Acaba con la corrupción, robando

Después de la última entrega de Persona para PlayStation 2 hemos tenido que esperar dos generaciones de consolas para que, por fin, el 4 de abril de 2017 podamos disfrutar de Persona 5 tanto en PlayStation 3, como en PlayStation 4. Esta vez nos tocará meternos en la piel de un estudiante de secundaria recién transferido a Tokio, que descubrirá el poder de su yo interior, o Persona, y decidirá usarlo para robar los deseos de los humanos y acabar así con la corrupción de sus corazones.
 
 

Como suele pasar con la mayoría de títulos nipones, las compañías primero los lanzan en Japón y, como muy pronto, al cabo de un año deciden si merece la pena que el juego salga al resto del mundo. Esto es lo que ha pasado con Persona 5, que aunque ya salió en septiembre de este año en Japón; en Europa y América tendremos que esperar hasta el 4 de abril para disfrutarlo. Sin embargo, este retraso puede tener sus beneficios, ya que normalmente las compañías de videojuegos acaban perfeccionando y mejorando sus títulos porque tiempo tienen hasta su lanzamiento fuera de tierras japonesas.

Sin embargo, con respecto a Persona 5, en Atlus y Deep Silver se han encargado de no revelar nada más allá de lo estrictamente necesario, para que todas las novedades de esta entrega sean una sorpresa. Aunque sabemos que una de las mejoras que traerá el juego con respecto al que ya se lanzó en Japón será la posibilidad de escuchar las voces de los personajes tanto en japonés, como en inglés.

Persona 5 llegará a Europa de la mano de Deep Silver, mientras que el encargado de haber sacado el juego en Japón y de llevarlo a América no es otro que Atlus, el estudio creador de este nuevo título. Como en el resto de títulos de la serie Persona, la quinta entrega de la franquicia, sexta, si tenemos en cuenta que Persona 2 se lanzó en dos partes, volverá a hacer gala de un estilo de dibujo muy trabajado y que recuerda también a otros juegos de Atlus, como por ejemplo Catherine. De nuevo en Perona 5 veremos escenas cinemáticas animadas que casarán perfectamente con el estilo de juego, y los colores rojo y negro captarán todo el protagonismo.
 
El protagonista del juego será un chico callado que acaba de empezar el segundo año de instituto y que acaba convirtiéndose en un usuario de Persona, una manifestación de la psique. Su Persona recibe el nombre de Arsene, clara referencia al famoso ladrón Arsene Lupin, que además sirve para dejarnos claro de qué va a tratar el juego. En él nos convertiremos en un ladrón de guante blanco que querrá crear un mundo perfecto a su manera de entender, acabando con la corrupción del corazón de los adultos, robando sus deseos más codiciados. Sin embargo, nuestro silencioso protagonista no estará solo, ya que a medida que avanza el juego irá conociendo a otros estudiantes que también son usuarios de Persona y con los que formará a los Phantom Thieves of Hearts, un grupo de ladrones enmascarados que deberá robar la maldad del corazón de los adultos.
 
 
Conseguiremos acabar con la corrupción del mundo mientras exploramos el Palacio, un lugar muy misteriosos que será donde nos enfrentemos con nuestros enemigos y derrotemos a los jefes finales, al más puro estilo de cualquier juego de mazmorras. Además, en el Palacio encontraremos dos tipos de mazmorras; las mazmorras que deberemos completar para ir superando la historia principal, y otras mazmorras que se generarán de forma aleatoria y que podremos resolver para obtener diferentes beneficios, como por ejemplo premios por acabar con diferentes Sombras, que son las manifestaciones de mentes o psiques reprimidas.
 
Además, en las mazmorras tendremos que resolver distintos puzles haciendo gala, en ocasiones, de una habilidad conocida como el Tercer Ojo.  Por otra parte, en el Palacio encontraremos un medidor de alerta del que tendremos que estar pendientes en todo momento, ya que si llega al máximo nos expulsaran del lugar. La mejor manera para evitar que se llene, y hacerlo descender, es sorprender y eliminar a nuestros enemigos antes de que nos vean.
 
El sistema de combate será muy similar a lo visto en anteriores títulos de la saga y se basara en combates por turnos. Sin embargo, esta vez los protagonistas del juego podrán utilizar todo tipo de armas, tanto de largo como de corto alcance. Y será a través de estas armas como convocaremos a las distintas Persona, que se verán manifestadas en las máscaras que llevan cada uno de los personajes. Por ejemplo, mientras que el protagonista lleva una máscara típica de ladrón, uno de sus compañeros, Ryuji Sakamoto, cuya Persona será el Capitán Kidd, llevará una máscara con forma de calavera. Además, para finalizar cada batalla podremos decidir si asestar un ataque devastador al enemigo o si, por el contrario, prefereimos establecer una Negociación con él para conseguir que la Sombra enemiga se vuelva una Persona aliada.
 
 
Por otra parte, durante el día podremos vivir la vida más o menos normal de cualquier estudiante de secundaria. Entre nuestras tareas estará asistir a clase, socializar, comer… Y aquí es donde realmente podremos hacer que nuestro personaje progrese. Porque al hablar con distintas personas, entre las que destacarán los llamados confidentes, podremos conseguir distintas bonificaciones para nuestra Persona, o a la hora de explorar las mazmorras. Por ejemplo, Toranosuke Yoshida, un político honrado que lleva en esta profesión más de 20 años, pero que nunca ha sido elegido, nos ayudará a mejorar nuestro don de la palabra a través de sus discursos. De forma que mientras estemos en una batalla podamos pedir dinero, objetos o negociar con nuestros enemigos.
 
Y por último, volveremos a encontrarnos a Igor, el misterioso propietario de The Velvet Room, que de nuevo, ayudará, a su manera, al protagonista.
 
 
 
 
Desde Atlus se han encargado de crear un juego que no se aleje del estilo con el que han dotado al resto de títulos de la saga Shin Megami Tensei: Persona o Persona a secas, pero que al mismo tiempo sirva como innovación a la franquicia que empezó a apartarse del rumbo de spin-off de la serie Shin Megami Tensei, con Persona 3 en 2006, gracias a los elementos de simulación social.
 
Un nuevo aliciente para jugar a Persona 5 se debe a que en esta ocasión nosotros seremos los “malos” del juego. No seremos estrictamente los antagonistas del título, pero podremos ver que los protagonistas de Persona 5 no siempre van a seguir un camino moral del todo recto. Además, el tono filosófico y de crítica de la sociedad que deja ver el juego siempre puede hacer que nosotros también acabemos por quitarnos la máscara como hacen tanto el protagonista, como el resto de sus compañeros en Persona 5.
Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…

Persona Q: Shadow of the Labyrinth

Persona 4: The Golden

alfabetajuega

La idea de convertirnos en los "malos", y todo el transfondo moral del juego

Nacho Castañón

Editor y PR en Andro4all. Licenciado en Periodismo y Comunicación Integral. Formado en El Referente, Agencia Colpisa y AlfaBetaJuega, y escribiendo sobre el mundo de la tecnología, videojuegos y deporte desde 2013. Mi perfil en LinkedIn.
Cerrar