Impresiones de Ring Fit Adventure – Una nueva forma de jugar

Nintendo reinventa el género con una propuesta muy divertida.

ringfit adventure nintendo switch Cuando hablamos de innovación, hablamos de Nintendo. La veterana compañía siempre está estudiando nuevas maneras de entretenimiento electrónico y cómo llevar los videojuegos a otro nivel. Hoy hemos probado Ring Fit Adventure durante dos horas y nos hemos ahorrado el gimnasio. Pero teníamos especial curiosidad por saber cómo funciona el Ring-Con y cómo están implementadas las mecánicas para que los movimientos no se sientan artificiales en esta loca propuesta. Y nos ha sorprendido gratamente porque es muy fácil empezar a jugar y pillar todo lo que puedes hacer con el anillo. Ring Fit Adventure se lanza el próximo 18 de octubre y ya en el nombre encontramos los tres conceptos por los que ha apostado.

Por primera vez en Nintendo Switch tenemos una herramienta que nos va a hacer sudar sin darnos cuenta. Al menos en la primera media hora. El Ring-Con tiene unas agarraderas que se pueden quitar para lavarlas y que hace que sea muy cómodo jugar con ello durante horas. No obstante, será el cuerpo quien te pida descansar, ya que el juego utiliza los ejercicios más básicos para convertirlos en mecánicas del juego. Por eso es Fit, pero como decíamos anteriormente cada rutina se utiliza de forma muy inteligente, convirtiéndolas en las principales habilidades de nuestro personaje.

El último término nos habla de una aventura y es relevante porque Nintendo tenía claro desde un primer momento que la experiencia de juego era lo más importante. ¿Lo ha conseguido? Veamos. Ring Fit Adventure nos presenta una historia donde controlamos a una chica o chico que encuentra un anillo mágico. Viajará a través de muchos niveles en un mundo de fantasía donde le aguardan enemigos y un jefe final. Nos ponemos el Joy-Con izquierdo en la pierna mediante una cinta y el otro mando en el conector del Ring-Con para que reconozca todos nuestros movimientos. El juego se adapta al ritmo de cada jugador. Por tanto, no exige un nivel inicial y hay muchas opciones para ajustar la exigencia o dificultad del juego en base a tus posibilidades.

Combates por turnos

Así que el juego registra nuestra manera de correr, tanto lenta como en sprint, para que nuestro avatar responda perfectamente a nuestros estímulos. Y lo hace de maravilla. Cada nivel se recorre trotando por un mismo raíl, subiendo escaleras o saltando plataformas mientras recogemos monedas y otros objetos como ingredientes o coleccionables. La velocidad la marcamos nosotros y al final de cada escenario aparece un resumen de las calorías que se queman o el tiempo que hemos tardado en llegar a la meta, con lo que se pueden repetir los niveles para superar nuestra marca personal. El personaje tiene progresión y gana experiencia no sólo en los niveles, sino también en los combates.

Captura de Ring Fit Adventure

Cuando encontramos un enemigo, se carga una arena de combate por turnos en la que haremos uso de nuestras habilidades para derrotarle. Así que le podremos hacer daño mediante sentadillas o cualquier movimiento que tengamos disponible. Al principio serán enemigos fáciles, pero en cuanto avancemos la historia se complicará más, obligando al jugador a hacer más repeticiones y elegir bien los ataques porque tienen un tiempo de enfriamiento. Según avancemos aprenderemos otros movimientos y podremos intercambiarlos para llevar una especie de build determinada. El personaje tiene ataque y defensa, así que al final del mismo ganaremos puntos en estos dos atributos. La defensa también se lleva a cabo con el Ring-Con situándolo en el abdomen y apretando, pero si los monstruos nos hacen daño perderemos vidas.

Jugabilidad adaptada a cada persona

Es entonces cuando entra en juego un factor más estratégico por el que podemos tomar batidos que favorezcan nuestros ataques o simplemente que recuperen vidas. Posiblemente sea lo que menos hemos utilizado, pero es una adventencia de cómo se complicarán los combates más adelante. La duración estimada del juego son unos 4 o 5 meses dedicando sólo media hora al día. Ring Fit Adventures está hecho para todo tipo de público, pero no para estar muchas horas. Al fin y al cabo, se hace mucho ejercicio físico e incluso el juego nos permite consultar nuestras pulsaciones al terminar cada fase. Como siempre hay que jugar con responsabilidad y Nintendo lo advierte continuamente.

Captura de Ring Fit Adventure

Por último, Ring Fit Adventure también tiene desafíos, minijuegos y series al margen del modo Aventura mucho más rápidos y basados principalmente en los ejercicios básicos. Aquí se ejercita todo el cuerpo, pero tú eliges qué quieres trabajar. Los desafíos son perfectos para picarse y conseguir superar las marcas. Por ejemplo, hicimos un ejercicio de pectorales en el que hay que presionar el Ring-Con cuantas veces podamos en un tiempo determinado. Lo que nos permite pensar que esta forma nueva de entender el fit gaming apuesta también por la rejugabilidad.

En cuanto a los minijuegos, probamos dos estilos muy diferentes. Uno es el taller de alfarería, especialmente difícil, que trata de moldear una vasija en un torno mediante sentadillas y precisión a la hora de apretar el Ring-Con para darle forma. Sólo nos faltaba Patrick Swayze detrás, aunque esta experiencia no fue especialmente romántica. Y el otro minijuego fue muy divertido, ya que consistía en golpear robots que salen de tuberías apretando o estirando el anillo. Reflejos, fuerza y velocidad. Lo tiene todo.

Una experiencia completa y divertida

Nintendo ha aprendido de experiencias pasadas para conseguir un producto Fit mucho más completo. Ha aplicado el sentido común para darle más valor a la aventura con mecánicas que nos obligan a utilizar todo el cuerpo. Pero con mucho criterio. Ahora tenemos un personaje, una historia y una progresión detrás de los ejercicios más básicos de gimnasio. Hay un sistema de combate por turnos, lo que justifica hacer series para trabajar partes del cuerpo, combinándolo con minutos de cardio al ritmo que cada jugador se exija. Es sorprendentemente fácil adaptarse a los controles de Ring Fit Adventure, además del Ring-Con.

Jugador con Ring Fit

Este periférico es cómodo, ligero y reconoce todos nuestros movimientos aprovechando las características de los Joy-Con. Pero también suma a la experiencia sus propios sensores de movimiento, consiguiendo un resultado excelente a nivel jugable. Nos hemos quedado con ganas de seguir descubriendo este mundo fantástico, pero hasta entonces nos parece una propuesta con mucha personalidad y con cierta rejugabilidad, dependiendo de la experiencia que busques. Nintendo le ha dado un enfoque mucho más acertado para satisfacer a los jugadores que buscan divertirse mientras hacen deporte.

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.
Cerrar