Reencuentro con la magia del fútbol

10890

La cultura del mundo de los videojuegos deportivos tiene un hueco importante para Pro Evolution Soccer, y es que desde que llegara a PlayStation y PlayStation 2 en 2001 supuso una revolución en la simulación del deporte rey. La primera entrega de PES fue en realidad la versión japonesa de Wining Eleven 5, pero debido a problemas de licencias, había equipos y jugadores con los nombres alterados notablemente. A partir de ahí todo fue sobre ruedas y se convirtió en un fuerte competidor de FIFA.

Pero no todo fue un camino de rosas, ya que desde Pro Evolution Soccer 6 parece que Konami no ha conseguido encontrar la fórmula perfecta para desarrollar el juego de fútbol definitivo. Y es que el salto de calidad que exigen las nuevas generaciones no le sentó nada bien a la compañía japonesa. El último y más claro ejemplo del declive de Konami fue su Pro Evolution Soccer 2014, que no logró conectar con el público y supuso una precipitada ruptura definitiva. Desde entonces parece que la desarrolladora de videojuegos nipona ha estado trabajando día y noche en cambiar esto.

Uno de los principales motivos del desastre de Pro Evolution Soccer fue el motor gráfico Fox Engine. Y es que el engine es una herramienta poderosa, pero las plataformas para las que se estaba desarrollando no eran lo suficientemente potentes para hacerlo funcionar. Xbox 360 y PlayStation 3 fueron las responsables de este escabroso título, y es que el hardware de estas dos máquinas no daban el do de pecho necesario para hacer correr de manera estable el título de Konami. Algo que parecen haber solucionado con la llegada de las consolas de nueva generación de Sony y Microsoft: Xbox One y PlayStation 4.

Una vez solucionado el apartado gráfico de Pro Evolution Soccer 2015, gracias al hardware de nueva generación, los desarrolladores de la compañía japonesa se han querido centrar en la jugabilidad. Creen que en un juego de simulación de fútbol el principal punto de interés que muestran estos títulos está enfocado a la jugabilidad y al realismo. En concreto quieren ofrecer un control totalmente manual del usuario sobre el jugador en el campo. Por lo que hemos podido comprobar en las primeras demostraciones que han habilitado, podremos controlar de manera más óptima a nuestro equipo. Y es que la respuesta de los jugadores será mucho más rápida, lo que nos permitirá tomar decisiones en menos tiempo sin que parezca que somos bastante torpes a los mandos de la videoconsola.

Otro de los puntos fuertes de Pro Evolution Soccer 2015 será su variedad de movimientos entre los distintos jugadores. Muchas personas criticaban y seguirán haciéndolo, la similitud entre los movimientos que realizan los jugadores de fútbol, y es que cuando ven un partido de este deporte, con observar como andan o corren ya los diferencian, sin embargo, en los juegos todavía no se había percibido. Konami quiere personalizar cada característica de cada jugador y lo ha intentado implementar en Pro Evolution Soccer 2015. Han prometido introducir una cantidad significativa de jugadores reconocibles solo por cómo se mueven, y no estamos hablando de cinemáticas, celebraciones de goles, o animaciones de faltas…sino en cómo se desplazan en mitad del partido.


Todos sabemos que la saga de Konami no ha sobresalido nunca por las licencias. Pero con esta entrega prometen actualizar semanalmente los equipos y las alineaciones con fichajes. De momento se ha confirmado esto de manera oficial para 5 ligas: inglesa, francesa, española, italiana y brasileña. Esperemos que con esto vivamos de una manera más real nuestras competiciones virtuales, ya que es una parte importante a la hora de jugar a estos tipos de videojuegos. Además volverá el conocido modo Liga Máster y Conviértete en Leyenda, dos modos que seguro que son aplaudidos por un amplio público y fan de la saga.

No solo están intentando recopilar viejas características que le dieron la gloria a Pro Evolution Soccer, sino que también han tenido tiempo de mirar a la competencia. Y el nuevo modo de juego myClub lo demuestra. Según hemos podido saber, se tratará de un modo muy similar a lo que es Ultimate Team en FIFA. ¿Pensáis que es un acierto?

Volviendo a comentar sobre el apartado gráfico, PlayStation 4 y Xbox One verán correr a Pro Evolution Soccer 2015 en 1080p y 60 frames por segundo de manera estable. Todo un logro después de lo acontecido en la entrega anterior. En cuanto a su jugabilidad hemos podido saber que también se ha incorporado el Jinking Run, una habilidad que tendrán los jugadores para controlar el balón y generar un rápido cambio de ritmo, que nos permitirá irnos de nuestros rivales si presionamos R2 y movemos el Stick izquierdo.

No todo es de color de rosa, y es que todavía tienen mucho trabajo por delante. Hemos comentado que el panorama gráfico está resuelto en cuanto a estabilidad de frames y potencia de las máquinas, pero jugando a las demos hemos podido comprobar que el estado del césped, público y jugadores todavía tienen mucho que decir. Es posible que estén trabajando en ello en este último sprint final. Porque una de las mejoras considerables que hemos podido percibir, ha sido sin duda la inteligencia artificial, tanto de los jugadores rivales como de nuestros compañeros de equipo. Y es que se acabaron esos movimientos descoordinados entre defensa y portero: por fin podremos contemplar unos movimientos más inteligentes, ofreciendo distintas posibilidades de presionar y de salir con el balón controlado. Sin embargo, una vez llegamos arriba, nos pareció ver que la última jugada sigue teniendo como principal objetivo la portería rival, y pocas veces o ninguna veremos a nuestros jugadores desmarcándose hacia fuera, o buscando una posición de mantener la posesión antes de complicarnos la vida intentando meter un balón difícil al área rival.

Está claro que Konami quiere volver a publicar un título de la altura de PES 5 o PES 6 pero para la nueva generación, y ha querido dar mayor control del jugador al usuario que lo controla. Además, para ir terminando este avance, hemos podido enterarnos de que los desarrolladores de Konami han estado trabajando en el balanceo de los equipos y actualizando las características de estos, para que en el modo online, sobre todo en este modo, la gente no se elija a los mismos clubes y haya variedad en las grandes finales oficiales de Pro Evolution Soccer.



Con esta nueva entrega, la compañía nipona ha demostrado una cosa, y es que el feedback sirve para algo, y han querido recalcar la enorme ayuda que han recibido por parte de esa masa de gente que sigue siendo fiel a PES y ha mostrado a Konami sus diferencias y críticas hacia los anteriores títulos. Quién mejor que la gente que va a jugar al juego sabe lo que quiere. Un aplauso desde aquí a los encargados de atender las críticas, porque es algo que deberían hacer otras desarrolladoras.

Impresiones: Como mínimo hay que darle el beneficio de la duda. Hemos observado que desde PES 6 no han sacado unos títulos de la calidad a la que nos tenían acostumbrados, sobre todo en la edición anterior a esta. Pero el trabajo está demostrado y parece que las intenciones de cambiar las están teniendo. Podría decir que PES 2015 va a marcar el camino a seguir para las siguientes entregas. La competencia entre PES y FIFA es lo mejor que puede tener un aficionado a los géneros del deporte rey.

Gabi Alcober

——————————————-

Juegos relacionados:

  • Pro Evolution Soccer 5
  • Pro Evolution Soccer 6

Si te ha gustado, te gustará:

Publicaciones relacionadas

Cerrar