Aspirante a leyenda

9276

Tras una larga espera por fin está a punto de estrenarse este nuevo juego de la saga que, como su antecesor, aspira a ostentar el título de mejor plataformas de la generación.

El desarrollo de Rayman Legends ha sido tan largo como truculento. No tenéis más que echarle un vistazo a los avances que hemos realizado del juego en AlfaBetaJuega en todo este tiempo. Porque aunque en principio iba a formar parte del catálogo inicial de Wii U, su lanzamiento fue retrasándose hasta este verano perdiendo por el camino incluso la exclusividad de la consola de Nintendo.

Malas noticias para ‘la gran N’, pero excelentes para el resto de los mortales porque una obra de arte así merece ser disfrutada por todo el mundo. También por los usuarios de PlayStation 3, Xbox 360 y PS Vita, los últimos en sumarse al carro del nuevo Rayman.

Empezamos desde el principio catalogándolo de ‘obra de arte’ porque en Ubisoft han hecho un trabajo excelente. No sólo a nivel visual, donde el renovado motor UbiArt se exhibe en todo su esplendor ofreciéndonos un espectacular cúmulo de bonitas animaciones, cuidados juegos de luces y sombras y maravillosos escenarios, sino también a nivel sonoro (su música os enganchará) y de jugabilidad.

Porque si hay algo que caracterizó a Rayman Origins es su facilidad a la hora de ponerse a jugar y controlar todas las técnicas, algo que lo hace accesible para todo tipo de públicos. Sin embargo, completar Rayman Legends no será tarea sencilla. Tal y como ocurrió con el juego anterior, harán falta muchas horas de entrenamiento para finalizar con éxito una aventura en la que el argumento es lo de menos.

Lo importante aquí es la diversión, tanto en solitario como en cooperativo, faceta que exprimirá al máximo sus 120 niveles. Porque para superar numerosos obstáculos hará falta la ayuda de un compañero. Sobre todo de Murfy, al que controlaremos en determinados momentos con la ayuda del GamePad en Wii U, de la pantalla en PS Vita o de un botón en PlayStation 3 y Xbox 360.

Radica aquí el que quizá sea el mayor inconveniente del juego. Ubisoft comenzó a desarrollarlo pensado únicamente en Wii U, por lo que no ha sido sencilla la conversión a otras consolas, especialmente a las más veteranas. ¿La razón de su pérdida de exclusividad? Ubisoft lo dijo hace unas semanas, las escasas ventas de la nueva consola de Nintendo.

En PS Vita han solventado el problema gracias a las posibilidades táctiles que ofrece su pantalla (un jugador utiliza los controles tradicionales con el personaje principal mientras el otro maneja a Murfy con la pantalla), pero en las versiones de sobremesa es donde se nota unos controles del personaje más forzados. En ocasiones llegará a resultar bastante incómodo y echaréis de menos no tener más dedos en la mano o incluso una mano más.

Pero esta pequeña pega se compensa con lo que ofrece Rayman Legends. La compañía lo califica como “el más grande de la saga” y no les falta razón. Empezando por la mayor duración de un modo principal dividido en leyendas (Fiesta de la Muerte, Olympo, Toad Story…) que no será necesario jugar de forma lineal, sino que tendremos la libertad de saltar de una a otra de acuerdo a nuestras apetencias.

A esto hay que sumarles los niveles musicales contra el reloj, que esta vez van aparte y que os obligarán a exprimir al máximo vuestra capacidad de sincronización, y un adictivo modo que os hará pasar horas y horas retando a vuestros amigos: el Kung-Foot.

No es más que un partido para cuatro jugadores en el que se mezclan el kung-fu y el fútbol. Los Rayman, Globox, Teensie y Bárbara se enfrentan en vertiginosos encuentros en los que gana la pareja que meta más goles. Y no importan los medios para conseguirlos… Todo vale. Su mecánica es siempre la misma, pero nunca llegará a pareceros repetitiva porque lo interesante aquí es ‘patearle el culo’ a tus amigos.

PRIMERA IMPRESIÓN: El listón dejado por Rayman Origins estaba muy alto, pero parece que esta nueva entrega no tendrá que esforzarse mucho para superarlo. Sus grandes armas son una mayor duración, más variedad en sus modos de juego, alguna que otra innovación en su jugabilidad (sobre todo en Wii U) y el espectacular apartado visual que nos maravilló anteriormente. En definitiva, la mejor prueba de que los videojuegos, además de divertir, también pueden ser considerados como arte.

José Carlos Naranjo

——————————————————————————————————————

Juegos relacionados:

Rayman Origins

New Super Mario Bros. 2

No te quedes sólo en el juego:

Canción: ‘Jump’, versionada por la serie Glee 

Cerrar