Impresiones de la demo de Pro Evolution Soccer 2018 – PES regresa con fuerza

 14572

Ya vamos entrando en el mes de septiembre, y para muchos, esto significa el final de las vacaciones y tener que volver a mentalizarse para regresar a las clases o al trabajo. Una difícil despedida del verano que desde Konami pretenden hacer un poco más llevadera con la demo de Pro Evolution Soccer 2018.

Porque desde el 30 de agosto podemos encontrar este primer calentamiento de lo que promete ser uno de los mejores títulos del deporte rey de los últimos tiempos. Un juego, que de primeras no ha querido adelantar demasiado de las novedades que mostrará en su última entrega, pero que gracias a este primer contacto, después de su pasada beta, ha permitido descubrir importantes cambios y modificaciones que afectan directamente al terreno de juego.

Por otra parte, también es importante la nueva versión que desde Konami han querido dar de unos jugadores y unos equipos mucho más detallados y con unas características más personales que permiten identificar perfectamente el estilo de juego de determinados futbolistas, así como las técnicas propias de cada uno de los distintos equipos disponibles en la demo.

Si la beta de Pro Evolution Soccer 2018 decidió centrarse en un terreno más competitivo, enfocado en el juego online, su demo hace totalmente lo contrario, permitiendo tomar un primer contacto con lo que será el juego offline. Para ello, puede escogerse entre dos opciones distintas, la primera, el partido de exhibición, permitirá disputar un partido rápido eligiendo el nivel de dificultad de la IA, y permitiéndonos optar entre dos de los 12 equipos disponibles.

Un modo que sirve, sobre todo, como calentamiento previo al lanzamiento del juego, para que los nuevos jugadores puedan llegar con las pilas cargadas, y los más veteranos puedan dominar las nuevas mecánicas o cambios que incluya esta edición de la franquicia de Konami. Algo que sirve para descubrir que en esta ocasión nos encontramos ante un título mucho más detallado en cualquier aspecto, que muestra un modelado más realista de los jugadores y un juego mucho más cercano al que podamos observar en cualquier partido profesional.

Otra de las impresiones que deja la demo de Pro Evolution 2018, es que todo se ha intentado tejer con gran precisión, para dar la sensación de que nos encontremos ante uno de los mejores simuladores deportivos actuales. Sin embargo, esto también tiene sus contras. Porque, aunque el regateo y el juego individual dan una sensación de fluidez e inmersión total, esta ilusión acaba rompiéndose por culpa de una IA que en algunos momentos puede llegar a poner de los nervios al jugador.

Ya que, mientras que el equipo rival parece adaptarse a nuestro estilo de juego y mostrarse más o menos compenetrado, el nuestro puede dejarnos a nuestra suerte en más de una ocasión. Ya sea evitando desmarcarse al jugar al ataque, o quedándose, tal vez, demasiado avanzados, cuando se trata de defender en nuestro campo.

Sin embargo, lo que puede dificultar en ocasiones un juego rápido, también hace que tengamos mucho más presente la importancia de jugar en equipo, y nos obligue a esperar al resto de miembros de nuestro equipo, o, por el contrario, nos lleve a optar por un juego más agresivo y a avanzar en solitario.

Otra de las novedades presentes la encontramos en el tiro a puerta, que en esta ocasión, precisará de un mayor control y ajuste por parte del jugador, ya que, en los primeros contactos con la portería contraria, veremos como, bien el balón sale con demasiada fuerza y termina sobrevolando varios metros por encima del larguero, o acaba por quedarse demasiado corto y recorrer su camino de forma suave hasta las manos del portero.

De nuevo, algo que puede verse como una desventaja, o una ventaja, ya que hará que la acogida de cada gol sea aún más efusiva, aunque también puede suponer que grandes jugadas acaben terminando de forma bastante abrupta.

Por otra parte, la demo también permite disfrutar de un partido cooperativo junto a otro jugador, de nuevo, sin opción online. Otra primera toma de contacto de la que pueden exprimirse horas y horas de entretenimiento.

En cuanto a los equipos que componen la demo, puede optarse entre 12 distintos, cada uno con sus particularidades y estilos de juego más o menos marcadas, y con una plantilla que, tal vez, necesitaría algunos ajustes por salidas e incorporaciones de última hora. Un detalle, que sin embargo el juego promete corregir con futuras actualizaciones. Por un lado, encontramos las selecciones de Alemania, Argentina y Brasil, y equipos tanto europeos como americanos, entre los que se sitúan FC Barcelona, Borussia Dortmund, Liverpool FC, Inter de Milán, SC Corinthians Paulista, CR Flamengo, CA Boca Juniors, Club Atlético River Plate y Colo Colo.

Por otra parte, la selección de estadio se reduce al Camp Nou, casa del FC Barcelona, y al Signal Iduna Park del Borussia. No obstante, la recreación de estos dos campos nos permite escoger desde el tiempo atmosférico, el momento del día en que se celebra el partido, la altura del césped, o el estado de este; pequeños cambios que afectarán de una manera u otra al terreno de juego, y harán que el jugador tenga que adaptarse a cada situación de la mejor forma posible. Además, el ambiente que se respira varia de uno a otro estadio, con cánticos, abucheos y demás, que irán cambiando para adaptarse al juego en todo momento.

Hugo Muñoz

Lo primero que puede verse en Pro Evolution Soccer 2018, es lo mucho que han cambiado las cosas desde su edición anterior. Un importante salto que afecta en gran medida tanto a nivel gráfico como jugable, y que permite a los jugadores sumergirse aún más en una experiencia cada vez más realista. Una experiencia, que a falta de pequeños ajustes de última hora, permiten la toma de contacto de un título que seguro que mantendrá a muchos pegados a la pantalla.

Sin embargo, dejando de lado todo lo que destaca de la demo, ya sea el modelado mucho más detallado de los jugadores, las animaciones o, directamente, unas jugadas más realistas, desgraciadamente, también merece especial mención un comportamiento de los jugadores que a veces puede llegar a tornarse como exasperante, cuando en ocasiones los restantes miembros de nuestro equipo permanecen impasibles ante el intento de avance del jugador, o en el momento de tirar a portería.

Porque, en esta ocasión, a no ser que presente cambios en su versión final, los tiros a portería serán más complicados de encajar correctamente, dividiéndose en la mayoría de ocasiones en dos resultados distintos; bien un chut demasiado alto, o bien uno demasiado suave que acaba recogiendo el portero. No obstante, esto también tiene su lado positivo, y es que ahora ya no será tan fácil marcar gol, por lo que Pro Evolution Soccer 2018 nos retará a ir progresando y mejorando nuestro juego.

 

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Saga Pro Evolution Soccer
 
 
En esta ocasión se precisará de un control mayor al tirar a puerta.

Cerrar