que no están puestos por rellenar. Mario visita mundos con su propia temática y elementos que los hacen únicos. Pero en ellos siempre hay una serie de Toads que rescatar, agujeros, bloques y tesoros por encontrar. Algunos Toads desbloquean accesorios para comprar como un reloj que nos da más tiempo en los puzles de combate o un detector de Toads que avisa cuando uno de ellos está cerca.

Todo este componente coleccionable se materializa en un museo en Villa Toad en el que podemos conservar los trofeos y tesoros que encontramos. Los mundos son tan grandes, que han tenido a bien introducir puntos de guardado como en La Puerta Milenaria, así como un atajo mediante tuberías para volver a la ciudad para comprar objetos. Esta entrega demuestra sólo en las primeras horas que tiene mucho contenido, al estilo de Luigi’s Mansion 3. Cada rincón es digno de ser explorado porque hay minijuegos y otros puzles más convencionales para seguir adelante en la historia o simplemente para conseguir un tesoro.

El Parque temático de samuráis
Los escenarios son abiertos, enormes y llenos de secretos.

Resumiendo, Paper Mario: The Origami King es una propuesta diferente con mucho potencial que no se ha conformado con replicar juegos anteriores. Sabe aprovechar de la mejor manera el control por movimiento en situaciones muy concretas como los combates y ha introducido puzles de una forma muy inteligente.

Parece que Paper Mario está definiendo su propia identidad con el tiempo y The Origami King puede ser un punto de inflexión para futuras entregas. Tiene escenarios abiertos muy vistosos que potencian la exploración y sobre todo que no están vacíos. Las primeras horas de juego dan la impresión de que tiene mucho más que contar mediante nuevas mecánicas, puzles y otros secretos que nos esperan.

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.
Cerrar