Generaciones cruzadas

La popular mascota de SEGA celebra su veinte aniversario, y lo hace con un título en el que se homenajea a sí misma. Pasado, presente y futuro, se funden en el Sonic más esperado de los últimos años.

Las comparaciones en el mundo de los videojuegos son inevitables y frecuentes. ¿Quién no ha dicho alguna vez eso de que “Sonic ya no es lo que era” o cosas por el estilo? No en vano el erizo cumple ya veinte años de historia, desde su tierno nacimiento en MegaDrive y Master System. Pues bien, esta vez SEGA nos lo va a poner en bandeja: una aventura en la que Sonic recorrerá su propia historia; y claro, lo hará como mejor sabe: a ritmo de plataformas.

Veinte años no son nada

Hace bastante tiempo que SEGA venía buscando la forma más adecuada de celebrar el vigésimo cumpleaños de su personaje más conocido y emblemático. Y hay que reconocer que finalmente se han decantado por una idea aparentemente infalible: repasar en un solo juego toda su recordada historia. Pero en lugar de decidir llevar a cabo un recopilatorio (otro más, puesto que ya existen varios), finalmente la compañía japonesa lo ha enfocado en forma de una nueva aventura.

La historia comenzará con una curiosa amenaza para el mundo de Sonic, unos agujeros en el tiempo que, ya de paso, nos permitirán viajar por distintas épocas. Para poner freno a esta peligrosa anomalía, Sonic se aliará con un personaje realmente singular: ¡él mismo! Pero su versión del pasado; esa en la que el héroe todavía no había dado el estirón y era más rechoncho y regordete. Sí, la forma en la que lucía en las consolas de ocho y dieciséis bits.

¿Y qué nos permitirá esto? Pues principalmente poder jugar en la piel de ambas versiones del personaje. De esta forma, cada Sonic contará con sus propias características, ya que su versión original aún no conocerá muchos de los movimientos que sí viene empleando en las entregas modernas. Pero no solo eso: en función de por cuál de los dos nos decantemos, los niveles tendrán un estilo 2D o 3D. Así SEGA nos permitirá experimentar cada una de las etapas de su mascota con todo detalle. 

Y no lo decimos por decir, ojo, puesto que visitaremos lugares sacados de las aventuras más importantes del erizo. Principalmente el juego de dividirá en tres: los mundos clásicos de la nostálgica época de Mega Drive y Master System, el glorioso paso de Sonic por Dreamcast y el presente (es decir, Sonic Colors, Unleashed, etc.). Vamos, que los fans más acérrimos al personaje van a estar encantados. Y la fidelidad a la hora de recrear estos escenarios promete ser absoluta. Sin ir más lejos, la ya mítica zona de Green Hill será un calco de la versión de MegaDrive (hasta los objetos secretos estarán en los sitios originales, poniendo a prueba nuestra memoria).

Por lo tanto, su mezcla de dos y tres dimensiones, el variado desarrollo que promete y, sobre todo, la aparición del Sonic original, el clásico, hacen que vislumbremos un juego muy especial. Está claro que SEGA ha dado en la diana y nos ha tocado la fibra sensible. Ojalá el resultado final sea tan emocionante como parece.

Publicaciones relacionadas

Cerrar