Carreras de bolsillo

La conocida serie japonesa de velocidad calienta motores para el estreno de Vita. Y lo hace con un juego sencillo, básico, pero muy arcade y que saldrá más barato de lo habitual.

Da la impresión de que la veterana serie Ridge Racer no quiere perderse nunca el lanzamiento de una consola portátil. Algo que se volverá a demostrar de nuevo con la llegada de Vita. Como es habitual, la esperada portátil de Sony tendrá su nueva entrega de la serie, que llegará cargada de velocidad arcade y emociones fuertes.

En esencia, este Ridge Racer mantendrá intactas las bases habituales del juego. Es decir, una jugabilidad nacida en los salones recreativos, donde tendremos que pisar el acelerador al máximo y tomar las curvas lo mejor posible para superar a nuestros rivales. Sin grandes complicaciones ni controles exigentes. Un espíritu cien por cien clásico en el que simplemente tendremos que esforzarnos por aprender a dominar la forma de derrapar lo mejor posible. Más que nada porque en este técnica temeraria de conducción estará la llave para ganar las carreras.

Lo dicho, hasta aquí lo mismo de siempre. No obstante, este Ridge Racer para PS Vita resultará diferente, y es precisamente su singularidad lo que está haciendo que se levanta algo de polémica en torno a él.

Para que os hagáis una idea, el juego ofrecerá un contenido “básico”, por así decirlo, y a un precio reducido que rondará los treinta euros. Vamos, algo más barato de lo que serán la mayoría de juegos programados para Vita. ¿Y a qué nos referimos con “básico”? Pues que el juego solo ofrecerá de salida tres circuitos y cinco vehículos entre los que elegir. De salida, porque la idea de Namco es sumar otros nuevos a través de contenido descargable.

A decir verdad, parece una propuesta algo escasa, en origen, a pesar de que cada circuito vaya a poder jugarse también de manera inversa (en ambas direcciones). En cualquier caso, el juego ofrecerá varios modos, empezando por una opción para un jugador en la que tendremos que ir superando diferentes carreras. A medida que las ganemos, además, podremos mejorar distintos aspectos de nuestro vehículo. Algo que nos permitirá diferenciarnos del resto, ya que, por lo visto hasta la fecha y más teniendo en cuenta que será un juego arcade, los cinco coches serán muy parecidos entre sí.

Pero además de este modo principal, también podremos llevar a cabo partidas multijugador, en las que nos veremos las caras con otros usuarios. Es más, la propia Namco ya ha sugerido en varias ocasiones que esta será el principal reclamo del juego y la que posiblemente más horas de diversión nos ofrezca. En este sentido, la serie si será distinto a lo que estamos acostumbrados.

A nivel gráfico, el título promete presentar un buen aspecto, si bien tampoco creemos que vaya a suponer ninguna revolución en el catálogo de PS Vita. Tanto los coches como los circuitos contarán con unas textura dignas, pero muy similares a las ya vistas anteriormente en PSP o Nintendo 3DS. La sensación de velocidad y la estabilidad, eso sí, serán tan buenas como siempre dentro de la serie.

Primera impresión

Namco intentará, con su nuevo Ridge Race, saciar las ansias de velocidad de los futuros usuarios de PS Vita. Ya se sabe, quien golpea primero golpea dos veces. Pero lo cierto es que no estaremos del todo ante una entrega convencional de esta serie arcade. Pese a presentar la jugabiliad de siempre, encontraremos en ella un lanzamiento algo falto de contenidos -cinco coche y tres circuitos- que sus desarrolladores irán aumentado después. Aunque también es cierto que saldrá a un precio reducido.

Publicaciones relacionadas

Cerrar