El sandbox más gamberro

8716

El sandbox más macarra y gamberro del mercado se prepara para seguir haciendo de las suyas. ¿Quieres saber cómo? Pues sigue leyendo.

Si algo ha caracterizado a la franquicia Saints Row ha sido su incorrección política. Algo muy de agradecer en unos tiempos donde la mojigatería se ha instalado entre nosotros esterilizando la sociedad. ¿Golpear a un enemigo con un consolador morado? Sí, en el juego de Volition era posible.

Por eso mismo es de agradecer que, pese a la desaparición de THQ, la saga siga adelante y ya se haya confirmado una cuarta entrega. Algo que era de prever tras el éxito de su tercera parte. ¿Y qué línea seguirá? Pues al mal tiempo buena cara. Saints Row IV seguirá ofreciendo diversión bizarra mientras se carcajea de la supuesta trascendencia de títulos como GTA.

Lo imposible formará parte del título a todos los niveles. Sus desarrolladores, Volition, lograron abrir la caja de Pandora, y no están dispuestos a volver a cerrarla. Todavía no se conocen todos los detalles de su nueva aventura, pero sí muchos de ellos. Por supuesto, seguirá siendo una sandbox de desarrollo abierto en el que todo podrá suceder.

Y no lo decimos por tirar de tópico, palabra, será así. Si la tercera parte ya era un batiburrillo imposible, esta promete no dejar títere con cabeza. Por ejemplo, dándonos poderes de superhéroe para, al más puro estilo inFamous, poner la ciudad a nuestros pies.

Tendremos todo tipo de habilidades, como volar a correr a gran velocidad. Pero como sucede siempre en esta saga, olvidaos de la solemnidad de la serie de Sucker Punch. En lugar de eso nuestro potencial nos permitirá hasta llegar a ser presidentes del país. ¿No nos creéis? Pues sabed que lo han confirmado los propios desarrolladores.

Saints Row IV será un título que no se  tomará en serio a sí mismo. Una parodia de parodias, pero con una jugabilidad absorbente. Una obra pensada para divertir y sacarnos una sonrisa sin más.

Todo ello mientras recorremos la ciudad, congelamos a sus habitantes al más puro estilo Sub-Zero, damos patadas imposibles como si se tratara de una cinta de artes marciales hongkonesa u obligamos a los enemigos a ponerse a bailar. Sí, tan disparatado como suena. ¡Hasta podremos hacer crecer la cabeza de los enemigos hasta que esta explote!

El grado de personalización del título seguirá siendo enorme. No solo podremos dar forma a nuestro personaje, sino también a sus armas y poderes, creando un protagonista totalmente único.

 

Pero además el lanzamiento seguirá teniendo esa apariencia estética singular, a medio camino entre el convincente realismo de los sandbox y  golpes de efecto (o de humor) tan inesperados como divertidos. Es decir, disfraces, pinceladas de erotismo (siempre desde el sentido del humor) e imitación de éxitos que rápidamente reconoceremos.

Por si todo esto fuera poco (que ya os decimos que no), tampoco los extraterrestres faltarán a la cita. Para darle un toque aún más loco al asunto, Volition incluirá alienígenas, a los que tendremos que eliminar. Aunque también nos servirán de cierta ayuda, porque gracias a ellos conseguiremos armas y vehículos impensables hasta el momento.

Tanto gamberrismo no quiere decir, no obstante, que Saints Row 4 no se esté tomando totalmente en serio. Sus gráficos, pese a seguir la línea marcada por la tercera parte, seguirán mostrando una calidad considerable, sobre todo en las animaciones de los personajes o la ambientación de la ciudad. Recordemos que ya The Third mostraba muy buenas maneras.

Primera impresión. Como comentábamos antes, aún es pronto para conocer todos los detalles de Saints Row 4. Pero lo que sí os podemos asegurar es que estamos muy contentos de tener a este título de vuelta. Un videojuego que se burla del lenguaje de los videojuegos, que apuesta por la diversión más macarra sin ningún tipo de complejo. Y eso, es los encorsetados tiempos que corren, es tan necesario como el comer.

———————————————————————————————————————————

Juegos relacionados

Saints Row The Third

GTA, la saga

No te quedes solo en el juego

Película: Hancock de Peter Berg

Canción: Hollyweird de Poison

Publicaciones relacionadas

Cerrar