Odisea cyberpunk

6161

El juego de acción de Bethesda regresará este año con un desarrollo más abierto, profundo y prometedor que nunca. Una aventura cyberpunk a medio camino entre Mirror’s Edge, Deus Ex y Blade Runner.

Prey 2 seguirá los acontecimientos vistos en la primera parte del juego, pero algo habrá cambiado. ¿Algo? En realidad, y exceptuando que ambos serán juegos de acción en primera persona, poco encontraremos en la secuela que recuerde al original. Pero esto no será, por lo que hemos visto hasta el momento, algo negativo. Más bien al contrario. Prey 2 promete ser una aventura de acción realmente interesante que destacará por muchos elementos distintos.

Todo empezó con un primer tráiler grabado con actores reales que aún guardamos fresco en la memoria (podéis verlo arriba). Un vuelo de avión convencional, una serie de turbulencias inquietantes y, de repente, un poderoso y violento haz de luz que parecía transportarnos a otro lugar. Hasta aquí, lo único que sabremos al comenzar la aventura. Lo demás habrá que descubrirlo poco a poco.

Durante el juego ya no manejaremos al indio Tommy, el recordado personaje de Prey. De hecho, tampoco habrá portales en Prey 2 o alteraciones gravitatorias. Todas las ideas originales parecen haber sido borradas de un plumazo para desarrollar un nuevo concepto de juego. Es cierto que habrá referencias argumentales al original, pero si alguien nos dijera que vamos a estar ante una nueva IP, posiblemente nos lo creeríamos.

Prey 2 apostará por un desarrollo distinto. Para empezar, los escenarios pasilleros del primer capítulo dejarán lugar a una vasta ciudad de estilo cyberpunk. Es más, el género cyberpunk será uno de los grandes protagonistas del juego. La influencia de obras como Blade Runner o Neuromante resultará evidente, aunque fusionada con un toque más interplanetario, posiblemente a lo Mass Effect. En cualquier caso, lo que será seguro es que Prey 2 resultará un juego abierto, en plan sandbox, que se llevará a cabo mediante misiones.

A primera vista, el juego podrá recordar al sobresaliente Deus Ex: Human Revolution. Recorreremos lugares infestados de todo tipo de alimañas, en ambientes oscuros, cargados, decadentes. Todo salpicado por constantes momentos de acción y un cuidado sistema de coberturas. Pero también otros juegos nos vendrán a la memoria el jugar a Prey 2. El primero de ellos será el injustamente infravalorado Mirror’s Edge. Los movimientos de nuestro personaje recordarán mucho a los de la ágil Faith, y podremos movernos por los edificios casi tan intuitivamente como ella. No es que Prey 2 vaya a tener tanto de plataformero, pero ir de un lugar a otro de la ciudad resultará ya toda una experiencia en sí misma mientras escalamos, saltamos y nos movemos cual Altair en primera persona.

Pero si por algo destacará Prey 2 será por su argumento. En el juego nos meteremos en la piel de un militar norteamericano llamado Killian Samuels. Un tipo duro de contundentes formas. Samuels habrá perdido la memoria y se encontrará más o menos como nosotros: sin saber muy bien dónde está, qué hacer o, sobre todo, cómo volver a casa. Y en este inhóspito y peligroso mundo cyberpunk, la única forma de sobrevivir será por las malas. Eso nos llevará a tener que realizar misiones para todo tipo de personajes, muchas de ellas muy poco éticas.

Lejos que ofrecer una trama encorsetada y lineal, Prey 2 nos ofrecerá muchas alternativas jugables. Es decir, que en función de cada momento no habrá una única manera de seguir adelante. Dependiendo de nuestra moral e ingenio podremos superar los peligros de formas muy distintas, tal y como sucedía en el ya citado Deus Ex: Human Revolution. Todavía no sabemos de qué forma afectarán nuestras diferentes decisiones en el transcurrir del juego, pero el simple hecho de poder elegir ya será algo positivo. Otra demostración más de la manera en la que Bethesda quiere innovar con cada uno de sus juegos.

Es más, Prey 2 será todo un salto hacia delante. Por eso mismo sus responsables, Human Head, no han querido estar condicionados por el primer Prey. Todo aquí será nuevo, innovador y llevará algunas ideas ya vistas en otros juegos a un nuevo nivel. Algo a lo que habrá que sumar un apartado visual muy resultón, donde destacarán los efectos y el trabajo artístico. La cantidad de criaturas que encontramos o la profundidad de los escenarios serán solo dos ejemplos de  lo mucho que sus responsables se están esforzando en el juego.

Primera impresión. A pesar de que Prey era, pese a las limitaciones de su diseño, un buen juego, Human Head está creando su secuela desde cero. Su planteamiento más abierto, estética cyberpunk y variedad de situaciones lo dejarán claro desde un principio. Pero tras este punto y aparte se esconderá una aventura intensa, absorbente y que potenciará muchas de las mejores ideas que hemos visto en los últimos tiempos en los juegos de acción en primera persona. Otra demostración más de cómo cuida Bethesda cada una de sus producciones, y una cita ineludible para este año que comienza.

Publicaciones relacionadas

Cerrar